top of page

Hay mucha patología en pacientes más jóvenes porque cambió la incidencia de edad

En la Clínica Santa María se realiza mensualmente un chequeo general a los pacientes, habitualmente se lleva a cabo el primer viernes de cada mes.

A este respecto, la Dra. Lucía Fabiano mencionó en Radio del Centro: “Desde que empezamos siempre estuvo lleno y me agrada, soy la médica que los recibe y después hago la devolución de todos los estudios que se realizan, asombrándome gratamente que concurren personas jóvenes de 30, 35 años”.

“La mayoría nos dice que concurre porque en los últimos años no se había realizado ningún estudio. El chequeo es para personas de todas las edades pero apuntamos principalmente a que asistan a estudiarse personas jóvenes”, expresó.

E indicó: “En Santa María tratamos de hacer una especie de chequeo preventivo con indicaciones para que los pacientes conozcan a qué edad deben realizarse determinados estudios o si tienen antecedentes a partir de qué edad para prestar atención. La gente consulta antes y hace estudios preventivos”.

En cuanto a su especialidad, la oncóloga manifestó: “Estoy notando, amén que se realizan muchas más campañas y la gente tiene una mayor información, la patología en pacientes más jóvenes”.

“La edad no es la misma que hace algunos años atrás debido a que cuando empecé la residencia los pacientes que consultaban tenían 60 años hacia arriba, de hecho el paciente más joven tenía 60 años, pero ahora es diferente porque personas más jóvenes pueden tener lamentablemente una patología oncológica”, señaló Fabiano.

En relación a los factores de riesgo y el Covid, espetó: “Fueron cambiando los factores de riesgo porque en el inicio de la pandemia los pacientes diabéticos, añosos y con cáncer prácticamente no podía asomar la nariz a la ventana, tampoco podían vacunarse por la enfermedad que generaba el virus y teniendo en cuenta que ya cuenta con una inmunidad mucho más deteriorada”.

“En nuestra experiencia quizás por el gran cuidado que tuvieron los pacientes pero no observamos, en los pacientes que ya tenían antecedentes oncológicos confirmados, grandes alteraciones de quienes tuvieron Covid o hayan teniendo riegos mayores que un paciente que no tiene patología oncológica”, puntualizó la médica, y agregó: “No es que por tener Covid-19 puede acelerar ningún procedimiento oncológico sí nos pasó en pacientes con Covid-19, que fueron al Hospital, en los estudios detectar alguna lesión en el pulmón cuando el paciente no tenía ni idea de ella. Merced a los estudios que se hicieron se pudieron detectar esta clase de lesiones con mayor rapidez”.

“Cualquier virus en realidad genera alteraciones en la inmunidad y nunca sabemos cómo se dispara. El paciente oncológico que recibe tratamiento con quimio tiene una inmunidad muy deteriorada y siguen estando en riesgo pero no detectamos ninguna relación directa con el Covid-19”, consignó Fabiano.

Acto seguido, valoró: “Actualmente encontramos patologías en personas más jóvenes ante todo porque se controlan debido a que anteriormente no sabían el motivo del fallecimiento de sus padres y nunca se habían hecho ningún estudio”.

“La situación cambió estando los estudios al alcance de cualquier paciente tenga o no obra social, obedeciendo únicamente al deseo de cualquier persona para hacerse los estudios”, dijo, y sostuvo: “Notamos que hay mucha patología en pacientes más jóvenes porque cambió la incidencia de edad y se detectan tempranamente porque se estudian”.

A este respecto, remarcó: “Las causas siempre son multifactoriales y considero que mucho que ver la manera en que vivimos, es otro ritmo, una manera de vida diferente. En cáncer de pulmón, el tabaco continúa siendo el tabaco el factor más importante”.

“Asimismo, existen muchas alteraciones genéticas que ahora también podemos estudiar y en cáncer de mama, cáncer de próstata, cáncer de ovario tenemos genes que podemos estudiar, de la misma manera que a los hijos de pacientes con cáncer y de esta forma, estar atento a que puede tener más riesgo de una patología que otro de la comunidad. Contamos con muchos más medios para la detección”, esgrimió la profesional.

Además, esbozó: “Hay que tener en cuenta los antecedentes familiares, aunque sin perder la paciencia. En patologías como mama, ovario, colon, tienen mucho peso hereditario e incluso hay estudios que pueden realizarse de forma preventiva sin tener la patología para conocer si posee el riesgo en algún momento de padecer la enfermedad del familiar de primer grado”.

“Los estudios de imágenes y convencionales habituales como mamografía, ecografía, ya las personas pueden empezar a realizar a partir de los 40 años pero la ecografía mamaria debe hacerse en una edad más temprana más aún si contamos en la familia con algún integrante que tenga antecedentes oncológicos”, avisó, y amplió: “Lo mismo sucede en cáncer de colon, las colonoscopías, que se trata de un estudio de rutina que comienza a hacerse a partir de los 50 años, en el caso de los antecedentes familiares se estima que deben hacerse 10 años previos al diagnostico del familiar”.

“Anteriormente una mamografía no se hacía en una persona de 40 años si no de 45 hacia arriba, ahora contamos también con la resonancia magnética que es un estudio muy útil en pacientes con antecedentes de patología mamaria, hay mucha información a la que una persona puede acceder en el año 2022”, culminó.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page