top of page

“La prioridad, además de lo nutricional, es poder generar una enseñanza y aprendizaje"

La Licenciada en Nutrición, Georgina Neris desde el 2016 trabaja de manera conjunta con el área de SAE del Consejo Escolar con el propósito de brindar un menú más sano y nutritivo a los alumnos que utilizan el servicio de comedor en las escuelas como asimismo desayuno y merienda.

En relación a la actualidad de la labor alimenticia que se lleva a cabo en las escuelas, Neris manifestó a Radio del Centro: “Es una iniciativa que comienza en 2016 pero a partir de tener el Ministerio de Desarrollo Social una Dirección de Nutrición hubo un avance en cuanto a la exigencia debido a que cuando comenzamos la tarea era más a nivel local pero ahora tenemos el acompañamiento desde arriba con un marco nutricional a cumplir y ahora tiene un sentido la alimentación.

El aporte de las legumbres en los módulos de alimentos, obedecen a cumplir las condiciones nutricionales y priorizar el aporte de determinados nutrientes que son fundamentales para la edad, también en el contexto que ese alimento pueda conservarse”.

En cuanto a los menúes, señaló: “los vamos confeccionando a partir del cumplimiento del marco nutricional. Tenemos un menú de dos semanas que es rotativo y damos prioridad a la frecuencia de legumbres como asimismo de carnes que obedecen al aporte de proteínas, la presencia de verdura y de frutas como postre.

En 2016 todavía había una frecuencia de postres como golosinas que ahora ya no están más presentes en el desayuno y merienda ni tampoco como postres en el menú. Existe un control desde la Dirección de Nutrición y tratamos de dar prioridad a esos alimentos que son mejores nutricionalmente.

Hay otros alimentos que obedecen a lo social, lo cultural que todavía están presentes y es flexible el aporte de dulce de leche siendo lo único que todavía persiste en desayuno y merienda, pero en relación al almuerzo se cumple el marco nutricional en su totalidad.

Ahora, tenemos el menú de invierno y también tenemos uno de verano donde el aporte nutricional es el mismo aunque el aporte nutricional es el mismo, ocurre que las preparaciones son más calientes ante una baja en la temperatura”.

Neris remarcó la importancia de generar hábitos: “La prioridad no es solamente lo nutricional si no también el poder generar una enseñanza y aprendizaje desde la preparación que se hace en la escuela. Nos sucede que las legumbres no son el alimento que más saben utilizar y lo que busca es que desde el menú escolar es provocar una enseñanza de cómo utilizar un garbanzo, una lenteja, un poroto en los domicilios de los alumnos para que los chicos vayan adquiriendo ese hábito debido a que las limitaciones de su consumo es más cultural que económico.

Nuestro gran logro es el tema de las frutas que está siempre presente en el postre, en las colaciones y cuando falta suelen pedir los propios alumnos demostrando que se instaló, no fue sencillo pero desde 2016 merced a un trabajo sostenido que se viene desarrollando se pudo incorporar y la verdura cuesta un poco más pero también está presente, con preparaciones que se aceptan más que otras.

Cuando la escuela acompaña con proyectos de alimentación saludable para que los chicos entiendan el sentido de esa recomendación, el impacto y aceptación es mayor aún”.

Con respecto a la capacitación del personal, mencionó: “Desde el Consejo Escolar ya durante el año mantuvimos dos encuentros con el personal que se encarga de cocina y también directivo de las instituciones, capacitando, brindando sugerencia, documentación que tengan como soporte recetarios, recomendaciones alimenticias y sanitarias.

Uno de los grandes cambios es el acompañamiento a los cocineros y a la cocinera quienes materializan el menú, intentando brindar información a la escuela para que estén actualizadas en cuanto a la educación nutricional como asimismo al personal de cocina no solamente para elaborar si no ofrecer en la escuela”.

Por último, la profesional se ocupó de las prioridades: “son el desayuno y el almuerzo en relación a no dejar de enviar la leche, por el aporte nutricional, y la colación si bien es importante, está dentro de la función de lo que es generar el hábito y donde más impacta el presupuesto es en la colación pero siempre la parte nutricional del desayuno, merienda y almuerzo respecto al lácteo se mantuvo siempre.

Fundamentalmente en el menú el aporte proteico que es de carne o de legumbres, una nueva exigencia es la presencia de la legumbre que no sea siempre la carne como fuente proteica, las verduras tratamos que todos los días haya alguna clase de aporte a excepción de los lunes que es nuestro limitación por una cuestión de logística que no llegan los productos frescos pero de martes a viernes siempre las preparaciones vienen acompañadas de algún hidrato de carbono ya sea arroz, fideos o papa pero también está la verdura, aporte proteico, la fruta en el postre y agua como bebida excluyente”.




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page