• dlcchivilcoy

Juan Diego Ayarza Garré “Estamos viviendo un cambio importante en relación al aspecto comercial porq


En esta recorrida que nos encontramos realizando por la ciudad para conocer la actualidad de los diferentes rubros decidimos visitar Ayarza Garré Automotores para conocer qué está sucediendo con la venta de vehículos en tiempos de Coronavirus.

Una situación que Juan Diego Ayarza Garré en Radio del Centro definió como “una lucha cotidiana”, y expuso que “junto a mi socio estábamos haciendo un balance de la primera mitad del año. Realmente no es un año en absoluto brillante y de hecho se veía venir, es lógico que no lo sea”.

“Ya veníamos de un 2019 que tampoco fue un buen año, en los primeros meses de 2020 un poco de movimiento hubo, pero en relación a la agencia de autos específicamente, estuvimos más de un mes cerrado y todos con una incertidumbre total cuando ingresamos en esta situación”, señaló el comerciante.

Asimismo, agregó: “Era lo mismo estar abierto o estar cerrado porque lógicamente las personas entendían que cambiar el automóvil podía postergarse”.

“En nuestro rubro es relativamente fácil cuidarse, no hay que dejar de prestar atención y estar atentos pero es sencillo tomar los recaudos necesarios”, consignó Ayarza Garré.

A respecto, consideró: “A diferencia de algunos de los comercios denominados esenciales con horarios pico, nuestro rubro es muy tranquilo y en una mañana pueden ingresar en total una o dos personas”.

“Además no estoy ni cerca de correr riesgos en relación gente – metros cuadrados, es muy fácil sumado además que tenemos el salón separado de las oficinas”, puntualizó, y añadió: “Básicamente las personas no ingresan a las oficinas salvo que sea absolutamente necesario porque debemos abordar algún aspecto puntual”.

“La atención es realizada en el salón que es muy grande con todos los cuidados pertinentes como la higiene de manos de cada persona cuando ingresa más la utilización del barbijo”, precisó.

Seguidamente en el aspecto comercial, resaltó: “Estamos viviendo un cambio importante en relación al aspecto comercial porque tengo casi más ventas por Internet que físicas”.

“Las consultas por Internet nunca mermaron aunque es prácticamente imposible llevar a cabo el negocio porque son personas de otras ciudades, con los respectivos problemas para moverse y por respeto a la situación no puedo hacer comercialización vía Internet específicamente ya sea por redes o Mercado Libre”, esgrimió.

Con respecto a la atención presencial, subrayó: “Cuando empezó el aislamiento a las personas ni se les ocurría consultar por un auto, menos de forma presencial, pero ahora estamos recibiéndolas”.

“Asimismo existe un fenómeno, no menor, que nos mantiene vivos a los comerciantes de autos que los vehículos están técnicamente con un dólar de 70 o 73, por lo tanto las personas que tienen un ahorro venden el dólar a precio del mercado blue y se da vuelta para comprar por el valor del 73”, remarcó.

“Un automóvil que históricamente costaba 11 o 12 mil dólares, como pueden ser los primeros modelos de Volkswagen, actualmente se pagan 8 mil dólares, es lo que mantiene vivos realmente recibiendo esta clase de consultas existen y se concretan ventas también de estas características”, sostuvo, pero advirtió: “aunque con una demora tremenda en la entrega porque los autos están en fábrica haciéndose difícil traerlos”.

“En cuanto a los autos veníamos trabajando muy bien en base a redes y con las motos también. A punto tal, que nos están sucediendo cosas que nunca nos habían ocurrido porque estamos vendiendo motos usadas sin que la gente pueda verlas”, exclamó.

A este respecto especificó: “En el auto es un poco más complejo, pero motos usadas se venden a través de hacer un video, explicando quienes somos. Actualmente con la calificación de Google las personas saben que tan bien te portás como comerciante o no y vendí motos relativamente altas en cuanto a precio logrando una relación a distancia sin conocer al cliente”.

“Una modalidad de venta que creció muchísimo y adaptada a los tiempos que corren porque antes a nadie se le ocurriría comprar un vehículo usado sin verlo”, espetó.

En relación al comercio dedicado a la venta de motocicletas, Ayarza Garré mencionó: “Comenzamos hace un año y medio con la venta de motocicletas trayendo el concesionario oficial Beta a Chivilcoy, ahora sumamos TVS que es una marca India y tiene sociedades con BMW en algunos modelos”.

“Abrimos en octubre de 2018 justo cuando tuvimos una fuerte devaluación y mermaron los patentamientos tanto en Chivilcoy, como asimismo en todo el país, luego de un ‘verano’ de tres o cuatro años muy lindo en cuanto a ventas”, expresó.

E indicó: “Chequeando los patentamientos de Chivilcoy hace cuatro o cinco años podía estar en aproximadamente 350 motos mensuales y actualmente se registrarán 50”.

“En el AMBA, las motos se venderán muy bien porque muchas personas evitarán el transporte con toda esta nueva normalidad”, estimó, y deslizó: “pero en Chivilcoy ya era un medio común de circulación que necesitaría ahora una buena línea de crédito real para ayudar a la gente”.

Consultado por su padre, Juan María Ayarza Garré ‘Juancho’, reconocido vecino de Chivilcoy que incursionó en el automovilismo deportivo y en la política, su hijo esbozó: “‘Juancho’ está concurriendo muy poco, quisiera ir todos los días obviamente porque tiene el alma inquieta, se encuentra activo y con la intención de trabajar pero en este momento está en casa cuidándose”.

“Estuvo mucho tiempo

encerrado, cuando ingresamos a Fase 5 volvió a trabajar y una vez que retrocedimos a la Fase 4, regresó a la casa por una cuestión de edad y de cuidados”, cerró Juan Diego Ayarza Garré.


0 vistas

Contacto: