• dlcchivilcoy

Leandro Liñan “En un momento sentimos esa necesidad de dar el salto a generar un espacio nuevo fuera


Llegando a febrero de este año la Asociación de Amigos del Balonmano (ASAMBAL) preparaba su calendario de partidos.

Varios equipos estaban interesados en sumarse a la Asociación con sus diferentes categorías. Uno de esos conjuntos entusiasmados en participar este año en los certámenes organizados por ASAMBAL era EAS Don Bosco Uribelarrea Handball.

“Nuestra idea para el 2020 es seguir sumando gente, categorías y nuevas experiencias. Queremos seguir creciendo este año, por ello presentamos un proyecto en Femebal que ya está siendo analizado por la Comisión de dicha federación y a la vez desde Asambal nos esperan con los brazos abiertos para incorporarnos en la competencia oficial de su federación. Son tiempos de decisiones y queremos estar a la altura y para eso necesitamos del compromiso de todos/as”, expresaban desde EAS Don Bosco de Uribelarrea, allá por febrero.

Ya en marzo, la idea de la institución era participar en la Asociación de Amigos del Balonmano.

A este respecto, Leandro Liñan el entrenador en jefe de Uribelarrea Handball, manifestó a ‘Finta y Adentro’ como se encuentran sobrellevando este momento de pandemia: “Es bastante difícil esta situación, realmente sorprendente e inesperada. Particularmente trabajo en el Colegio Don Bosco y ahora lo hago de forma virtual, estamos conectados casi las 24 horas con los estudiantes, con los docentes y con el club que también es de Don Bosco”.

“Nos manejamos realizando entrenamientos on line en contacto directo con los jugadores cotidianamente para acompañarnos y sobrellevar este momento de la mejor manera posible”, agregó.

E indicó: “Estamos haciendo mucho esfuerzo para sostener esas ganas y los chicos sientan que no se perdió nada, que es un tiempo distinto teniendo que apoyarnos entre todos porque juntos lo superaremos”.

-¿Cómo surge la idea de federarse?

-A nivel escolar hace varios años que venimos trabajando con el Handball. Por ese ‘bichito que les pica’ a los chicos de los Juegos Buenos Aires, que es algo muy lindo, les fue gustado la disciplina, fuimos creciendo, los profesores nos perfeccionamos y en algún momento sentimos esa necesidad de dar el salto a generar un espacio nuevo fuera de lo escolar para tratar de brindar a los chicos una experiencia nueva como jugar a un deporte pero de manera federada.

A nivel escolar el municipio de Cañuelas es muy fuerte en handball, muchos chicos practican la disciplina y nuestro desafío consiste en llevarlos del nivel escolar al nivel federado.

-¿La introducción?

-Así armamos el Don Bosco Handball Uribelarrea a mediados de 2019, empezando por solucionar el tema transporte público porque no tenemos acceso fácil a la localidad, pretendiendo que sea gratuito y los jugadores puedan llegar a los entrenamientos. Después de coordinar con las empresas y con el apoyo de la Municipalidad de Cañuelas pudimos lograr arrancar a entrenar asimismo disputar algunos partidos amistosos.

-¿Los equipos son integrados por alumnos del Colegio?

-La escuela tiene chicos a partir de la categoría Menores; como la mayoría vienen de Cañuelas, de Lobos, del conurbano quienes son mayormente los que asisten al club, pero está abierto a otros colegios porque trasciende netamente a Don Bosco.

Nace el Don Bosco Handball Uribelarrea abierto a toda la comunidad concurriendo chicos de diferentes escuelas y había que ofrecerles un transporte para poder llegar.

Comenzamos con las categorías: Cadetes y Juveniles varones, más la Primera División tanto masculina como femenina.

-¿Quiénes conforman esas Primeras?

-Muchos jugadores y jugadoras son provenientes del trabajo realizado en el Club Salgado de Lobos, que participó años atrás en Asambal pero por motivos organizativos no pudo seguir adelante. La región Lobos – Cañuelas nos siguen en el proyecto interesados en continuar creciendo, así se fueron sumando al Don Bosco.

En la categoría Mayores lo difícil es cuando los jugadores y las jugadoras estudian, para el interior de la provincia de Buenos Aires es complicado. Nuestra ventaja es estar cerca del conurbano con la posibilidad que los chicos que estudian en Buenos Aires puedan venir a entrenar y a jugar. Tratamos de organizarnos en días y horarios para la disponibilidad de los jugadores, el estar en crecimiento hace que aceptemos a todo quien desee acercarse a jugar.

-¿Cómo están en materia de Infraestructura?

-A nivel infraestructura tenemos lo ideal, contamos con material porque en el colegio siempre se trabajó el Handball e incluso ahora sumando alguno más específicos para un entrenamiento más intensivo. Además tenemos dos canchas reglamentarias: una techada y una nueva que es un playón, ambas en el casco principal de la escuela en las que se puede jugar tranquilamente.

Estamos ofreciendo un par de canchas más a Asambal para cuando nos toque jugar. Este año se vio medio frustrado por esta situación que estamos atravesando esperando a recuperar la normalidad.

-¿Qué sabés de Independiente?

-Independiente es un proyecto que miramos como ejemplo en nuestra región por el crecimiento que tuvo en este deporte. Por lo tanto, nuestro propósito es brindar algo más a los jugadores, que suban un escalón y quien está dispuesto sabe que habrá un desafío por delante que implica crecimiento personal, asimismo colectivo y en el orden institucional.

Ahora también estamos buscando un poco de apoyo de empresas y de personas que quieran apostar a esta nueva propuesta.

-¿Tu vinculación con la disciplina?

-Mi vida laboral y social está mucho en Uribelarrea, aunque vivo en Monte Grande, porque entrenamos y jugamos en la escuela Don Bosco. Los establecimientos educativos me acercaron al handball, trabajé en el Colegio Alemán de Temperley con handball extra programático, ahí surgió mi pasión con la disciplina a partir de esa oportunidad. Arbitré en Femebal durante un tiempo y luego empecé a trabajar la disciplina en la parte escolar en el CEF de Cañuelas primero y Club Salgado de Lobos antes de llegar a Don Bosco. Ahora desde la propia obra salesiana nos abrieron las puertas para generar un proyecto e ir por más.

-¿Por qué ASAMBAL?

-Nos sentimos apoyados por ASAMBAL, en algún momento estuvo la posibilidad de participar en FEMEBAL porque tenemos jugadores del conurbano y las distancias de ASAMBAL a veces son difíciles, pero siempre fuimos bien recibidos por la Asociación, abiertos a compartir experiencia y demás. Por lo tanto, cuando la normalidad regrese sería un orgullo poder formar parte de los torneos, esa la intención.


0 vistas

Contacto: