• dlcchivilcoy

Pablo Abramovich “Deben ofrecer un aumento salarial digno para los 600 mil estatales de la provincia


La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) se suma al paro general del 29 de mayo. También parará y movilizará a la Ciudad de La Plata el jueves 30, a fin de reclamarle a la gobernadora Vidal la urgente convocatoria a paritaria. Tal como había sido decidido en las asambleas realizadas la semana pasada, la Asociación Judicial Bonaerense se sumará al paro general del próximo 29 de mayo. En línea con lo resuelto por la Federación Judicial Argentina y las centrales de trabajadores de nuestro país, la medida de fuerza expresa el rechazo a las políticas de ajuste impuestas por el gobierno nacional y los gobiernos provinciales que deterioran día a día las condiciones de vida de millones de trabajadores. Asimismo, en el marco del conflicto salarial que vienen sosteniendo con el gobierno provincial, el jueves 30 de mayo las y los trabajadores judiciales realizarán un paro y movilización a la Suprema Corte en la ciudad de La Plata, a fin de hacerle llegar sus reclamos a la gobernadora María Eugenia Vidal, que participará ese día de la jura de Sergio Torres como ministro del máximo Tribunal. La AJB concentrará a las 10 horas en la Suprema Corte de Justicia, Avenida 13 entre 47 y 48. La AJB reclama la recomposición del poder adquisitivo de los salarios perdido en 2018 y una propuesta para 2019 que incluya una actualización salarial automática por inflación o “cláusula gatillo”. En ese sentido, el gremio judicial repudia la decisión unilateral de un nuevo adelanto a cuenta de futuros acuerdos, que adiciona un 4% al 7,5% ya liquidado.

Asimismo, las y los trabajadores judiciales le exigen al gobierno abordar de manera urgente la crisis de infraestructura que atraviesa el Poder Judicial, tanto como la necesidad de creación de cargos y puesta en funcionamiento de decenas de organismos judiciales ya creados por ley. Por otra parte, el gremio requiere al gobierno provincial la conformación de mesas técnicas para acordar un proyecto de ley de negociación colectiva para el Poder Judicial, en la que se debata la restitución del sistema de enganche –con la Justicia Nacional- con porcentualidad salarial, entre otras reivindicaciones. Finalizada la movilización, las y los judiciales participarán del Seminario sobre Negociación Colectiva en el Sistema Judicial Argentino, organizado por la Federación Judicial Argentina, que se realizará a partir de las 15 horas en el Salón de los Espejos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata. Sin convocatoria, el gobierno dispone un nuevo adelanto En una nueva decisión unilateral, el Ejecutivo provincial comunicó formalmente a la AJB la decisión de liquidar un nuevo adelanto a cuenta de futuras negociaciones. El adelanto que el gobierno decidió liquidar unilateralmente consiste en un incremento del 4% retroactivo al 1º de mayo, calculado sobre los haberes de diciembre de 2018, y será abonado con los haberes de este mes, que las y los trabajadores judiciales percibirán el próximo 6 de junio. Además el dirigente gremial agregó que “el incremento acumulado en lo que va del año -11,5 puntos- sigue resultando insuficiente para cubrir el deterioro salarial causado por una inflación que al finalizar el mes de mayo estará cercana al 20%, pérdida que se suma a la producida durante 2018″.

La AJB repudia esta nueva decisión del gobierno provincial y exige la urgente convocatoria a paritaria con una propuesta salarial que incluya cláusula gatillo para 2019 y la recuperación del salario perdido en 2018.

