Dr. José Caprara “En Chivilcoy hubo un aumento de los suicidios, pero en la franja etaria de adolescentes tuvimos que lamentar solamente uno”

24-Jan-2019

Preocupación en la provincia de Buenos Aires por una ola de suicidios en territorio bonaerense, principalmente en la ciudad de Arrecifes, amén de otros ocurridos en distintas ciudades e incluso cercanas a la nuestra. Otra de las alarmas es que en muchos casos son jóvenes quienes toman esta drástica determinación. En Chivilcoy la situación se revirtió en tal sentido, primeramente porque la tasa de muertes por suicidio decreció en relación a años anteriores y en relación a los casos ocurridos en estos últimos meses habitualmente quienes se quitaron la vida fueron personas adultas.

En nuestra ciudad en tal sentido desde hace tres años se ofrecen talleres que tienden a la prevención de conductas autodestructivas debido a la gran cantidad de casos de suicidios en adolescentes que hubo en 2015 (contabilizaron 8 de un total de 17). En ese marco, ante la detección de situaciones conflictivas en las escuelas, los profesionales trabajan la estimulación de la autoestima de los alumnos y los alientan a realizar un trabajo final pro vida.

De acuerdo a lo indicado, los resultados han sido alentadores ya que durante el 2018 sólo hubo un único caso de suicidio adolescente en Chivilcoy.

En este sentido, el Dr. José Caprara, Secretario de Salud de la Municipalidad de Chivilcoy, manifestó en una entrevista para CVN de Bragado: “La prevención es muy amplia más en relación a las conductas autodestructivas en adolescentes, trabajamos desde 2.016, a partir de la asunción de la actual gestión municipal, motivados precisamente porque en 2.015 se registraron 17 casos de suicidio de los cuales 8 correspondían a la franja de adolescentes”.

“Nos preocupó muchísimo y como pediatra nos consultaban las madres por la moda que tenían sus hijos de cortarse, tajearse con elementos cortantes en las muñecas y como esa otro tipo de conductas autodestructivas que llegaban después a situaciones más graves de quitarse la vida”, añadió.

Asimismo, comentó: “Armamos un equipo de forma casual porque convocamos a la Hermana Tole Del Río proveniente de Catamarca donde está realizando toda una prevención del suicidio en adolescentes reconocida a nivel universal en UNICEF”.

“Aprovechando su descanso en Chivilcoy Del Río brindó una charla abierta a toda la comunidad, se sensibilizó a la ciudadanía y hubo gente, entre ellos psicólogos sociales que se motivaron para trabajar en tal sentido”, mencionó, y agregó: “sumado a que antes del inicio de las clases el suicidio de una adolescente concurrente de una escuela periférica de la ciudad, por lo tanto comenzó a trabajarse con toda la problemática y se armó un equipo que trabaja en forma articulada con educación y Centros de Atención Primaria de la Salud, además de Seguridad, Tránsito”.

“La forma de trabajo es concurrir a los colegios que somos convocados por situaciones conflictivas en las conductas de los alumnos y se trabaja en las divisiones con la metodología de taller estimulándose la elevación de la autoestima de los adolescentes. Luego de un largo trabajo que habitualmente demanda todo el año los jóvenes hacen una devolución ingeniada por ellas de actividades pro vida con mensajes muy lindos”, consignó.

E indicó: “Podemos decir que, si bien este año en Chivilcoy tuvimos un aumento de los suicidios, en la franja etaria de adolescentes tuvimos que lamentar solamente uno. Compartimos esta experiencia en la que se trabaja de forma mancomunada en las distintas áreas”.

“El indicio que los adolescentes pueden llegar al suicidio es cuando empiezan a estar con cambios en la conducta, aquello que transmitimos para que los mismos preceptores, porteros, profesores del colegio puedan detectar esas pequeñas alteraciones”, expresó Caprara, y explicó: “que pueden llegar a ser desde no hablar, encerrarse en sí mismos, aislarse, otros se infringen lesiones en la piel, tienen diferentes tipos de comportamientos en sus casas, los padres expresan verlos raros, encerrados muchas horas en sus dormitorios, no quieren hablar o de hecho lo manifiestan dejando cartas, escribiendo notas que no desean vivir, es preferible morirse son señales para prestar atención”.

“Muchas veces puede ser detectado por los profesores de educación física esa clase cambios y el colegio recepciona esas situaciones las plantea al equipo y éste organiza las actividades de taller donde se trabaja con toda el aula resultando muy interesante las experiencias que se van tomando porque al principio los chicos no intervienen mucho en los talleres, luego comienzan a hacerlo de forma activa y son etapas que muchos adolescentes pasamos que puedan superarse”, concluyó.

     

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags

Contactanos!