top of page

“La finalidad del documental fue que se conozca la tarea que desarrollan instituciones como Atiadim"

El director de cine chivilcoyano, Gerardo Panero, se refirió a sus últimos documentales ‘Sin diferencias’ y ‘Capacidades’ que se encuentran recorriendo salas, festivales o en su defecto plataformas en relación a su proyección adaptándose a los tiempos que corren.

En Cine.Ar se puede observar el documental ‘Capacidades’ que Panero realizó en Atiadim y actualmente ‘Sin Diferencias’ el cortometraje sobre el tenista adaptado, Gustavo Fernández, está llegando a los festivales del mundo.

Entrevistado en Radio del Centro, Panero manifestó: “Con la aparición del mundo Covid, que aún hoy lo estamos transitando, cambió rotundamente todo y afectó la parte de estrenos cinematográficos en salas porque no se podían realizar”.

“A mediados de abril empezaron a hacerse estrenos televisivos de las películas argentinas porque con las extranjeras no había forma a excepción de las plataformas y cambió el paradigma de ver películas”, señaló el realizador, e indicó: “Actualmente se puede volver a las salas de cine con una menor cantidad de público y los protocolos. No obstante, en Argentina tenemos la plataforma Cine.Ar y el canal Cine.Ar donde se exhiben las películas que tienen el apoyo del instituto del cine”.

Y puntualizó: “A través de ese medio se pudo continuar con estrenos. Se mantuvo el día jueves y se estrenaban dos o tres películas”.

-‘Capacidades’ se estrenó a través de Cine.Ar…

-A mediados de noviembre del año anterior se estrenó ‘Capacidades’ a través de Cine.Ar. En realidad pretendíamos estrenar el documental en abril o mayo de 2020, ya había hecho un recorrido en 2019 estrenándose en noviembre de ese año en el Festival de Trieste en Italia. La expectativa era poder seguir por algunos festivales más y enero de 2020 en India se proyectó en salas de cine de forma presencial, a partir de marzo ya los estrenos cambiaron de formato.

-¿Qué es ‘Capacidades’?

-Es un largometraje documental sobre Atiadim, una institución que en Chivilcoy conocemos aunque tal vez no en detalle. Desde muy chico me pareció que se trataba de un trabajo fundamental para la sociedad porque reinsertar a las personas que tienen alguna discapacidad, y están fuera del ámbito convencional, trabajando todo el día en tal sentido me parecía importante destacar.

Surgió la idea de empezar a ir a registrar imágenes del trabajo que se hace en Atiadim, concurrí durante tres años en diferentes momentos porque en algunas oportunidades acompañé al equipo de fútbol, asimismo concurrí al Taller Protegido donde hay muchas personas realizando distintas labores, también al Hogar porque Atiadim es muy grande. Fue un largo proceso el registrar y convertir después en un largometraje.

El primer trabajo es de inserción a la sociedad y de nuestra parte deberíamos entender naturalmente que tienen derecho a tener trabajo, a educarse. Debería ser un proceso mucho más simple aunque surgen muchas trabas a nivel prejuicio. Atiadim se desenvuelve con el propósito de poder insertar a las personas con discapacidad en espacios de trabajo y sociales de manera convencional.

-¿Cómo surgió el proyecto?

-Una de las primeras cuestiones que me llevó a iniciar el proyecto fue cuando conocí al equipo de fútbol de Atiadim y allí comencé a registrar imágenes cuando viajé junto al equipo con Hernán Boggan que es su profesor. En ese viaje me di cuenta de la tarea que realizan profesores y en este caso, jugadores; profesionales que dejan muchísimo de su vida para poder concretar distintas actividades.

-¿La intención fue visibilizar el interior de Atiadim?

-Fue una suerte de seguimiento observacional, sabían que estaba ahí y colaboraron mucho con el proyecto. Mi búsqueda era salir de esa imagen que muchas personas tienen de la lucha, el trabajo y el testimonio para mostrar las capacidades de cada uno y salir de ese prejuicio que no se ve y poder visibilizar aquello que realmente hacen y es muchísimo.

Estaba el equipo de fútbol, el trabajo en el taller, la colonia, la tarea diaria de las personas que viven en el hogar y es fundamental porque muchas no pueden estar en sus domicilios porque necesitan de una asistencia todo el tiempo o carecen de recursos para poder hacerlo. Fue mostrar la vida cotidiana de Atiadim.

-¿Las repercusiones?

-Las repercusiones fueron buenísimas. Cuando hago algo lo primero que evalúo es si se entenderá, si se logrará comprender aquello que pretendemos mostrar y la verdad que los medios que hacen críticas de documentales nos hicieron buenas devoluciones.

Lo más interesante fueron las reacciones de las personas de Chivilcoy que lo vieron, quienes forman parte y quienes no forman parte de Atiadim, con muchas devoluciones muy lindas realmente por observar aquello que muchas veces queda oculto. Fue la finalidad del documental que se conozca la tarea que desarrollan instituciones como Atiadim.

-¿Qué es ‘Sin diferencias’?

-El año anterior en plena pandemia, en el mes de julio de 2020, Gustavo Fernández estuvo entrenando en Chivilcoy con motivo de hacer la pretemporada para disputar el US Open. Para mí es un personaje muy importante dentro del deporte y quizás no tiene el espacio que se merece. Me acerqué al Club Colón para pedir permiso y si bien no nos podíamos acercar mucho por el tema del Covid, ante una competencia importante que tenía por delante, igualmente nos permitieron hacer un registro de su trabajo y terminé haciendo un cortometraje junto a Franco Carbone -con quien me encuentro trabajando en otro proyecto- y Federico Panero.

Nos aunamos e hicimos un cortometraje que por suerte se pudo difundir bastante, estuvo en algunos festivales. El mes próximo estará en una muestra que también podrá observarse de forma online en todo el país.

-O sea que se pudo seguir trabajando en pandemia…

-Fueron realmente ganas porque en principio de 2020 estaba inmerso en otro proyecto con el que vengo trabajando desde hace bastante tiempo. En marzo – abril teníamos que hacer algunas entrevistas pero por la pandemia las tuvimos que postergar. En julio cuando surgió nos enteramos que venía Gustavo Fernández, le consultamos acerca de la posibilidad de hacer un documental y al recibir una respuesta afirmativa de su parte, pudimos sacarnos las ganas de seguir filmando. Es un cortometraje de cinco minutos puntualmente sobre el tenista y una carta que escribió en 2019 que particularmente me impactó cuando la leí. La intención fue conocer un poco más de su vida.

El trabajo en el otro proyecto debía realizarlo en Buenos Aires pero en ese momento no se podían hacer rodajes, estaba cancelada la posibilidad y pudimos terminar de hacer en noviembre.

-El documental sobre Amancio Williams todavía sigue vigente…

-El documental de Amancio lo pasaron muchas veces, siempre tiene alguna repercusión. Hace poco me lo pidieron para subir a la plataforma de Cine.Ar así que próximamente estará disponible para poder observarlo. Son las cosas lindas que pasan con estos proyectos porque ya tiene 8 años.

Ese documental es particular porque la figura de Amancio es muy importante a nivel internacional por su relevancia en el mundo de la arquitectura y en ocasiones me escriben personas que viven en diferentes lugares porque están haciendo una investigación de arquitectura argentina o incluso sobre la obra de Amancio, al enterarse de la existencia del documental lo quieren ver. Realmente tiene mucha repercusión.







Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page