• dlcchivilcoy

Adela Rosa Ramos “No es justo trabajar durante 30 o 40 años de nuestras vidas para terminar cobrando


La Comisión Directiva Provisoria del Sindicato de Trabajadores Pasivos, Delegación Chivilcoy, quedó conformada, en la reunión que se llevó a cabo el pasado jueves, en el Centro de Formación Profesional N° 401.

En tal sentido entrevistamos a la señora Adela Rosa Ramos que acerca de la conformación de la Comisión Provisoria, destacó: “No me esperaba encontrar con compañeros jubilados tan inteligentes. Me llevo algo para seguir luchando porque los jubilados somos descarte”.

“Sinceramente en mi caso no la pasó tan mal porque tengo a mi hija, tengo la mínima pero sola no podría vivir: no tendría gas, no tendría energía eléctrica, no tendría agua, no tendría teléfono fijo porque no podría afrontar económicamente los servicios”, consignó.

E indicó: “No solamente la problemática es no poder pagar los servicios sino optar entre abonarlos o comer, lógicamente tampoco pagar impuestos con alrededor de $ 8 mil y una canasta básica que debe rondar los $ 40 mil”.

“Los remedios son carísimos, aumentaron el 500 por ciento y además nos quitaron medicamentos a la mayoría de los jubilados, a mí me quitaron dos que tenían la cobertura completa. Algunos jubilados tampoco pueden abonar el 50 por ciento en los medicamentos”, señaló

Asimismo, enfatizó: “No es justo trabajar durante 30 o 40 años de nuestras vidas para terminar cobrando una miseria y para vivir en la miseria. Al jubilado que no tiene un familiar que lo atienda, una familia que lo asista, se le hace muy complicado poder subsistir”.

“Es imposible poder pensar en hacer un viaje, en la recreación porque todo el poco dinero que percibimos tiene que destinarse a la comida, a los medicamentos, a vestirnos”, agregó.

Seguidamente, subrayó: “Hay que seguir luchando igualmente sino no hay posibilidades de nada. Solicitamos a más jubilados que se acerquen, que no tengan vergüenza, que no sientan temor porque sí es política pero también es política ir a la carnicería, es política concurrir al supermercado, cuando hacemos la comida también es política porque no te alcanza, porque te falta algo y no hay dinero para comprarlo”.


0 vistas

Contacto: