Contactanos!

Ingeniero Antonio Martín “La expectativa está, se prevé alto rendimiento en el caso del maíz y la soja viene muy bien”

24-Feb-2019

El Ing. Agr. Antonio Martín, de la agencia local del INTA, dio a conocer un informe sobre el estado de los cultivos de soja y maíz.

De acuerdo con proyecciones de la Bolsa de Cereales, entre la soja, el maíz y el girasol aportarían un récord superior a las 100 millones de toneladas para el ciclo 2018/2019.

Con respecto a la soja está finalizada la siembra a nivel nacional, alcanzando una superficie implantada de 17,7 millones de hectáreas. Los excesos hídricos impidieron concretar los planes iniciales de siembra, que hasta mediados de enero previa un área 200 mil hectáreas por encima a la actual estimación de superficie implantada. Pese al recorte de superficie, el elevado potencial de rinde que mantiene el cultivo podría compensar la merma en producción por la reducción del área sembrada, permitiendo mantener la proyección de volumen de cosecha en 53 millones de toneladas.

La proyección que realiza la Bolsa de Cereales en maíz se ubica en las 5.800.000 hectáreas sembradas en la actual campaña. Por otro lado, las expectativas de rendimiento de los cuadros tempranos se mantienen por sobre los promedios de los últimos años, con una proyección de producción de 45 millones de toneladas.

Para nuestra zona, norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe, zona núcleo en la cual se encuentra el partido de Chivilcoy, los cultivos sembrados temprano ya tienen definido su potencial productivo, con las espigas en R4 (grano pastoso) la mayoría, en menor medida en grano lechoso / pastoso. En cuanto a sanidad, de acuerdo con el último informe fitosanitario, hay una cierta incidencia de Roya común del maíz, con severidad moderada en algunos híbridos suceptibles (entre un 5 a 10 % de severidad en hoja de la espiga, más uno y menos uno).

También es posible observar en algunos materiales manchitas transparentes, asociadas a manchas de hipersensibilidad a roya. Para los materiales de siembra tardía debe tenerse en cuenta la aparición de Tizón foliar, que se da con 10 a 12 horas de mojado (lluvias) y temperaturas entre 20 y 28 grados. Para su control se recomienda la mezcla de fungicidas (triazoles más estrobilurinas). También se puede observar la presencia, más que en otras campañas, de isoca de la espiga (Heliothis zea; Helicoverpa zea), para lo cual hay que estar atento a su presencia, sobre todo porque luego durante el almacenamiento del grano, sobre todo en silobolsas, pueden generarse algunos problemas referidos sobre todo con el desarrollo de micotoxinas, por el efecto que causan las isocas en la parte superior de la espiga, favoreciendo el ingreso de enfermedades y hongos y afectando los granos.

En menor medida, y de continuar el problema de lluvias recurrentes, puede llegar a presentarse el problema de “brotado de granos”, por lo cual en ésta campaña no habrá que demorar las tareas de cosecha y aprovechar los días con clima favorable, sin especular demasiado a la espera de alcanzar la humedad de recibo.

En tal sentido, el Ingeniero Agrónomo Antonio Martín, manifestó a La Campaña: “Se sembró todo, los cultivos avanzan en el ciclo, algunos muy adelantados y otros como soja de segunda o algunos maíces tardíos están en etapa preliminares falta para que puedan alcanzar aún su máximo potencial de desarrollo”.

“La superficie sembrada en Chivilcoy se estabilizó en los últimos años, con una leve recuperación este año particularmente del cultivo de soja porque el año anterior había bajado un poco pero son variaciones de muy poca magnitud, un descenso de un 5 por ciento y un aumento del mismo porcentaje, no mucho más. El área cultivada se mantiene estable en los últimos años”, agregó.

“Los maíces sembrados en fechas tempranas ya están definidos su potencial de rendimiento, tienen un muy buen desarrollo a diferencia de la campaña anterior que atravesábamos un período de sequía importante”, mencionó, y agregó: “este año la situación cambió totalmente e incluso con la paradoja que en el mes de febrero es muy poca la lluvia pero sin embargo el acumulado previo permitió que los cultivos sembrados bien en época sobretodo maíces de primera y soja de primera no acusen demasiado el impacto”.

“La ausencia de precipitaciones importantes puede estar afectando a la soja de segunda o maíces tardíos, no en gran magnitud pero hay cultivos que estaban algo comprometidos por los días de tanta radicación, tanto calor y la falta de lluvia que había retrasaban los cultivos”, señaló.

E indicó: “Hay que cuidar la soja con la plaga de insectos porque hubo algunos ataques de isoca medidora, barrenador, también se viene la época de la chinche en el mes de marzo y hay que estar monitoreando de cerca al cultivo”.

“En relación a enfermedades hay presencia de mancha marrón que se da todos los años, también una incipiente aparición de mancha ojo de rana pero cuando los meses de febrero se dan húmedos y frescos que no fue la característica de este año”, añadió.

“Fue detectada la presencia de roya en soja en la provincia de Entre Ríos y hace una semana en el centro norte de Santa Fe, no significa que aparezca en Chivilcoy”, consignó.

Seguidamente, remarcó: “la soja de primera ya está llenando grano y en un mes más estaría definido el cultivo en cuanto a su potencial de rendimiento, pero hay que cuidar la presencia de insectos los que producen desfoliación y de afectar se resiente el llenado de granos ocurre lo mismo con el cultivo”.

“La expectativa está porque es una campaña absolutamente distinta en relación a la que tuvimos el año anterior, se prevé alto rendimiento en el caso del maíz, la soja viene muy bien y de concretarse un poco más de lluvia traería un cierto alivio favoreciendo el último tramo del cultivo para darle el empujón final en la soja de primera”, puntualizó, y acotó: “permitiendo que la soja de segunda continúe evolucionando porque dependerá también de lluvias y temperaturas favorables para que pueda seguir avanzando en su ciclo. La expectativa para esta campaña es obtener altos rindes o muchos mejores que la 2.018”.

“Fue insignificante prácticamente la lluvia caída este mes con alrededor de 200 milímetros durante este año sumándole todos los días de intensa radiación y calor provocando que haya una muy alta tasa de evaporación y evapotranspiración de los cultivos subsistiendo con el agua almacena en el perfil merced a las precipitaciones en los meses previos. La lluvia será fundamental  para que pueda permitir el tramo final del cultivo desarrollarse en buenas condiciones”, sostuvo.

“A nivel nacional se esperan con respecto al cultivo de cosecha gruesa se espera superar las 100 millones de toneladas entre maíz, soja y girasol, la expectativas están dadas”, comentó, y explicó: “el área de maíz creció a nivel nacional un 5 por ciento y la soja igual porque hubo fenómenos climáticas adversos en las provincias del norte que se perdieron varios cultivos de maíz y soja que en el balance final se siente. Las perspectivas principalmente de la bolsa de cereales son muy favorables”.

 

Se sostienen las proyecciones para la gruesa a pesar de las elevadas temperaturas

Según el informe semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, mientras continua la cosecha de los cuadros más tempranos de maíz con destino grano comercial, culminó la siembra de lotes de sorgo granífero en toda el área agrícola nacional. Las últimas incorporaciones se dieron en el norte del país, donde se venían relevando algunas demoras producto de los excesos hídricos...

 Por otro lado, gran parte de los lotes tardíos de maíz se encuentran transitando el período de definición de rendimiento. En cuanto a las reservas hídricas, las mismas continúan siendo ajustadas en la margen oeste de las provincias de Buenos Aires, La Pampa, San Luis y Córdoba.

En soja la mayor parte del área implantada aún sostiene una favorable condición de cultivo a pesar de las elevadas temperaturas y la interrupción en las lluvias durante las últimas semanas. Más de la mitad del área ya transita etapas críticas de definición de rinde e incluso hay lotes a pocas semanas de cosecha en sectores de la región núcleo.

Por último, esta semana se dio por culminada la recolección de girasol sobre el Centro-Norte de Santa Fe y el avance de cosecha a escala nacional registró un progreso de tan solo 0,8 puntos debido a que gran parte de la actividad se desarrolla sobre el centro de la región agrícola, donde la superficie implantada no es significativa. Pese a ello, durante los días previos comenzaron las primeras recolecciones de lotes en región bonaerense y se espera que la cosecha cobre impulso durante las próximas semanas, reactivando a su vez los avances a escala nacional

 

 

 

 

  

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags