top of page

Bernardo Palermo: “Mi forma de pensar es que un carnaval sin Los Mirasoles no sé si es carnaval”



Sin lugar a dudas que, Los Mirasoles son sinónimo de carnaval en nuestra ciudad.

Como es habitual, ya estuvieron actuando en los distintos carnavales realizados en las localidades de campaña y se preparan para las dos noches céntricas de la fiesta popular.

Cabe remarcar que la batucada "Los Mirasoles" decidió en este año 2022 rendir homenaje al personal de salud por su servicio prestado en la pandemia. Por este motivo, los integrantes vistieron el ambo característico de los médicos.

Entrevistamos en Radio del Centro a Bernardo Palermo, quien se encuentra al frente de la Batucada en el regreso de los carnavales para repasar la trayectoria de Los Mirasoles.

-¿Cómo fue el regreso de los carnavales?

-Estamos disfrutando de los carnavales que pese a todo se hicieron este año después de un 2021 bastante malo. Ya arrancamos, hicimos varias localidades y nos queda este viernes concurrir a Emilio Ayarza, domingo y lunes presentarnos en los carnavales que se realizarán en la Plaza Principal de la ciudad.

Estuvimos el 5 de enero en Moquehuá, primer carnaval del año en el que participamos, donde tuvimos la mala suerte que se nos contagiaron algunos integrantes. Luego se paró todo, hasta el mes de febrero donde estamos actuando sábado y domingo.

Estuvimos en todas las localidades de campaña a excepción de La Rica porque fuimos a tocar a Alberti y realmente los carnavales son fantásticos, muy sanos, muy divertidos, realmente los concurrentes la pasan muy bien. La gente, sin desmerecer a nadie, espera mucho a Los Mirasoles.

-¿Cómo fue la espera?

-Realmente extrañábamos muchísimo el poder estar en un carnaval y más lo sentimos a aquello que verdaderamente nos gusta teniendo en cuenta que Los Mirasoles tienen 43 años de trayectoria, estuvimos en todos los carnavales, únicamente la pandemia nos interrumpió las presentaciones el año anterior.

No vemos la hora que lleguen los carnavales para quienes los disfrutamos y después de un año pudimos volver a las pistas.

-¿Cuánto tiempo de preparación?

-En nuestro caso, nos preparamos seis meses antes para un carnaval. Este año debido a que nuestro director de la batucada, Juan Zozzaro, deja Los Mirasoles para hacer resurgir nuevamente la batucada que tenía anteriormente, decidimos esperar un mes y medio después de los carnavales para comenzar los ensayos con un nuevo director que es mi hermano Néstor que estuvo durante muchísimos años al frente de la batucada y prontamente volverá a hacerlo.

La batucada se encuentra integrada por alrededor de 35 personas, después tenemos apertura de ballet, pasista y seis chicas bailando.

-¿La trayectoria de la batucada?

-La batucada tiene 43 años pasaron cuatro o cinco dueños, tengo entendido que el creador fue Orlando Buzzo en el año ‘80, después pasó a manos de ‘Carozo’ Giarra, una vez que él determinó largarla optamos por hacernos cargo junto a Gustavo Buzzo, la tuvimos un año y cuando Gustavo decidió dar un paso al costado me puse al frente y hace alrededor de 27 años que está a mi cargo.

-¿La incorporación de los músicos?

-En cuanto a los músicos se van sumando amigos, hay integrantes que desde hace muchos años están y caso contrario, ponemos publicaciones en las redes sociales cuando buscamos personas interesadas en sumarse. No tienen que pagar nada, la ropa se hace a fuerza de pulmón a través de la venta de choripanes, con el recurso que obtenemos de los carnavales, ninguno de los integrantes tiene que poner un solo peso, sí obviamente le pedimos colaboración para con la batucada en relación a la búsqueda de recursos.

-¿La vestimenta?

-La vestimenta cambia año tras año, en esta oportunidad hicimos un reconocimiento y homenaje al personal de salud por la pandemia, saliendo todos vestidos como médicos. Nos ayudó mucho la Municipalidad de Chivilcoy y el Sr. Adrián Vila para poder valorar el trabajo que viene realizando el personal de salud por el momento difícil que viene atravesando por la pandemia.

La iniciativa de vestirnos de esa manera y reconocer al personal de la salud fue una inquietud mía y también del director de la batucada.

-¿Cómo surge el reconocimiento al personal de salud?

-Al retomar los carnavales le propuse a Juan (Zozzaro) hacer un reconocimiento al personal de salud, aceptó y automáticamente le plantee la idea al municipio porque no teníamos dinero para comprar la ropa teniendo en cuenta que un conjunto de médico cuesta entre $ 2.500 y $ 3.000 y somos 35. No teníamos dinero recaudado y el poco que habíamos conseguido lo invertimos en parches y palillos para la batucada. Dialogamos al respecto con Vila y el Secretario de Cultura nos ayudó mucho para poder realizar un reconocimiento al personal de la salud.

-¿Qué son Los Mirasoles para la cultura carnavalera de Chivilcoy?

-De acuerdo a lo que tengo entendido y por los años que estoy con Los Mirasoles, muchas personas que estuvieron en nuestra batucada fueron quienes luego se alejaron e hicieron su propia batucada. Concurrieron dos o tres años, aprendieron y después de abrieron a hacer su propia batucada, surgieron varias a partir de Los Mirasoles.

Cuando un año se nos van cuatro o cinco chicos, es complicado porque después hay que volver a enseñar desde cero a los nuevos que se incorporan. Juan Zozzaro como director fue el encargado de enseñar justamente a los integrantes más recientes.

-¿Se trabaja todo el año o solamente en verano?

-En un año sin pandemia, trabajamos la mayoría de los fines de semana porque hacemos toda clase de eventos, no solamente carnavales sino casamientos, cumpleaños de 15, pintadas. Antes de la pandemia, estábamos trabajando muy bien cada 15 días surgía algún evento y nos contrataban durante todo el año. Con la pandemia se paró bastante. En los cumpleaños hacemos un show de 20 minutos y si a la gente le gusta nos quedamos un rato más porque nos tienen de forma exclusiva a diferencia del carnaval donde únicamente nos ven pasar. Nos contratan mucho para la fiesta carioca y le metemos batucada.

-¿Una familia ligada a la batucada?

-Particularmente mi papá estuvo toda la vida en Los Mirasoles y otras batucadas, mi mamá tenía una batucada que se llamaba ‘Las águilas de Plaza Varela’ y llegada cierta edad saltaban los chicos para Los Mirasoles. Mi hermano Néstor la manejó durante muchos años a la batucada y después de 6 o 7 años, regresa. Realmente estar en una batucada se lleva en la sangre y pese a todo, no veo la hora que lleguen los carnavales.

Con Néstor estuvimos hablando porque cuando Juan (Zozzaro) me informa que termina los carnavales de este año y todos los compromisos contraídos para volver a retomar Oba Mará, le plantee la situación y me dijo que sí sin dudarlo demasiado.

-¿Qué se necesita para estar en Los Mirasoles?

-Para formar parte de una batucada te tiene que gustar, lo tenés que sentir. No obstante, quien llega con un poco de incertidumbre cuando empieza a ensayar automáticamente les empieza a gustar.

En todos lados que nos presentamos hacemos el mismo show para que a la gente le guste y quede conforme aunque los carnavales de Chivilcoy se esperan mucho. No obstante, a cada uno que vamos le ponemos la misma pasión y principalmente cuando concurrimos a las localidades porque son lugares donde nos gusta mucho poder tocar.

-¿Se viene un año distinto?

-A partir de este año comenzamos a planificar de una manera diferente aunque con respecto a vestimenta siempre apostamos por algo más sencillo porque es mucho dinero el que debe invertirse con el tema de los trajes y Los Mirasoles llegan al público por otros motivos también amén de la ropa. La vestimenta acompaña mucho pero a Los Mirasoles en Chivilcoy la gente los sigue mucho pero mi forma de pensar es que un carnaval sin Los Mirasoles no sé si es carnaval.




Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page