Comité de Crisis de Covid-19 “Una enfermedad que tiene mucho poder de contagio y a su vez que los pacientes en período asintomático la pueden transmitir”, definió el Dr. Fernández

1-Jul-2020

El responsable del Comité de Crisis de Covid-19, Dr. Pablo Fernández, hizo hincapié en la importancia de que la comunidad continúe cumpliendo con las medidas de prevención establecidas.

El profesional de la salud recordó el propósito de la formación del Comité y asimismo se refirió a la enfermedad que tiene un alto índice de transmisibilidad.

En principio, Fernández comentó: “Este comité se formó en el mes de marzo y el objetivo primario consistía en formar un plan de contingencia para afrontar esta pandemia, implicando la generación de protocolos internos de funcionamiento hospitalario y las estructuras edilicias dentro de la estructura sanitaria de Chivilcoy para poder afrontarlo”.

“Se determinó el equipamiento de la terapia intensiva, la generación de un área en el Hospital para la atención exclusiva de los pacientes, la generación de un sitio externo como la carpa para la atención de los pacientes respiratorios febriles”, repasó, y agregó: “de esa manera evitar la circulación de los pacientes febriles y respiratorios dentro de la institución para evitar posibles contagios”.

“Asimismo la articulación con el sistema de emergencia del 107 para evacuar las dudas del personal”, manifestó Fernández.

En relación propiamente al Covid-19, Fernández señaló: “La enfermedad es reciente, surgió alrededor de hace seis meses y nunca en la historia de la medicina se avanzó tanto en el tratamiento de una enfermedad en períodos tan cortos de tiempo”.

“También es muy importante tratar de discernir de toda esa masa de información cuales son los datos correctos y verídicos en este aspecto”, acotó.

Asimismo, diferenció: “Comparativamente con otras epidemias, la más reciente de Gripe A, es distinta sustancialmente por el poder de contagiosidad, mucho mayor que la gripe, tiene una tasa de transmisibilidad a tres personas más explicando las tasas exponenciales de crecimiento”.

“Surgieron esos contagios principalmente en países donde la medidas se tomaron tardíamente a partir de diferentes lugares cerrados”, consignó.

“Durante la primera etapa teníamos bien en claro que esta enfermedad se transmitía por gotas y por contacto, el virus puede permanecer vivo en diferentes superficies como madera, plástico, metal”, mencionó, y  añadió: “incluso días dependiendo de las condiciones y las primeras medidas estaban orientadas a las barreras de gotas grandes de contacto, surgiendo el tapa boca y la higiene de manos”.

A continuación, expuso: “Surgió también la posibilidad de transmitir la enfermedad por aerosoles con las partículas virales quedando suspendidas en el aire y a partir de ahí se determinaron las medidas sanitarias de evitar lugares cerrados con conglomerado de personas”

“Esos ambientes deben estar sumamente ventilados al existir la posibilidad de adquirir esta enfermedad cuando hay una mayor cantidad de personas en relación a las que corresponde en ambientes cerrados”, subrayó.

E indicó: “También hay otras formas de transmisión, a confirmar, a través de la eliminación del virus por materia fecal que si bien los estudios son controvertidos la posibilidad está”.

“En la transmisión vía aerosol nos quedaban algunas dudas con respecto a porqué tanta contagiosidad, fuimos aprendiendo que esta enfermedad tenía diferentes síntomas”, esgrimió, y esbozó: “A partir de los primeros estudios que se realizaron en China y Corea del Sur que existe una importante cantidad de pacientes que transmiten esta enfermedad de manera asintomática”.

“Una enfermedad que tiene mucho poder de contagio y a su vez que los pacientes en período asintomático la pueden transmitir”, afirmó Fernández.

Acto seguido, sostuvo: “Es muy difícil de predecir la cantidad de pacientes que cursan la enfermedad de forma asintomática porque conocerlo debería hacerse un testeo masivo y tener un recurso infinito”.

“Se puede inferir de estudios que se realizaron en ambientes cerrados y los datos son sorprendentes llegando hasta un 60 por ciento de los pacientes que cursan la enfermedad de manera asintomática hasta un 10 por ciento”, remarcó.

Por último, el médico responsable del Comité, espetó: “La situación de alto poder de contagio y la posibilidad que un porcentaje muy importante lo pueda padecer de forma asintomática se transforma en un coctel bastante complejo desde el punto de vista sanitario explicando las tasas exponenciales que tiene la enfermedad”.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags

Contactanos!