Contactanos!

Andrés Corró Molas “El cultivo de girasol es noble, el productor no lo descarta salvo que tenga una condición excepcional”

10-Jan-2020

De acuerdo al último informe emitido por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el 68,7 % del área de girasol ya alcanzó o superó el estadío de botón floral, acompañada en el 88,7 % de los casos por una condición hídrica entre adecuada y óptima. A su vez, el 93,1 % presenta una condición de cultivo entre normal y excelente, manteniendo las expectativas a cosecha elevadas.

Acerca de la actualidad de la campaña 2019/20 de la oleaginosa consultamos a Andrés Corro Molas - Jefe Agencia Extensión Rural INTA General Pico quien en principio comentó a La Campaña:

“Fue una campaña difícil para la región oeste, semiárida o subhúmeda en el oeste de Buenos Aires, sur de Córdoba y La Pampa”.

“Una zona que tuvo baches durante octubre con precipitaciones de 30 o 40 milímetros cuando habitualmente caen 80 y es la época fuerte del girasol”, señaló, y agregó: “Todos quienes hacen girasol si pudieran sembrar la superficie en octubre lo harían. En el inicio de octubre había humedad pero luego se paró justamente ante su ausencia”.

“Este año, a diferencia de otros, hay bastante girasol sembrado fuera del momento óptimo e incluso hasta el 20 de noviembre por eso se observaron girasoles con cuatro hojas”, consignó Corró Molas.

E indicó: “Aspectos que a campaña normal y se puede sembrar en término no aparecen. Es la primera característica diferencial de este año”.

“El girasol en su momento llegará a la humedad de abajo pero ante todo se precisa arriba para que germine bien y parejo en sus primeros centímetros”, explicó.

“Los lotes que se pudieron hacer temprano con buen barbecho y cobertura a principios de octubre están muy lindos”, mencionó, y añadió: “lógicamente tuvieron calores superiores a la media pero tienen todavía potencial atravesando el estado de estrella que es cuando empieza a separar el botón floral o algunos un poco más atrasados”.

“En los lotes que no llegaron a completar el perfil se requiere alguna lluvia que lo ayude al cultivo a llegar a las capas de suelo más profundas. En las zonas que tienen napas el girasol tiene capacidad de llegar hasta tres metros de profundidad”, subrayó.

Asimismo, Corró Molas puntualizó: “En general se sembró aquello que estaba previsto, a excepción de alguna superficie, y algunos productores tuvieron que cambiar de cultivo al no poder implantarlo en su fecha óptima”.

“Parte de la superficie que estaba pensando inicialmente para girasol cambió un poco por cuestiones climáticas principalmente a soja”, esgrimió.

A continuación, detalló: “Al sur de La Pampa que es otra zona hubo una baja de superficie porque en esa zona llueve menos y si no hay recarga en el suelo de humedad sembrar en esas condiciones ya se depende mucho de enero en relación a lo que ocurra con respecto a lluvia teniendo que cambiar de cultivo al no tener las condiciones mínimas de siembra”.

“El cultivo de girasol es noble, tiene intenciones de siembra y nunca el productor lo descarta salvo que tenga una condición excepcional. Nunca retrocede y siempre está presente. El mercado varía provocando que suba o baje la superficie”, sostuvo, y acotó: “Actualmente el mercado se encuentra incierto como muchas cuestiones a nivel comercial y hace que el productor diversifique un poco su estrategia de cultivo”.

“En el país el girasol tuvo una época mejor, después bajó y ahora remontó de la superficie histórica nacional que tenía”, esbozó.

Además, recomendó: “En la próxima campaña si el productor tiene ese problema tendrá que buscar dentro de la paleta de híbridos los que tengan mejor comportamiento para ya no sufrirlo nuevamente”.

Plagas

“Ahora hay que controlar las plagas y en tal sentido están apareciendo algunos focos de chinche diminuta que se congrega en el capítulo que se está formando antes que salga la flor y puede generar algún daño como pérdida en calidad de semillas y de merma de rendimiento”, comunicó Corró Molas.

E informó: “Está apareciendo en foco hay que monitorearla y de existir altas densidades posiblemente requiera algún tratamiento”.

“El otro tema que se viene es oruga medidora pero se puede adelantar el monitoreo e incluso prevenir a través de la trampa de luz, hay sistemas de alerta temprano, capturando a las polillas, quince días antes que se el pico de daño a nivel de cultivo”, advirtió.

“También es importante el tema de cancro, un inconveniente nuevo con zonas que no lo conocen y hay que prestarle atención”, enfatizó, y amplió: “El cancro es un hongo que queda en la región y se disemina muy fácilmente, una vez que ingresa es parte de las enfermedades común en el cultivo”.

“Este hongo genera pérdidas importantes, evaluamos algunas de un 50 por ciento entre una planta sana y una planta enferma de las mismas características e incluso una pérdida de aceite del 15 por ciento aproximadamente”, finalizó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags