Contactanos!

Dr. Héctor Saguinetti “Es un peligro real y Argentina tiene mucho por perder si entra la enfermedad porque no tiene vacuna en la actualidad”

29-Jul-2019

El Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), por intermedio de la Coordinación de Sanidad Animal del Centro Regional Pampeano, realizó el curso sobre sanidad y producción porcina, en la sede del Centro Universitario Chivilcoy, ubicado en la Avenida Calixto Calderón Nº 424.

Los temas que se abordaron durante el encuentro fueron: recomendaciones para evitar la triquinosis y los riesgos que trae aparejada la introducción a la Argentina, de la Peste Porcina Africana, medidas de prevención e implicancias para el sector productivo nacional; expusieron los Dres.: Felicitas Recalde y Héctor Sanguinetti.

“En muchos lugares del país habría que realizar esta clase de charlas que sirvan de concientización para prevenir la enfermedad. Hay dos o tres enfermedades peligrosas para la sanidad porcina. Argentina es un país que menor cantidad de enfermedad en los cerdos tiene, que son caras de combatir y afectan la producción”, manifestó Sanguinetti.

“La única que nos queda endémica en pocos lugares es la Aujeszky, pero después el PRSS también es una enfermedad que afectaría muchísimo a la producción”, agregó

Seguidamente, comunicó que, Argentina está libre de peste porcina y “toda América que en este momento se encuentra en los cerdos salvajes de Europa del Este; de Rusia pasó a China y en un año se infectaron todas las provincias del país asiático debido a la producción desordenada de cerdos, mucha producción familiar e intenso movimiento y proliferación de los jabalíes que son uno de los vectores de la naturaleza”.

“El cerdo se enferma de cuatro maneras: aguda, sobreaguda, subaguda y la crónica. En la crónica el cerdo inclusive se repone clínicamente, vive mucho tiempo, de un  año y medio a tres años, aunque queda siempre como portador y potencial eliminador del virus”, explicó.

Asimismo, añadió: “No se cura porque el virus queda en el animal; tiene una viremia larga de dos meses y medio con virus en sangre en el animal que es altamente infecciosa, la carne es infecciosa dura más de seis meses en la que no está ni cocinada ni tuvo una curada de salazón de al menos dos meses. Si el fiambre curado es poco tiempo procesado sobrevive el virus”.

“Este es el problema de riesgo de la transmisión más importante a nivel mundial o que pasó de un continente a otro a través de la carne asimismo productos de cerdo que tengan carne contaminada e incluso en la carne puede vivir hasta seis meses el virus”, señaló.

Consultado si la Peste Porcina Africana es zoonótica, respondió: “Para el ser humano no tiene riesgo, solamente afecta al cerdo donde le da mortalidad y también afecta a los cerdos salvajes como jabalíes, como los asilvestrados que también padecen la enfermedad de ingresar el virus a América, de hecho si ingresa a América sería un gran problema”.

“Ya entró en Brasil en los años ‘80 producto de dar residuos de los aviones a engordaderos con basura y debido a un severo plan de erradicación se eliminó esa enfermedad, de esa vez no hubo más”, recordó, y acotó: “Con el movimiento intenso de tráfico aéreo, de personas, de barcos que van y vienen hay cruceros que traen 1.500 personas y cuando descarga la basura que Dios nos ayude porque si va a un cerdo estaremos complicados”.

“Está la cultura oriental donde es común que la gente traiga en sus valijas residuos, productos elaborados, carne, patas de cerdo. En Australia y otros países encontraron el virus de la peste en comida o elementos de comida que llevaron pasajeros de aviones”, esgrimió, pero aclaró: “No solamente lo decomisan sino que lo analizan y lo hallaron, es decir que el virus llega hasta el aeropuerto”.

“SENASA ahora modernizó todo su sistema de frontera y en todos lados hay scanners de materia orgánica, detectando cuando la gente la introduce y ayuda mucho”, resaltó.

Además, Sanguinetti comentó: “De todas maneras siempre hay cierto riesgo y por eso este año se suspendió en la exposición rural la parte porcina porque vienen personas de todos lados y si alguno tira una basura en ese sector puede ocasionar dificultades”.

“Es un peligro real y la Argentina tiene mucho por perder si esa enfermedad entra porque no tiene vacuna en la actualidad y solamente queda reducida su combate al sacrificio de los cerdos. La mortalidad que tiene la forma aguda es del cien por cien de los cerdos”, advirtió.   

También, especificó: “Es una enfermedad que produce hemorragias, cianosis con la piel roja y roja azulada como muchas enfermedades hemorrágicas es muy parecida a la peste porcina y el diagnostico definitivo no se hace por clínica sino por laboratorio y es la única manera”.

“Es importante la conciencia de los productores y sobretodo no dar residuos a los cerdos, desechos domiciliarios ni de restaurante que no estén cocinados porque atenta contra la enfermedad y puede suceder lo mismo con la peste porcina de surgir alguna carne contaminada de afuera”, subrayó.

Sanguinetti remarcó: “Sería catastrófico si nuestra población de jabalíes se infectara porque en nuestro país, igualmente que en el resto del mundo, proliferó mucho, están en exceso seguramente por la carencia de un control natural”.

“Los jabalíes están provocando mucho daño en bastante lugares como sucede en las provincias limítrofes, es un estorbo en todos lados. Se está estudiando un sistema de control, varios países del mundo lo están ensayando porque son transmisores de la enfermedad”, enfatizó.

“En China tuvieron que matar más de 110 o 120 millones de carne de cerdo y el déficit en ese país es equivalente al que se produce en Europa permitiendo que Brasil y los países productores de América exporten carne a China”, puntualizó, y destacó: “Argentina se beneficia que al menos la carne de Brasil no viene al país, entonces no tira abajo el precio dando más holgura a la producción local que pese a trabajar con un margen reducido, subsiste al tener demanda”.

“Falta en determinados grupos de productores mejorar la eficiencia, bajar los costos pero afianzará la producción porcina.  Se estima que la demanda de China será durante siete años y luego ese país repondrá su stock, en ese período nuestro país debe mejorar su producción y continuar haciéndola eficiente asimismo  dando más tamaño porque la demanda de carne existirá en todos lados del mundo. Argentina corre con gran potencial”, consignó.

Y recomendó: “Es conciencia entre todos para que no ingrese el PRSS a través de semen comprado de contrabando, a través de introducción de contrabando de cerdos o a través de carne de contrabando también porque es una enfermedad que complicaría erradicarla de ingresar al país por el contexto de nuestra producción”.

“Ante la sospecha de la enfermedad la gran colaboración de los productores es denunciar rápidamente porque si es un foco chico entre todos nos protegemos, lo liquidamos y no se propaga”, aseveró, e indicó: “La detección y denuncia de la enfermedad en peste porcina africana y en PRSS son importante, si logramos no se disemine la enfermedad será controlada, caso contrario, infectará a todo el país al ser muy difusibles”.

“Argentina tiene mucho por perder si ingresan estas enfermedades y sería una lástima porque estamos llamados a ser gran productora de carne en el mundo, particularmente la de cerdo tiene alta demanda en el mundo mucho más alta, incluso el pollo, que la de carne de vaca”, concluyó.

 

 

 

 

 

     

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags