• dlcchivilcoy

Ing. Antonio Martín “La cantidad de hectáreas no varía demasiado entre soja y maíz, actualmente pued


En las últimas semanas las buenas condiciones climáticas han permitido una muy buena evolución de los cultivos de cosecha gruesa en nuestra zona, y en casi toda el área productiva.

La condición del maíz temprano con destino a grano comercial continúa evolucionando favorablemente, y gran parte de los lotes se encuentran iniciando o atravesando el período crítico para la determinación de rendimiento (plena floración).

El panorama para la soja, ya avanzada la siembra, que alcanza un 85% de cobertura a nivel nacional.

Por otra parte, la cosecha de trigo va finalizando, sobre todo en el sur y oeste de la provincia de Buenos Aires, con interrupciones a causa de las tormentas registradas en la última semana del año pasado.

TRIGO

En tal sentido, el Jefe de la Agencia Local del INTA, Ing. Antonio Martín expresó: “En nuestra zona la cosecha finalizó con algunos contratiempos por las lluvias caídas en ese momento con alguna tormenta, granizo que cayó pero ese período terminó y los resultados en líneas generales fueron dentro de una campaña normal con algunos rendimientos un poco por debajo de aquello que algún productor esperaba con 2.600 o 2.800 kilos por hectáreas.

Asimismo, rendimientos un poco más alentadores de alrededor de 5 o 5.500 algún lote e incluso 5.600 pero la generalidad estuvo entre los 4, 4.500, 4.200 en esos números. Es una campaña relativamente buena y considero que la mayoría está conforme.

Hay varios factores que pueden incidir en un rendimiento mayor o menor desde la calidad del lote que se elige para llevar adelante el cultivo, algún episodio climático que haya tenido en el período del desarrollo del cultivo perjudicando un buen crecimiento y desarrollo.

Además están las enfermedades sobre todo mancha amarilla que este año fue de detección temprana afectando a los cultivos en mayor o menor medida que obligó a realizar más de una aplicación de fungicida, luego roya anaranjada en el momento de fin de macollaje, inicio de floración del trigo.

Asimismo algún problema que puede obedecer a alguna presencia de fusarium en la espiga porque no nos olvidemos que durante el período de floración también hubo lluvias frecuentes en ese momento y de acuerdo al ciclo de cada variedad pudo generar que haya posibilitado el desarrollo de fusarium en algún lote que incide después también en el rendimiento.

También la aplicación de fertilizantes que se puede haber estado realizando aunque estimo que ya actualmente la mayoría es consciente y sabe que para obtener buenos rendimientos en trigo es necesario aplicar la tecnología adecuada y la cantidad de fertilizantes no es menor la que debe agregarse.

Algunos rendimientos inferiores a los 3 mil o alrededor de 3 mil kilos se deben a una combinación de factores que pueden estar entresuelo, enfermedades, fusarium, baja temperatura y ahí puede estar la explicación.

La expectativa era tener una campaña buena, el invierno fue beneficioso debido a que fue frío y si bien en el inicio de la siembra hubo algunas dificultades porque también llovió en los meses de junio y julio con una situación de exceso hídrico, luego tuvimos un invierno relativamente frío con varias heladas superando las 20 en esta campaña tomando temperaturas por debajo de 1,5º o 2º que se puede contar como helada en el campo a nivel del suelo.

El invierno fue favorable para el cultivo de trigo, luego de iniciada la primavera también y algunas precipitaciones por encima de lo normal durante el período de floración que puede haber provocado el desarrollo de enfermedades pero en general fue una buena campaña buena para el trigo y la cebada también aunque en nuestra zona tenemos un 80 por ciento de trigo y un 20 por ciento de cebada.

