top of page

Carlos Ruscio:“Estoy haciendo todo lo posible para que el deporte crezca, de a poco se logran avance

Hace algunos días, luego de recibir la respectiva habilitación, volvió a funcionar la Escuela de Judo “Hirosha Wada”, que tiene como profesor a Carlos Ruscio y cuenta con su epicentro en la sede del Club Racing de nuestra ciudad.

Manteniendo un estricto protocolo y tratando de vencer a la pandemia, la actividad comenzó hace pocos días con los turnos sugeridos, poniendo ritmo al entrenamiento para recuperar condición fisico-técnica de los participantes, con un renovado grupo de judokas.

Entrevistado en La Mañana del Centro, el Sensei Carlos Ruscio primeramente recordó su ingreso a la disciplina antes de ocuparse de la actualidad del dojo.

“Comencé a practicar la disciplina a fines del año 1.973 cuando comenzó el Judo en Chivilcoy con el Sensei, Hirosha Wada. Después me fui a Tandil a estudiar donde no estaba el deporte y volví a practicarlo de adulto”, dijo Ruscio.

Asimismo, manifestó: “Hice Karate, Taekwondo y cuando regrese a Chivilcoy, el Sensei había fallecido y luego en el año 2010 vino a nuestra ciudad a enseñar Judo un Sensei de Luján, Walter Núñez”.

“A Núñez lo acercó otro judoka chivilcoyano como Ricardo Chaparro, me avisaron que se reabría la escuela, recomencé a practicarlo tras 25 – 28 años sin hacer Judo”, agregó.

Seguidamente, expresó: “Arrancamos en el Club Gimnasia, luego el profesor Núñez dejó de venir en el año 2014 aunque me dejó el dojo y me brindó la posibilidad de quedar como instructor a cargo”.

“Tras dejar el Club Gimnasia, cuando me solicitaron el espacio, pude regresar a la cuna con respecto al lugar donde nació el Judo en Chivilcoy que fue el Club Racing”, señaló el instructor.

E indicó: “En 2015, arranqué a dar clases en la mencionada institución y estoy haciendo todo lo posible para que el deporte crezca, de a poco se logran avances”.

“Después de algunos meses de estar parados por el tema de la pandemia me autorizaron desde Deportes y Seguridad a reabrir el dojo con cuatro alumnos más el Sensei por turno”, consignó acerca de la actualidad, y añadió: “Algunas personas retomaron los entrenamientos y otras que se sumaron a practicar la actividad”.

“El Judo es un arte marcial pero permite un desarrollo y bienestar físico asimismo mental, se aprende a respetar al prójimo además de poder trabajar en colaboración con otras personas para un progreso mutuo”, puntualizó Ruscio.

En tal sentido, mencionó: “Además está el saber cuándo cada persona tiene que utilizar la máxima energía. Judo significa flexibilidad y camino”.

“No todo es competencia porque hay gente que comienza a entrenar como un bienestar físico para lograr flexibilidad, estar en estado y mejorar su salud”, subrayó.

Además, esgrimió: “Hay personas a las que no les interesa entrenar para competir sino aprender el arte, el movimiento que ayudan progresivamente a mejorar su estado físico”.

“También está la parte de kata que son las formas clásicas tradicionales de distintos movimientos”, esbozó, y remarcó: “Actualmente hay torneos de katas y otras personas que los practicar simplemente para aprender como se hacen de manera correcta. Luego está la parte de competencia y de defensa personal”.

“La competencia tiene varios aspectos prohibidos del Judo urbano o callejero, mientras que, en la defensa personal ingresa todo como golpes, lances, palancas a distintas partes del cuerpo para una persona especializarse en defensa personal debe tener también la cabeza en condiciones”, explicó.

En relación a las clases, Ruscio precisó: “Hasta que los niños no retomen las clases presenciales no los convocaré para que concurran a entrenar únicamente concurren los juveniles y adultos.

“Tenía alrededor de diez alumnos pequeños desde los 5 años inclusive. A partir de los 4 años pueden comenzar a conocer el judo a través de juegos y diferentes movimientos”, acotó.

Y culminó: “Tenemos mujeres también participando tanto juveniles como adultas.

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page