top of page

“Se venía pensando que el nosocomio sea un centro de estudio para el registro de donantes de médula"

Dr. Ignacio Ledesma


“Ya se venía pensando que nuestro nosocomio sea un centro de estudio para el registro de donantes de médula ósea”



El pasado viernes en el Centro Universitario de Chivilcoy se dictó una conferencia sobre la donación de médula ósea.

La donación de médula ósea se destaca por ser una de las pocas donaciones que permite salvar una vida en vida. Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficit inmunológicos. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea.

Dentro del grupo familiar, los hermanos son los mejores donantes para un paciente que necesita un trasplante de CPH, debido a las características hereditarias del sistema mayor de histocompatibilidad humano (HLA).

Sin embargo, sólo entre un 25% y un 30% de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible, con lo que el resto queda sin acceso a esta práctica terapéutica. Justamente, para que sea viable la ejecución de un trasplante no emparentado, se recurre a los registros internacionales de donantes voluntario.

Con el fin de derribar mitos y colaborar con la conformación de un banco de donantes local, el CUCH se sumó a la iniciativa impulsada por “Salvemos Vidas Chivilcoy”.

Por lo que se dictó una conferencia denominada “¿Cómo salvar una vida en vida? Mitos y verdades en torno a la donación de médula ósea”, a cargo de los oradores: Andrea Colombo, fundadora y presidente de la Asociación Civil Dar por Más Sonrisas; la pediatra María Nieves Miguelezzi y el médico hematólogo, Ignacio Ledesma.

Ese mismo día, los interesados pudieron inscribirse como donantes y participar el 13 de mayo en el Club de Leones en el proceso de extracción de sangre que permitirá establecer compatibilidad de los futuros donantes con quienes necesitan trasplantes.

De la iniciativa también participaron como instituciones adheridas el área de Hemoterapia del Hospital Municipal, el Hospital Posadas y el INCUCAI.

Para ser donante se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos.

A este respecto consultamos en Radio del Centro al Dr. Ignacio Ledesma, Jefe de Hematología del Hospital Municipal de Chivilcoy para conocer la importancia de la donación de médula ósea.

“El motivo de la charla obedeció a una inquietud que nuevamente tomó fuerza por un paciente en nuestro hospital que fue derivado con un diagnostico de leucemia a un centro en Capital Federal pero ya se venía pensando que nuestro nosocomio sea un centro de estudio para el registro de donantes de médula ósea”, señaló el profesional, y agregó: “En ocasiones concurren hospitales de afuera como el Posadas o Garrahan a tomar muestras para el registro de médula ósea en nuestra ciudad”.

“Por lo tanto, me surgió la inquietud de conocer por qué nuestro hospital no podía ser también un centro de derivación de muestras para el registro”, planteó Ledesma.

E indicó. “La iniciativa fue de una asociación civil sin fines de lucro que es Salvemos Vidas Chivilcoy que muy interesados con la propuesta iniciaron algunos contactos para poder comunicarnos con el INCUCAI para ir dando forma al proyecto para en los próximos días ya poder estar enviando las muestras al registro de médula ósea”.

“El primer mito a derribar es que en realidad uno no dona médula ósea sino que se inscribe en el registro con su perfil genético y se pone a disposición de pacientes de todo el mundo que los pueda necesitar”, consignó.

Acto seguido, esgrimió: “Es muy difícil tener a alguien compatible y si no se es familiar directo en cuanto a posibilidades se habla del orden de 1 en 60 mil, es más fácil sacarse la lotería. Por lo tanto, es necesario que haya más gente disponible para el registro así aportar la posibilidad a los pacientes pudiendo constituir la única chance de salvar su vida”.

“El dador de sangre que habitualmente comparte el criterio de donación de médula, aprovechamos esa bolsita de sangre que le sacamos, enviamos la muestra a La Plata si la persona está de acuerdo”, mencionó el hematólogo, y añadió: “Mi intención es articular el sistema para que todos los meses que tenemos alrededor de 60 u 80 dadores de sangre como mínimo registrarlos también para que sean potenciales candidatos a donación de médula”.

“Con respecto al procedimiento de donación de médula en sí, en caso de aparecer un paciente que necesita un trasplante y tenemos un dador en la ciudad, se articula un sistema y la donación de médula no es más por punciones en la cadera, que era mucho más invasivo”, explicó, y amplió: “ahora es un procedimiento mucho menos agresivo con una especie de suero que se coloca en el brazo y una máquina filtra las células seleccionando las células madres”.

“El procedimiento puede salvar vidas y es la única esperanza de muchísimos pacientes, de todas las edades y con diferentes patologías”, subrayó, y esbozó: “Son enfermedades de la fábrica de la sangre que como hematólogo me tocan muy de cerca al ser el encargado de tratarlas. Existen muchas patologías donde el trasplante de medula continúa siendo la última chance curativa”.

“Mientras más dadores se anoten en el registro, más chances habrá que nuestros pacientes consigan ese tratamiento tan importante”, culminó.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page