Contactanos!

Guillermo Saavedra “Está comprobado que a la hora de leer una gran novela, tratado o ensayo, el lector sigue prefiriendo el papel”

5-Nov-2019

El periodista y escritor Guillermo Saavedra estuvo en nuestra ciudad, en el marco de la Feria del Libro “165 años de dramaturgia chivilcoyana”, que se realiza desde el 31 de octubre al 3 de noviembre, en la plaza 25 de mayo.

Saavedra realizó dos actividades el día 31 de octubre, junto a la narradora de cuentos, María del Carmen Giuliano: Un encuentro de chicos ya que es autor de tres libros de poemas infantiles y luego, intervino en una entrevista abierta en su carácter de periodista, editor y escritor.

La encargada de presentarlo fue María del Carmen Giuliano que en principio manifestó: “Tuvimos la suerte de estar con alumnos de escuelas que leyeron sus libros y pudieron hacerles pregunta, conocerlo. Es un lujo en lo personal que me puedo dar así que muy contenta y agradecida al respecto”.

Seguidamente, el escritor Guillermo Saavedra expresó: “La alegría de recibir esa inyección de energía y entusiasmo, de imaginación, de calidez que entregan los chicos asimismo me obsequiaron una carpeta con dibujos que hicieron a partir de uno de los personajes de mis libros”.

“Es una devolución siempre extraordinaria, también soy autor para adultos donde ya nos manejamos de una manera mucho más mezquina, más contenida y es imposible que un adulto lector, e incluso entusiasta de mis libros, de una devolución tan generosa como sucede con los chicos que tienen gestos incomparables”, señaló.

“Es inevitable caer en algunas preguntas que las hacen siempre pero tampoco están acostumbrados a recibir al autor porque la figura de quien escribe el libro es una cosa milagrosa”, dijo, y agregó: “Como nos sucede a los adultos que leemos muchos más libros de autores con quienes generalmente no tenemos contacto y muchos viven en otros países e incluso algunos ya murieron”.

“Cuando los chicos se encuentran con el autor se quedan un poco intimidados, preguntado las cosas habituales pero siempre hay alguna consulta que sorprende o el modo en que la hacen, el lugar siempre muy hospitalario que existe cuando un chico se pone en contacto conmigo”, resaltó.

E indicó: “Es muy gratificante encontrarse con los lectores y lectoras, el proceso de escritura en sí no puedo hablar con demasiada autoridad porque nunca quise especializarme en la literatura para chicos escribiendo siempre a partir de la intuición”.

-¿Cómo surgió la literatura infantil?

-Comencé a escribir para público infantil un poco por casualidad y hasta fatalidad escribiendo para la hija de unos amigos míos que estaba pasando por una situación complicada, luego me encontré que esos textos fueron creciendo y podían ser un libro para chicos. Ahí me di cuenta que tenía la posibilidad de llegar a los niños.

Había intentado escribir antes de esa situación y me salía algo muy forzado, demasiado didáctico, demasiado contenido; a través de esos primeros textos que comencé escribiendo más espontáneamente, por una necesidad genuina dirigidos a una nena que conocía, pude destrabar esa escritura.

-¿Qué siente al escribir para niños?

-El secreto en mi caso fue conectarme con la persona que era yo cuando tenía esa edad. Escribo para divertir, agasajar y estimular a ese chico que fui. Tengo muy presente, y cada tanto se manifiesta en mí como en todos nosotros, cuando recuperamos la capacidad de juego, de divague, de cierta incoherencia y cierta irracionalidad feliz que generalmente aparece cuando tenemos que jugar con chicos porque debemos ponernos en esa misma sintonía.

En tal sentido, escribir para mí es imaginar que estoy de nuevo jugando desde mis ocho, siete o seis años con esos otros chicos que son los de ahora digamos.

-¿Su mirada de la tecnología y los libros?

-En el caso de los chicos que están más alcanzados e incluso nacieron en medio de pantallas asimismo virtualidades y menos palpable en mucho sentido, se desenvuelven con total naturalidad en ese universo digital, de mediaciones, de virtualidades, el niño no renuncia nunca y mucho menos que el adulto a la necesidad de palpar el mundo, de tener una experiencia real, de morder, tocar, oler, degustar esa realidad.

En esa pequeña realidad física que es el libro en papel sigue siendo muy atractivo para los chicos y en el mundo de los adultos ni hablar porque está comprobado que -si bien las publicaciones digitales reemplazan en muchos casos a los textos de carácter instrumental para los manuales, indicadores, guías- a la hora de pasar por la experiencia de leer sostenidamente como una gran novela, un gran tratado, un gran ensayo, el lector sigue prefiriendo el papel.

Un amigo mío que es editor menciona que existen tres cosas que resultan difíciles de mejorar: el libro en papel, el tenedor más el botón y el ojal, pese a que transcurren las épocas que se inventaron entre la edad media y el final de la edad media, siguen siendo básicamente muy parecidas a la actualidad.

-¿Qué pasará con el libro a futuro?

-Se adaptará el libro a otro formatos en el futuro muy probablemente pero la experiencia de la lectura sea en el formato que sea básicamente es un encuentro en la intimidad entre un pensamiento que produjo un texto que se abre a la interpretación y consideración de otra persona que lo recibe dándose a través de un vehículo que es el libro, por ahora mayoritariamente para los objetos de necesidades de lectura más atenta y de largo aliento está en el libro de papel. Puede ser en otro formato pero el libro como idea no desaparecerá.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags