Carlos Armando Costanzo: Treinta y cinco años con el Lunfardo



Se cumplió el 35 aniversario, del comienzo de la actividad poética y creativa, en el campo del Lunfardo, del procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal, que lleva su nombre. Dicho inicio, se registró el 16 de enero de 1987, a partir de un resonante y memorable episodio policial, que hubo de conmover a la comunidad chivilcoyana, y despertó, por otra parte, la inspiración de Carlos Armando Costanzo, quien, desde ese momento, fue transitando el camino de esta muy pintoresca y peculiar jerga lingüística, del habla coloquial y callejera, tan popularizada a través de las letras del tango, las piezas teatrales, las representaciones escénicas y, numerosas obras de nuestra literatura nacional. Armando Costanzo, a lo largo de más de tres décadas, ha colaborado con sus versos lunfardos, en las columnas de diarios y revistas, difundiendo también sus textos, mediante audiciones y espacios radiofónicos, y en las páginas de Internet, Facebook: “Archivo Literario Municipal” y Web: “www archivoliterariochivilcoy. com”, del repositorio comunal; entregó a la estampa, un apreciable número de folletos, que incluyen sus diversas composiciones; ha figurado en distintas antologías, editadas en el país, y obtuvo premios y distinciones, otorgados en certámenes y concursos, organizados y patrocinados por el Círculo de Poetas Lunfardos, de la República Argentina. El 21 de diciembre de 2009, asumió como miembro correspondiente, en Chivilcoy, de la Academia Porteña del Lunfardo, acreditada y prestigiosa institucional cultural, fundada el 21 de diciembre de 1962, cuya sede, se encuentra ubicada sobre la calle Estados Unidos Nro. 1379, de la Capital, señalando y puntualizando, su expresivo lema: “El pueblo agranda el idioma”. El principal artífice, alma mater, propulsor, animador y, ex secretario y presidente de la Academia Porteña del Lunfardo, fue el erudito y notable investigador, estudioso, ensayista, crítico, periodista, poeta, escritor y docente, Don José Gobello (1919 – 2013), el cual, en la última de las cartas, enviada a Carlos Armando Costanzo, en el mes de enero de 2011, subrayaba: “Qué el buen Dios le conserve la inspiración y la modestia”. El primer soneto lunfardo, de Carlos Armando Costanzo, escrito aquel 16 de enero de 1987 – hace ya, 35 años transcurridos -, se titulaba “El Hampón”, y nos decía, de este modo: Tenía vocación de pistolero, / sueños de gánster y alma de atorrante. / Compinche del suburbio, en su desplante, / se daba de hombre piola y pendenciero. / De chico, se inició como ratero, / después, la trabajaba de asaltante, / y así aprendió el oficio del maleante, / con pinta de rufián arrabalero. / Su vida fue un revólver, un rosario / de múltiples delitos y un prontuario. / Al margen de la ley, puso la jeta… / Pensó quizá, que todo lo podía. / Una noche enfrentó a la policía, / y dos tiros le hicieron la boleta.

Buscar por tags
No hay tags aún.