top of page

“Para evitar o prevenir cualquier enfermedad hay que empezar a disminuir de a poco el dulzor"

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió días atrás que los endulzantes artificiales pueden tener efectos indeseados, como el aumento del riesgo de diabetes de tipo 2, si se usan por mucho tiempo sin cambiar los hábitos de vida.

Acerca de esta cuestión se refirió en el Programa ‘INTA en la Radio’, la licenciada en nutrición,

Gisela Butti que en principio expresó: “Fue toda una revolución y como nutricionistas nos explotaron los teléfonos celulares porque salió un comunicado emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca de los edulcorantes no calóricos en relación a que no eran aconsejables y podía traer como consecuencias, a largo plazo, para la salud”.

“Estuvimos durante tanto tiempo expresando que debía reemplazarse el azúcar por edulcorantes en algún tratamiento para descenso de peso y también consistía en ayuda para las personas con diabetes a manera de no alterar tan rápidamente la glucemia que ya muchas estaban adaptadas al edulcorante que mejor les caía y a los que no tenían tanta tolerancia”, mencionó la profesional.

E indicó: “De repente, sale el informe de la OMS y varios médicos hablando al respecto. La OMS emitió el comunicado que los edulcorantes podían generar efectos no saludables a largo plazo pero no significa que esté prohibido su consumo ni su venta. Los edulcorantes se pueden consumir aunque de manera responsable. Tenemos una ingesta diaria recomendada y es lo que debemos respetar”.

No obstante, puntualizó: “se está poniendo énfasis en bajar el umbral de dulzor porque, caso contrario, era esconder ‘la basura debajo de la alfombra’ en relación a que la persona no podía consumir azúcar pero sí edulcorante y seguía adicionando la cantidad de dulzor, con la única diferencia de no tener calorías, pero a nivel cerebral – cognitivo produce las mismas sensaciones de adicción con respecto a que necesita seguir comiendo más”, y agregó: “La exigencia que sea cada vez un poco más dulce es cuando se empieza a correr el riesgo de perjudicar la salud a futuro porque después se está pasando de la ingesta diaria recomendada”.

“El comunicado debe actuar como alerta y concientización a la población que debemos empezar a bajar el umbral de dulzor tanto sea calórico como no calórico. El edulcorante puede servir para el descenso de peso pero no en soledad si no complementado con actividad física, una dieta saludable y funcionaba como una herramienta que ayudaba al descenso de peso”, consignó Butti.

Asimismo, sugirió: “En relación a bajar el nivel de dulzor que tenemos a nivel paladar puede iniciarse por aprovechar los naturales que tenemos en los alimentos que son ricos en azucares que nos pueden ayudar para las preparaciones que necesitan un poco más de dulce. Por ejemplo, si la persona preparaba un budín y agregaba 150 gramos de azúcar puede agregar la mitad, luego se puede incorporar un puré de manzana, una banana pisada o rayar una pera para complementar el dulzor con algo más natural y esa sensación adictiva empieza a disminuir”.

“También puede ocurrir con las infusiones que en caso de tomar por día tres cafés y agregar tres cucharadas de azúcar o sobres de edulcorante, una semana en lugar de dos se le coloca uno y después prueban con no ponerle o ir alternando en el momento del día que más lo necesite”, mencionó, y añadió: “A la tostada que se le pone el queso y la mermelada que induce a seguir consumiendo dulce, pueden untar con un puré de frutas o mermelada casera con semillas de chía para que tenga un aporte más de fibra y reduzca el índice glucemico”.

“También se le puede colocar coco a la yerba y al momento de tomar mate en lugar de agregar azúcar, miel o cualquier clase de edulcorante poner 2 o 3 cucharadas de coco en la preparación del mate porque ese mismo dulzor del coco y el sabor agradable que tiene nos ayudará a que no extrañemos tanto el dulzor del edulcorante y azúcar, así poder disminuir el consumo de ambos”, recomendó.

Además, subrayó: “Tenemos que bajar el umbral de dulzor que estamos consumiendo porque no es bueno para nadie y principalmente personas con patologías de base o con antecedentes familiares. Para evitar o prevenir cualquier enfermedad hay que empezar a disminuir de a poco el dulzor y reemplazar por alimentos naturales”.

“La estevia en su forma natural es una hoja pequeña pero es muy buena opción para endulzar a las personas que les agrada. Se encuentran disponibles en dietéticas aunque tiene un efecto endulzante tres veces superior a los azucares, así que con colocar una o media dentro de un termo o una pava ya es suficiente”, culminó la nutricionista.




Opmerkingen

Beoordeeld met 0 uit 5 sterren.
Nog geen beoordelingen

Voeg een beoordeling toe
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page