Contactanos!

Dr. Juan Enrique Cartier “Las expectativas pasan por mantener el mismo número de animales del año anterior”

12-Aug-2019

La ganadería marcó una nueva caída en el partido de Chivilcoy. Aproximadamente un 5 por ciento menos con respecto a la vacunación concretada hace un años atrás. Lo que  más preocupa es la disminución en la categoría vaquillonas, futuras madres del sector.

Los resultados de la última campaña de vacunación, que fue la primera de este año, si bien hay una disminución no importante, el 100 por ciento de esa caída es en la categoría vaquillonas, que son las futuras madres del sector ganadero.

De los 52 mil animales que vacunamos en 2018 a los 50 mil de 2019 no parece un número significativo, pero lo llamativo es que se dio sólo en una categoría.

El Dr. Juan Enrique Cartier, de APROSAN Chivilcoy, manifestó: “El resultado de la primera campaña de vacunación del año arrojó que en principio hubo una disminución de un 2 a 3 por ciento en comparación a la campaña anterior, se vacunaron 50.300 animales contra unos 52.000 en relación a la campaña de 2018”.

“Si bien no sería un número preocupante en ese sentido lo llamativo y las alertas están dadas con respecto a que casi el 100 por ciento de esa disminución está relacionado a vaquillonas que son las futuras madres y la estabilidad de los rodeos de Chivilcoy”, dijo y agregó: “Es sin dudas lo más preocupante amén del número de estos 2.000 animales menos que disminuyeron  muchos las vaquillonas”.

“La baja tiene mucho que ver en principio la situación del país en relación a que está claro no hay crédito, siempre teniendo en cuenta que la ganadería son procesos de largo plazo, decisiones que hoy estamos tomando y recién la cuestión económica llegará en años”, señaló.

“Los productores se encontraron sin financiación, teniendo que dejar habitualmente vaquillonas y terneras para esperarlas pero ante la imposibilidad de dinero tuvo que vender ante esa cuestión financiera”, mencionó, y añadió: “Amén del número productivo y técnico va más en ese sentido. Vender se vende rápido pero recuperar vaquillonas, terneras demanda de un proceso más largo para recuperarlas”.

“Veníamos con dos o tres años con un aumento paulatino del stock con números de un 5 por ciento en cada campaña y fundamentalmente se notaba un incremento de terneras y vaquillonas, ahora está claro que tanto 2018 como 2019 fueron años difíciles en todo sentido para los argentinos sin que la ganadería escape en tal sentido”, consignó.  

E indicó: “Pese a que los números que tal vez el año anterior venían un poco atrasados, a partir de los últimos meses del año anterior asimismo principio de 2019 hubo un reacomodamiento de los precios tanto de los terneros como las vacas provocando que tal vez los números sean un poco mejores pero más allá de eso seguramente los productores tuvieron que optar por vender esa recría que a veces llamamos o reserva de madres por una cuestión económica”.

“Hay que esperar y entender que la ganadería es un proceso de largo plazo, toda esta coyuntura hace que se tomen decisiones que después costarán levantar pero esperemos que el panorama pueda estar más claro, las cosas vayan mejor y seguramente volveremos a tener un ritmo de crecimiento sostenido como el que veníamos trayendo hasta 2.018”, remarcó.

Asimismo, resaltó: “En esta campaña que pasó no tuvimos inconvenientes para terminar en tiempo y forma, el clima se comportó muy bien en tal sentido, se terminó en fecha y terminamos al final por una cuestión que se estaba realizando la cosecha aún así con la gente arriba de la cosechadora haciéndose más difícil porque necesitan levantar lo antes posible los cultivos, aún así terminamos sin problemas”.

“No está fecha aún la fecha de la segunda campaña, seguramente comenzará a mediados de octubre, siempre es en primavera que involucra a totales. La vacunación de marzo, abril y parte de mayo fue menores, la próxima será totales vacunándose las vacas y los toros”, comunicó.

A continuación, subrayó: “Los productores ya conocen el sistema, es fácil trabajar en ese sentido porque amén de algunas cuestiones coyunturales provocándole que puedan atrasarse un poco o no, la gente es consciente de la vacunación y la importancia en tal sentido no solamente para su rodeo sino como país en general”.

“Desde hace ya de los años ’90 que se trabaja en relación a la vacunación sin tener productores rebeldes, ninguna clase de inconveniente para que se pueda concretar correctamente”, sostuvo.

Seguidamente, recordó: “Además de vacunar a sus animales contra la aftosa y brucelosis está vigente también la campaña obligatoria de carbunclo que comenzó en mayo extendiéndose hasta diciembre”.

“A partir de abril, SENASA lanza un plan nacional de la erradicación de la brucelosis que si bien vacunamos se halla obligatoria el sangrado de los bovinos susceptibles de todos los productores del país con un plazo de dos años, se está empezando a trabajar de forma obligatoria en tal sentido”, puntualizó. 

“También habrá novedades frente a tuberculosis, en todo sentido se está trabajando para la salud productiva de los rodeos, asimismo con la salud pública como brucelosis, tuberculosis, carbunclo mismo que es una enfermedad zoonótica por lo tanto el control y se puede obviamente la erradicación también está relacionada a la salud de los humanos”, enfatizó, y acotó: “Hay una tarea cotidiana, los productores en tal sentido colaboran y esperemos seguir con esta senda”.

“Las expectativas pasan por mantener el mismo número del año anterior, no creo que aumente de acuerdo a aquello que ocurrió en la primera donde las vaquillonas disminuyeron. Sería optimista si mantengo el mismo número, no parece que haya un incremento”, consideró.

-Sanidad en invierno

-En relación a los rodeos organizados siempre en invierno se genera un bache en la nutrición debido a que por las cuestiones climáticas los pastos no responden o tardan más en crecer, hay que tenerlos en cuenta y suplementarlos sea con verdeos de invierno como una avena, un raigrás o un mismo trigo relacionado a pastoreo.

También se pueden suplementar con silos, tener en cuenta esas cuestiones que generalmente empieza la época de las pariciones y hay que trabajar con la madre en la vacunación para que los terneros recién nacidos tengan la inmunidad con el calostrado, todas enfermedades que puedan afectar a los terneros es necesario y clave trabajar con las madres preñadas”, apuntó.

Hay que vacunar contra diarreas neo natales, enfermedades respiratorias a las madres para que después los terneros cuando son chicos y todavía no tienen el sistema inmune desarrollado con el calostrado, toma de leche de la madre, vayan todo ese tipo de defensa para esas enfermedades que atacan sobre todo a los terneros de días y los primeros meses.

Son importantes en esta época las cuestiones relacionadas con los minerales sobre todo en rodeos de cría, un mineral en particular como el magnesio con la necesidad de suplementar tanto calcio, magnesio como cobre porque en el invierno y más en el período alrededor del parto se hace clave principalmente en forma oral porque no se puede dar inyectable el magnesio.

También dar sales a través de bloques o esparcidos en algún lugar vienen distintos tipos de formas de dárselos, toda la cuestión mineral que producen muchas veces vacas caídas y hasta muertes.

La cuestión nutricional debe ser en forma continua y después lógicamente cada campo tiene un historial con cuestiones particulares resultando importante la tarea específica del médico veterinario que conozca ese rodeo amén de un plan sanitario en general. Cada campo tiene su historia, sus problemas y es importante que los veterinarios que conocen tomen medidas en relación a parásitos, la contaminación que pueda existir tomando decisiones en tal sentido, advirtió Cartier.

  

 

      

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags