Contactanos!

Bajo la consigna “Ni una Menos” El “Empoderamiento es el camino” en la Plaza Principal para alzar la voz contra la violencia de género

5-Jun-2019

Un gran marco de público acompañó el “Empoderamiento es el camino” en la Plaza Principal para alzar la voz contra la violencia de género

Tuvo lugar el primer evento oficial bajo la consigna “Ni una Menos”, “El Empoderamiento es el Camino”, encabezado por el intendente Guillermo Britos, y con la participación de artistas locales, en el centro de la Plaza Principal, a donde se acercó un gran marco de público a acompañar la iniciativa con el objetivo de alzar la voz contra la violencia de género.

Cabe recordar que el evento fue organizado por las Secretarías de Desarrollo Social y de Cultura y Educación.

En este marco, el jefe comunal expresó: “En esta fecha tan significativa no hay que darle lugar a las críticas malintencionadas, los insultos, o los agravios; por el contrario, son momentos para trabajar todos juntos, independientemente de otras cuestiones, estableciendo este tema como una política de estado, con el fin de que cada vez haya menos femicidios y menos violencia contra de las mujeres”.

“Esta gestión entendió desde el primer día, desde el granito de arena que podemos aportar como Municipio, la importancia que debíamos darle porque, por primera vez en Chivilcoy, hay un área que se dedica exclusivamente a tratar esta problemática, como es la Coordinación de Políticas Públicas en contra de la Violencia”, remarcó.

A lo que agregó: “Cuando asumimos en la ciudad contábamos con pocos botones antipánicos que ni siquiera funcionaban, y desde el primer momento, nos ocupamos de gestionar para que todas las mujeres que lo necesitan cuentan con uno”.

“A su vez, estamos trabajando con el dispositivo de tobilleras duales que representa un gran avance en el tema, para tener posibilidades de saber dónde está la víctima, y también controlar si el victimario se acerca a intentar cometer algún acto de violencia contra ella”, precisó.

 

Asimismo, informó: “Hoy, además, la Secretaría de Desarrollo Social cuenta con el Fondo de Emergencia para víctimas del Instituto Provincial de Género, para asistir a las mujeres cuando sufren un episodio de violencia; y, estamos finalizando el primer Hogar Integral de Protección con el que contará nuestra ciudad, en donde se albergará y contendrá a mujeres y niños cuando lo necesiten, lo cual representa un hecho trascendental”.

“Pueden cuestionarnos y criticar, pero nuestra preocupación está puesta en trabajar en serio para resolver los problemas, y es lo que estamos haciendo; hoy hay una gestión que se está ocupando de los derechos de las víctimas, y continuaremos por este camino, estando codo a codo con ella, ayudándoles, asistiéndolas, y asegurando que realmente tengan un lugar para alojarse, algo que nunca ocurrió antes”, enfatizó.

Para finalizar su alocución, manifestó: “Agradezco a Florencia Salinardi, a Fernanda Pommarés, y a todos los que trabajan desde todas las áreas municipales para que cada día las víctimas de violencia de género chivilcoyanas estén más contenidas. Ni una menos, sigamos trabajando en conjunto”.

“Sigamos trabajando de esta forma, y no perdamos el tiempo en discusiones que no ayudan a nadie, la única ayuda tiene que ser para las víctimas y para evitar que haya más mujeres que sufran este flagelo”, concluyó.

Por su parte, la coordinadora de Políticas Públicas en contra de la Violencia, Florencia Salinardi, expuso: “Nuevamente como cada tres de junio desde hace cinco años, las plazas y los espacios públicos a lo largo y a lo ancho de nuestros país son lugar de encuentro para enaltecer y levantar las voces que reclaman que no haya más víctimas de femicidio.

En estos años los femicidios dejaron abierta la necesidad de salir a reclamar justicia por quienes ya no pueden hacerlo; este problema es de todos y de todas; y a la solución hay que construirla en conjunto, necesitamos sumar compromisos para cambiar una cultura que tiende a pensar a la mujer como un objeto de consumo y descarte, y no como una persona autónoma.

 

El femicidio es la forma más extrema de esa violencia y atraviesa todas las clases sociales, credos e ideologías; pero la palabra femicidio es la palabra que denuncia el modo en que la sociedad vuelve natural algo que no lo es: la violencia machista y la violencia machista es un tema de Derechos Humanos.

Hablamos entonces de una cultura de la violencia contra las mujeres, hablamos de hombres que piensan que una mujer es suya y que tienen derecho sobre ella, que pueden hacer lo que quieran y que cuando esa mujer dice no la amenazan, le pegan, la matan para impedir que lo diga.

El femicidio es eso, es marcar los cuerpos de las mujeres violentamente y como amenazas para otras. El femicidio no es asunto privado, sino producto de una violencia social y cultural que en ocasiones algunos medios legitiman cada vez que alguien agrede a una mujer porque ejerce su sexualidad libremente, cada vez que alguien la juzga por las medidas de su cuerpo, cada vez que alguien la mira con sospechas porque no quiere tener hijos o cada vez que alguien pretende reducirla simplemente al lugar de la buena esposa o la buena madre destinada a un varón, eso también es violencia.

El femicidio es un tipo de violencia particular, no es un tema íntimo o doméstico solamente de las mujeres, cada mujer se atreve a decir basta, cada mujer que quiere dejar de ser víctima para convertirse en sobreviviente desafía la estructura de la violencia machista, pero ese es un momento más vulnerable y es ahí cuando con saña se pretende ajusticiarla, siendo entonces cuando más necesita de otros y de otras que ayuden a sostener su decisión.

Redes de afectos sociales, asistencia del estado y un activismo político fuerte que insista en decirle que no está sola y que no es su culpa para que ese basta que por fin pudo denunciar se sostenga en el tiempo.

Los femicidios no deben tratarse como problemas de seguridad y la lucha contra ellos exige una respuesta múltiple con el compromiso estatal, político, y de toda la sociedad civil.

 Estamos trabajando en el abordaje constante de forma integral para personas en situación de violencia, para que ellas, y su familia, se sientan contenidos y protegidos por un estado municipal presente que demuestra su trabajo y compromiso con hechos y políticas tangibles cuanto nos ocupa esta temática para brindar soluciones y luchar en contra de este flagelo.

Por primera vez en la historia de la gestión de Chivilcoy contamos con un área que destina acciones y desarrolla actividades exclusivamente para el área de género y todas sus aristas.

No se puede dejar de mencionar el avance local en materia de prevención tanto en el ámbito escolar, como social y cultural respecto a la detección temprana de situaciones violentas como así también a través de adquisiciones en materia de seguridad y de elementos tecnológicos.

Asimismo también social y cultural respecto a la detención temprana de las situaciones violentas, también de adquisiciones en materia de seguridad y de elementos tecnológicos que contribuyan a controlar este flagelo.

Apelamos a la sociedad toda en su conjunto a sostener y afirmarnos en el derecho a decir no frente a aquello que no se desea: una pareja, un acto sexual, un modo de vida preestablecido.

Afirmamos no a los mandatos sociales de su misión y obediencia, y porque decimos no podemos decir sí a nuestras decisiones sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras vidas afectivas, nuestra sexualidad, nuestra participación en la sociedad y en el trabajo, en la política y en todas partes.

El estado junto con la ciudadanía debemos comprometernos a perfeccionar los instrumentos para combatir la violencia contra las mujeres, nuevos esfuerzos deben sumarse codo a codo con los que ya están en marcha involucrando tanto a hombres como a mujeres de todos los sectores de la sociedad.

Es que los derechos de una, son los derechos de todos; la preservación de la vida, las decisiones de las mujeres son ampliación de libertad para todos y todas.

Forjemos nuevos modos de convivencia, estrategias para ahilar cada vez mejor la trama de la vida en común. No queremos más lágrimas de duelo, sino avances que se destaquen en la historia, no queremos más mujeres muertas por femicidios, nos queremos vivas a todas. Ni una menos”.

Luego, el evento contó con las actuaciones de Rocío Palazzo, Barbara Pulgar, Stella Maris Almeira, Lucila Passerini, Luciana Videla, Leti Romigetti, Male Arce y Gabriela Arias, en canto; y la expresión corporal a cargo de la profesora Marita Fontanazza, con un claro y fuerte mensaje de unión entre las mujeres, y el compromiso de luchar por los derechos de las mujeres y en contra de la violencia, que conmovió a la gran cantidad de personas presentes en el lugar.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags