Antonio Martín: “La semana que viene será el momento de poder realizar las evaluaciones”



El Ing. Antonio Martin, del INTA Chivilcoy, remarcó la necesidad general que existe en todo el sector agrícola por la falta de lluvias, “que tanto se está esperando y que viene esquivando en los últimos tiempos”, señaló.

Asimismo, consignó: “Hay zonas más complicadas que otras, afectan más, o menos, el estado de los cultivos en general y sobre todos los cultivos de cosecha gruesa que son los que en definitiva, aportan el gran volumen de granos que genera nuestro país para exportación.

Las fichas están depositadas en que al menos el próximo fin de semana, que se anuncia que puede haber algunas precipitaciones. Esperamos que puedan darse, se concreten y traigan aunque sea algún alivio parcial para los lotes tanto de soja como de maíz.

Los maíces de primera, sembrados en fecha ya están llenando granos la mayoría, lo que no hicieron no lo van a hacer. Lo que sí puede llegar a permitir es una mejor finalización del llenado de granos pero hay pérdidas que habrá que evaluar.

Creo que la semana que viene va a ser la indicada como para realizar las evaluaciones porque esta semana de tanto calor seguramente va a afectar, va a seguir afectando los cultivos y la semana que viene será el momento de poder realizar las evaluaciones”, consideró.

Asimismo, esgrimió: “El de primera maíz ya lo que no hizo no lo va a hacer, algunos maíces tardíos seguramente se podrán beneficiar, podrán seguir avanzando en su ciclo, los maíces de segunda los casos que hay están muy complicados, con muy poco desarrollo, la soja con mucho estrés. Por lo cual, de no ocurrir lluvias mediatas muchos de esos lotes no van a prosperar.

La soja de primera también sembrada temprano ya está en R3, en floración, inicio de formación de chaucha en algún caso. Tiene la particularidad de que tiene alguna chance de rehabilitación porque si tiene un buen desarrollo, buen follaje, puede llegar a perder algo de hoja pero luego en la medida que se recuperen las condiciones normales, continúa con su ciclo aunque con alguna pérdida entre medio.

La soja de segunda, la que se sembró más o menos bien, que nació y está con un buen stand de planta, todavía resiste pero depende mucho de nuevas lluvias. Después, hay soja en las cuales hubo pérdida de planta.

En un rastrojo de trigo, de cebada, la semana de intenso calor hacia entre 55 y 60 grados de temperatura a ras del suelo. Estuve mirando en la estación meteorológica de Klein y el lunes hacia 52 grados a las tres y pico de la tarde, veremos qué pasa estos días donde los cultivos prácticamente se cocinan”.

“La lluvia tan esperada que siempre llega entre Navidad y Año Nuevo llegó pero tres o cuatro milímetros, ocho milímetros en el mejor de los casos. Ahora, sigue esta tendencia, prácticamente hasta mitad de enero sin lluvias y con una intensa ola de calor que está afectando gravemente a los cultivos.

Con el agravante que venimos arrastrando déficit desde la campaña pasada, las napas están muy bajas con respecto a otras campañas. Es un panorama delicado que va a tener su impacto en el momento de la cosecha. Ojalá que cambie un poco, llueva y sea beneficioso para todos”, cerró.

Buscar por tags
No hay tags aún.