Contactanos!

“La autoridad pedagógica obedece a fundamentalmente pensar una sociedad mejor en el futuro”

18-Sep-2018

 

En la apertura de las Segundas Jornadas Regionales por la Educación Pública que se desarrollaron en la Escuela Normal bajo la organización del Instituto Superior de Formación Docente Nº 6, disertó el Licenciado Gabriel Brener, reconocido especialista en el tema, sobre la construcción de la autoridad pedagógica. El ser y el estar docente.

En rueda de prensa, Brener en principio manifestó: “Me encuentro muy contento de poder acompañar al instituto, estar en una Escuela Normal con todo lo que supone de reconocimiento por la trayectoria de quienes se formaron para formar a cada uno de los habitantes de la ciudad. Estas jornadas son una demostración de la fuerza y la apuesta que Chivilcoy hace a la educación”.

“Estoy para apoyar y darle fuerza a estas segundas jornadas que obedecen a la defensa de la educación pública, referidas a pensar la inclusión educativa como un proceso permanente de construcción y fundamentalmente poder pensar la autoridad en tiempos que son complejos para ejercer la autoridad, eso que todo el mundo reclama pero cuando la tenemos entre manos no sabemos bien que hacer”, agregó.

“La autoridad pedagógica obedece a fundamentalmente pensar una sociedad mejor en el futuro, para eso formar docentes con este instituto que tiene tantas carreras, la enorme cantidad de ofertas que tiene la institución y el esfuerzo que implica hacer estas segundas jornadas de apertura no solamente a la comunidad en general sino para pensar los desafíos de la educación en esta época donde las coordenadas son complejas”, señaló, y añadió: “una época en la que hay que siempre repensar el desafío entre generaciones, en una época donde la relación con el conocimiento requiere ser replanteada continuamente, no hay nunca una definición absoluta del conocimiento que se va transformando, las escuelas y los institutos tienen que ponerse a la altura de las circunstancias. Vine a plantear algunas ideas en torno a lo que significa construir autoridad pedagógica en las escuelas en Argentina del siglo XXI”.

“Para mí eso supone asumir el desafío de la incomodidad y tiene que ver con animarnos los y las docentes a hacernos preguntas que a veces son complejas, no tienen una sola respuesta pero algo todavía mucho más audaz y es estar en una época donde hay que animarnos a ciertas preguntas que ya no traen la respuesta de ante mano”, puntualizó.

“Son preguntas que deben animarnos a la incomodidad de salir respuestas con otros y con otros significa estar dispuestos a comprender que ya no tenemos más la escuela solo de la imprenta tampoco con la escuela de sangrenta esos son nuestros antepasados, hoy es la escuela de imprenta pero también de los desafíos de la cibercultura, por lo tanto formar docentes en estos días tiene que ver con animarnos a la incomodidad de que la escuela ya no es la dueña del saber sino que es una agencia más de socialización de las nuevas generaciones pero que hay otras como los medios de comunicación”, consignó.

E indicó: “Como escuelas debemos animarnos a hacer un poco más permeables las paredes que separan cada escuela con el entorno del que forma parte, es una oportunidad para que cada estudiante de este instituto y cada quien que viene a participar de esta segunda jornada se pueda ir con alguna pregunta; a veces irse con una buena pregunta es mucho mejor que algunas cuantas respuestas, preguntarnos entre docentes cuál es la mejor manera de enseñar, preguntar cómo incluimos a cada uno y cada una de las alumnas de las nuevas generaciones.

“Es una autoridad que quizás no tiene que autorizarse desde la imposición. Vivimos un Siglo XX donde tal vez nos autorizamos en la fuerza de la imposición, pero la autoridad para esta época tiene que ver con autorizarnos en la enseñanza, con autorizarnos en el cuidado y en esa mezcla tan singular de enseñanza y cuidado de las nuevas generaciones”, subrayó.

Asimismo, remarcó: “La autoridad pedagógica tiene que de alguna manera permitirse, preguntarse a sí misma sobre cierta omnipotencia que heredamos y debemos reconocer que un docente no lo sabe todo porque nadie lo sabe todo. Es un referente adulto que habilita la posibilidad que otros se hagan preguntas, un referente adulto que permiten a las nuevas generaciones se conecten de manera apasionada con el conocimiento y la autoridad tiene que ver justamente con todo lo contrario a la imposición”.

“La autoridad tiene que ver con su propia etimología, con aumentar al otro, tiene que ver con la confianza, pero no la confianza como un ser inmediato querido sino la confianza que supone tomar un riesgo por alguien desconocido”, consideró.

Seguidamente, expresó: “Hay que animarnos a juntarnos con otros para pensar la escuela como un ámbito de construcción de ciudadanía democrática para que la escuela no sea solo un espacio donde aprender matemática, geografía sino también donde la autoridad pedagógica brinde la posibilidad donde los otros se constituyan como ciudadanos”.

“Vengo a rendir un mínimo pero muy sentido homenaje a cada profesor de Chivilcoy y de nuestro país que transpiran la escuela cotidianamente con la complejidad de una institución que muchas veces esta sobredemandada y subdotada”, sostuvo, y celebró: “este espacio porque habla de una institución que piensa en fortalecer a la docencia abriendo jornadas para que los docentes no solamente se queden en dar su hora de clase sino que interrumpan esa vorágine y se animen entre colegas a que nos hagamos algunas preguntas de esas que no traen las respuestas de antemano”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags