top of page

“Se sigue movilizando todo el sector turístico y hotelero que fueron muy golpeados por la pandemia”

La Confederación de la Mediana Empresa (CAME) comunicó que durante el pasado fin de semana largo: viajaron 4,4 millones de turistas y excursionistas, y gastaron $55.070 millones.

Unos 2,3 millones de turistas y 2,1 millones de excursionistas recorrieron el país durante este fin de semana largo. Con esos datos el feriado de junio entró al calendario turístico como uno de los más importantes del año.

El nivel de ocupación promedió el 90%. Hubo un calendario de eventos muy nutrido y el buen tiempo acompañó. El gasto diario saltó a $6.500, pero aun así la gente viajó y festejó el Día del Padre.

Comparado con junio de 2019, que sólo tuvo 3 días, se movilizaron 148,1% más de turistas, 94,2% más de excursionistas, mientras que la estadía promedio aumentó 32%, y el gasto diario subió 386,9%. Esto último, impulsado por la inflación, pero también por la mayor predisposición de los viajeros a destinar ahorros a ocio y recreación. A precios constantes, el gasto diario se incrementó un 35,4%.

En la Provincia de Buenos Aires, la ocupación promedió el 85% en los establecimientos que se mantuvieron abiertos.

A este respecto, entrevistamos en Radio del Centro a Salvador Femenia, el secretario de prensa de CAME, con el propósito de obtener más detalles del informe elaborado por la entidad tras el fin de semana largo.

-¿El balance del fin de semana largo?

-Fue un fin de semana largo muy bueno, ayudó que fueron cuatro días y desde que es feriado el 17 de junio, hasta este año, no se habían combinado de ésta manera y provocó que mucha gente se movilizara a lo largo y ancho de todo el país.

De esta forma, se sigue movilizando todo el sector turístico y hotelero que en realidad fueron dos de los rubros más golpeados, si no los más golpeados, durante la pandemia por las restricciones y dependía de las movilizaciones el poder hacer turismo, no hubo hotelería y muy poca gastronomía.

Está bien que ahora sean varias las personas que puedan movilizarse y de manera seguida porque fue una temporada veraniega muy buena, una Semana Santa también muy buena y el pasado fin de semana largo, que si bien no superó los números de Semana Santa y debe tenerse en cuenta que también estaba el Día del Padre, tomando junio terminó siendo record.

-¿La diferencia entre turistas y excursionistas?

-Turista es el que planea un viaje por tres o cuatro días e incluso un poco más para no regresar junto a una gran masa de gente y el excursionista es quien hace un ida y vuelta en un día o día y medio, a lugares relativamente cercanos.

-¿El dinero que quedó en el país?

-Quedaron 55.070 millones de pesos en el país, si bien el dinero tiene un valor que se deteriora cada vez más igualmente no deja de ser una cifra muy importante con un gasto promedio diario por turista también elevado, un incremento muy alto con respecto al que habíamos medido antes de la pandemia en el año 2019 aunque en aquella oportunidad fueron tres días y estábamos en una situación económica muy complicada al tratarse de la última etapa del gobierno anterior que impactaba en todas las actividades y el turismo para los fines de semana largo también.

Igualmente fueron 6.524 de promedio de este fin de semana de gasto diario contra 1.340 de 2019 medido a valores constantes, a excepción de la distorsión de valores que puede significar el ritmo inflacionario actual.

-¿Los principales destinos turísticos?

-En general hubo un promedio de ocupación del 90% a nivel país, obviamente los destinos turísticos del país son los más tradicionales como el norte de Argentina: Quebrada de Humahuaca, Salta, Termas de Río Hondo donde hubo un foro internacional de Turismo, la Costa Atlántica, Tandil en la provincia de Buenos Aires, Bariloche y destinos andinos volvieron a ser estrellas porque hay nieve, Calafate también.

Todos los destinos anduvieron bien e incluso la Ciudad de Buenos Aires que siempre es muy visitada e incluso recibiendo turistas extranjeros limítrofes también.

-¿Se puede hablar de reactivación?

-Se fue reactivando fuertemente aunque la caída también provocó un impacto importante con muchos establecimientos desaparecidos y si bien se reactivaron o volvieron a reabrir algunos que habían cerrado, estamos en un proceso de recuperación sin que se haya podido aún igualar todo aquello que se perdió y fue muchísimo teniendo en cuenta que el sector turístico no tuvo ninguna defensa y se encontraba absolutamente parado.

-¿Están buscándose más los destinos emergentes?

-Las nuevas propuestas pasan por el turismo de cercanía merced a las redes sociales, con muchos destinos que son localidades y tienen como encanto: gente sencilla, lugares sencillos, calles de tierra. Todo sirve para verificar aquello que venimos comprobando desde la salida de la pandemia que son los cambios de hábitos, aprovechar un ratito para ir a visitar lugares pequeños, nuevos destinos, disfrutar de la gastronomía como viene sucediendo en el interior principalmente. Tenemos varios lugares emergentes a partir de la difusión en distintos medios y también el turismo interno sigue ganando protagonismo ante algunas dificultades y normativas del gobierno nacional con el tema de divisas que hace más doloroso pagar con dólares propios para viajar al exterior. Todavía en Europa existen algunas restricciones para ingresar.

-¿El consumo por el Día del Padre?

-En el país estamos atravesando una situación problemática con el consumo que impactó principalmente en el mes de mayo, veníamos de una fuerte recuperación superior a la prevista y de repente a fin de abril y en el mes de mayo se empezó a frenar.

Subió 1,4% el consumo por el Día del Padre con respecto año anterior, en algún punto igualmente tenemos que hacer un análisis compartido entre el Día del Padre y el fin de semana largo porque muchas familias regalaron el viaje. En cuanto al consumo de bienes fue un incremento discreto de acuerdo a lo previsto.

-¿Las expectativas para las vacaciones de invierno en materia turística?

-Espero que el bolsillo de para todo porque el pasado fin de semana estuvo el Día del Padre que fue afrontar económicamente los regalos y el fin de semana largo a un mes de las vacaciones de invierno. Si bien está el aguinaldo, tenemos que esperar para conocer la realidad de la temporada que ojalá sea buena porque significaría consolidar la recuperación del sector. Estamos aguardando con prudencia de la misma manera que hicimos con las expectativas del Día del Padre que se confirmó en cuanto a la desaceleración del consumo con respecto a la inflación.




Komentáře

Hodnoceno 0 z 5 hvězdiček.
Zatím žádné hodnocení

Přidejte hodnocení
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page