Pablo Abramovich El Secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense, en diálogo con Radio del Centro preguntado por la anterior reunión paritaria que quedó trunca, respondió: “Fue un logro porque veníamos reclamando la convocatoria durante seis meses, a partir de diciembre de 2.018; llegamos con una gran expectativa de poder empezar a trazar un camino, un proceso luego de muchos meses de incertidumbre producto de la falta de una propuesta salarial que empiece a ponerle fin a un deterioro salarial que veníamos teniendo”. “Tuvimos una pérdida salarial superior a los 15 puntos en 2.018 y todo el acumulado de este año que ya se podría calcular arriba de 16 puntos en relación a la inflación acumulada”, agregó. “El gobierno no hizo ninguna propuesta, lo único que hicieron fue reiterar lo que ofrecieron en diciembre del año anterior en la reunión anterior”, dijo, y recordó: “En ese momento el gobierno hace una propuesta para todos los estatales de la provincia con vistas a 2.019 que consistía en un incremento del 20 por ciento con una clausula gatillo en el primer trimestre y sin clausula gatillo para el segundo semestre”. “Esa propuesta del 20 por ciento por supuesto queda totalmente desactualizada si tenemos en cuenta que solo los primeros cuatro meses de este año estuvimos con una inflación por encima del 16 por ciento”, subrayó, y agregó: “y que no tenga clausula gatillo en el segundo semestre genera un gran peligro en un país donde no sabemos si la inflación será del 30 por ciento, del 50 o del 60 por ciento con la incertidumbre de la situación económica que atravesamos en este año”. “No se puede hablar de un números y la solución en este contexto de volatibilidad inflacionaria se tiene que orientar por la aplicación de una clausula gatilla mensual, en el peor de los casos trimestral y que el aumento salarial sea el aumento de la inflación anual”, consignó. E indicó: “Por supuesto el otro pilar que debe tener la propuesta es cómo recomponer los más de 15 puntos de salario perdidos en 2.018, año en el que tuvimos un aumento del 32 por ciento y una inflación por arriba del 47 por ciento”. “Por otro lado, el gobierno sigue demostrando su negativa a respetar las reglas de la negociación colectiva, avasallando el derecho de las y los trabajadores judiciales a negociar salarios y condiciones laborales en un ámbito paritario”, señaló Pablo Abramovich, secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense. “El planteo entrelíneas que hacen los funcionarios del gobierno de Vidal tanto en los medios de comunicación como en la reunión paritaria que tuvimos que el estado hizo un esfuerzo particular para recomponer la situación salarial de los docentes que son aproximadamente la mitad de los estatales de la provincia (alrededor de 300 mil)”, señaló Abramovich, y añadió: “Planteando que no tienen los recursos suficientes para trasladar esa propuesta a los restantes 300 mil estatales. Claramente entendemos que existe un nivel de improvisación y hasta de cinismo en ese planteo muy grande”. -¿Porqué improvisación y cinismo? -Primero improvisación porque si no tenían los recursos para ofrecerles a todos los estatales difícilmente se pueda hacer la propuesta a un sector, el gobierno plantea tener la facultad para mejorar la situación de un sector de los estatales como es el docente sin implicar que el resto lo pierda. La realidad es que no se está mejorando ninguna situación de los docentes, en la paritaria docente únicamente se recompuso y parcialmente lo perdido en términos de salarios pero estamos planteando exactamente lo mismo sin que haya un escenario en el cuál se esté mejorando el salario de nadie, sino tratando de apaciguar o reducir el deterioro que el mismo gobierno produjo en los últimos años. -¿Qué hacen los gremios que no cerraron paritaria? -Con el resto de los gremios que no tienen paritaria cerrada, sacando a los docentes, estamos en debates, discusiones para seguir construyendo acciones conjuntas que involucren movilizaciones, paros unificados así decirle a la gobernadora que deben ofrecer un aumento salarial digno para los 600 mil estatales de la provincia de Buenos Aires. -¿Las condiciones laborales? -La decisión política es la misma para todos los estatales que es la de jerarquizar la función del trabajador del estado, no solamente en base a incrementar el salario, que el gobierno en cuatro años se dedicó a reducir, sino también en el resto de las condiciones de trabajo donde no se tienen en cuenta las funciones, donde no hay insumos, donde no se nombra personal y el trabajo se sobrecarga sobre aquellos que sostenemos el estado todos los días. Es todo un combo explosivo para nosotros pero muy perjudicial fundamentalmente para los millones de bonaerenses que concurren todos los días a la educación pública, a la salud pública o a los tribunales reclamando respuestas de un estado que cada vez son peores.


0 vistas

Contacto: