Agredieron al personal de tránsito y destruyeron sus motocicletas

Un hecho de tremenda violencia se vivió este martes por la noche en Av. Solís y Alberdi de Chacabuco, donde un grupo de jóvenes agredieron con piedras y botellas al personal de tránsito. Unas tres motos de los uniformados, quedaron destruidas. Los vecinos dijeron “Se salvaron por los cascos”. Algunos sufrieron lesiones.

Un testigo dijo que “Los de tránsito los detuvieron por tener escape antirreglamentario. Ahí se pusieron agresivos y se fueron, pero después volvieron con más gente y comenzaron con la agresión. Volaban piedras y botellas, casi le parten la cabeza”.

Posteriormente se dieron a la fuga.

De acuerdo a la información a la que pudo acceder Chacabuco en Red, los heridos fueron trasladados al Hospital por personal del SAME, los tres con traumatismos de cráneo leves y uno de ellos con traumatismo en un miembro superior.


Los atacantes ya habrían sido identificados, de acuerdo a la información que brindó el Comisario Cabella en el lugar del hecho.

El periodista Sebastián Scandizzo de Chacabuco en Red narró a Radio del Centro: “Alrededor de las 21 (de este martes), inspectores de tránsito detuvieron a dos jóvenes que circulaban en moto por la utilización de escapes antirreglamentarios. Primeramente no se dejaron quitar las motos, poniéndose hostiles con el personal de tránsito; una vez que el personal de tránsito les solicitó que se retiraran porque ya la situación se estaba tornando insostenible, se marcharon ambas personas del lugar pero regresaron acompañados de otros jóvenes que brutalmente agredieron a los empleados municipales”.

“Recibieron el apoyo de otros jóvenes que estaban en motos también, quienes se juntan a dar vueltas por la ciudad, pero sorprendió el episodio porque fue un hecho de una violencia que no es común”, resaltó el periodista, y agregó: “Los tres agentes tuvieron que ir al Hospital con algunas heridas, contusiones, cortes y traumatismos, nada de gravedad pero tuvieron que ser trasladados para su asistencia”.

“En esta clase de operativos puede surgir algún inconveniente de personas reticentes a que le secuestren su vehículo pero habitualmente no pasa de algún insulto o impedimento para que no le secuestren la moto, aunque un episodio de semejante magnitud. Fue una situación gravísima”, enfatizó Scandizzo.

Por otro lado, mencionó: “quienes circulan en moto esgrimen quejas para con el personal de tránsito en relación a que siempre paran a quienes trabajan en horas de la tarde y a la noche los jóvenes aducen ser perseguidores por los inspectores que quieren tirarlos de las motos. Nada justifica que no se detengan, igualmente, cuando pretenden hacerles un control”.

“En principio serían mayores de edad los agresores, estarían identificados e incluso tendrían antecedentes”, finalizó.



Buscar por tags
No hay tags aún.