ANALISIS

Hasta el 31 del corriente mes se recepciona en la agencia local del INTA, ubicada en el edificio de SENASA, calle Carlos Ortiz, esquina Florentino Ameghino, en el horario de 8 a 14, las muestras de trigo cosechado en el partido de Chivilcoy en la reciente campaña. Los parámetros que se determinan son: Peso Hectolítrico, Humedad, Proteína y Gluten. El productor deberá aportar los siguientes datos: Variedad, dosis de nitrógeno utilizada, si se aplicó fungicida durante el cultivo, cantidad de toneladas que representa la muestra, y rendimiento.

Por tercer año consecutivo se lanzó un servicio de análisis gratuito de calidad de trigo. Esta herramienta fue creada por el ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, la Secretaría de Agroindustria nacional y las cámaras arbitrales de trigo de Buenos Aires y Bahía Blanca

“Recolectamos alrededor de 35 a 40 muestras. La posibilidad de acercarse permanece abierta hasta el 31 de enero para que los productores se acerquen y lleven a la agencia del INTA para hacer el análisis gratuito sería bueno que los productores la aprovechen. Es una interesante oportunidad gratuita para los productores”, señaló Martín.

MAIZ

“El maíz está excelente, observamos que tiene un muy buen desarrollo favorecido por la temperatura, disponibilidad en el suelo, ya en período crítico atravesando el de floración, cuajado de grano, sin restricciones con respecto al ambiente”, comentó Martín.

SOJA

En relación a este cultivo, Martín manifestó: “La soja tiene una situación diferente en el sentido que hubo algunas dificultades en la emergencia por problemas de sanidad en la semilla fundamentalmente, luego también a causa de las abundantes precipitaciones”.

“Lluvias de fuerte intensidad que produjeron algún planchado en el suelo que dificultaron también la emergencia asociado a estas condiciones de semillas de regular calidad que obligaron a resembrar algunos lotes lo mismo que en soja de segunda teniendo que apelarse a alguna resiembra también pero sobre todo por cuestiones de encharcamiento y lluvias excesivas”.

Ahora las últimas lluvias que parecían ser excesivas terminaron siendo un episodio favorable porque en definitiva llovió alrededor de 50 a 55 milímetros sin generar ningún tipo de inconveniente.

La soja está mejorando, está repuntando, los lotes sembrados temprano en inicio de floración y en la medida que tangamos días con buenas temperaturas, con buena radiación, los cultivos evolucionarán favorablemente.

La cosecha gruesa pasada fue muy complicada por el período amplio de sequía, recién empezó a llover el primero de abril, los maíces no defraudaron tanto y la soja estuvo un poco por debajo de otras campañas normales.

Estimo que esta campaña dará revancha en tal sentido, en la posibilidad de recuperar los rendimientos propios de la zona porque los productores tratan de incorporar la mejor tecnología para los cultivos y a medida que acompaña el clima se logran rendimientos importantes porque en la 2.016/17 hubo rendimientos de maíz muy importantes que superaron incluso los 15 mil kilos por hectáreas y no es descabellado pensar que en esta campaña puedan alcanzarse esos valores sobre todo con los cultivos atravesando el período crítico sin ningún tipo de inconvenientes.

Tradicionalmente era una zona maicea pero a medida que fue introduciendo la soja y ganando protagonismo a partir de la soja RR y el uso de glifosato para el control de malezas que simplificó muchísimo el control del cultivo ganó protagonismo convirtiéndose en el cultivo estrella relegando a los demás.

Actualmente sigue la soja manteniendo ese liderazgo aunque no con tanta supremacía porque tanto los cultivos de invierno y de verano en gramínea como en el caso del maíz están recuperando superficie a partir del potencial de rendimiento en los materiales. Una campaña que aparenta no tener imitaciones desde el punto de vista hídrico puede generar valores o resultados con maíz que pueden ser muy importante para hacer una muy buena diferencia.

La cantidad de hectáreas no varía demasiado entre soja y maíz actualmente puede existir una variación de un diez por ciento máximo”.


0 vistas

Contacto: