• dlcchivilcoy

Verónica Russo “Continuará avanzando para finalizar la parte estética, el aspecto de seguridad se en


El Consejo Escolar de Chivilcoy a través de su presidente, profesor José Luis Ghiglieri, y la responsable del área de Infraestructura, Sandra Martínez junto a otros actores explicaron nuevamente los trabajos realizados en las aulas de la Escuela Normal en función de la seguridad de docentes, alumnos y toda su comunidad educativa, aunque adelantaron lo proyectando en relación a la continuidad de obras en el mencionado establecimiento educacional.

“Buscamos asegurar los salones porque de a poco iban apareciendo desprendimientos del yeso en los diferentes techos de la escuela. En este verano la Municipalidad nos dio un dinero importante para poder asegurar la estadía de los alumnos dentro de las aulas”, recordó Ghiglieri.

Y agregó: “Se colocó una malla metálica avalada por los arquitectos de la Provincia de Buenos Aires. Se intervinieron 21 salones con tres dependencias, con dos direcciones, una preceptoría y una secretaría”.

“Un primer paso importante, que no queda lindo estéticamente pero se ve el trabajo de la seguridad aunque ahora se realizará la segunda etapa, al recibir dinero del fondo educativo que estará llegando este año, estará orientada al cielorraso de todos los salones con la iluminación en el techo para que puedan estar los alumnos mucho más cómodos”, señaló Ghiglieri.

Asimismo acotó que también se arreglarán algunos pisos que se encuentran bastante deteriorados.

“Hay que seguir atendiendo a una escuela que tiene muchas necesidades y a través de los años se fue deteriorando”, remarcó.

Además, invitó a: “Cualquier padre que tenga dudas se acerque al Consejo o incluso si nos llaman concurrimos a la escuela y les explicamos aquello que se hizo, con qué calidad de material y el control respectivo”.

“Estamos atentos a cualquier intercambio de ideas y de diálogo para poder tener un buen año 2.019 dentro del establecimiento”, finalizó.

Por su parte, la arquitecta Verónica Russo expresó: “Ante inquietudes que habían surgido en la comunidad, se consultó a la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar, a la que pertenecemos, pedimos el asesoramiento de un ingeniero encargado en esta clase de situaciones”.

“Hicimos un relevamiento de la escuela, observando los cielorrasos que estaban en malas condiciones y se optó por poner una malla, una medida que habíamos tomado, el ingeniero manifestó que estaba bien realizado el trabajo porque había que priorizar la seguridad sobre todas las cosas y así evitar desprendimientos del cielorrasos, no de cubierta”, explicó.

E indicó: “Se realizó la primera etapa sobre las 24 aulas y continuará avanzando para finalizar la parte estética porque el aspecto de seguridad se encuentra cubierto, al colocarse esta malla de protección no existe ninguna posibilidad de desprendimiento en todo el sector del aula”.

“Fue un gran esfuerzo desde el Consejo Escolar realizar estas tareas en momentos que no interfirieran con el ciclo lectivo, un trabajo que comenzó a fines del año anterior y se trató de terminar antes del 6 de marzo para que no haya interferencias en el dictado de clases”, subrayó.

Por último, comentó: “Cuando se tengan los fondos disponibles iremos tomando por sectores e ir avanzando sobre las aulas que sean más prioritarias para poder dejarlas en condiciones estéticas porque en realidad la seguridad se encuentra cubierta”.


0 vistas

Contacto: