top of page

“Trabajando desde la prevención estamos evitando todo el daño que tiene el paciente en su salud"

El pasado jueves finalizó un taller dictado por el kinesiólogo Adrián Nivello, a través de PAMI y la Universidad de 3 de Febrero, destinado a las y los adultos mayores con la finalidad de prevenir caídas desde lo teórico y principalmente desde lo práctico.

En diálogo con Radio del Centro, el profesional de la salud comentó que el taller Surgió por una iniciativa propia, también porque desde Cokiba se está trabajando bastante desde la kinesiología comunitaria como asimismo desde la prevención, debido a mi trabajo en el Hospital y en consultorio donde fui notando que estamos llegando tarde como equipo multidisciplinario al proceso de aquello que denominamos una caída”.

“Cuando atendemos ya estamos en la consecuencia de la caída y cuando se llega tarde en salud, no solamente hablando de mi especialidad, es una falla del sistema porque trabajando desde la prevención se puede evitar el trastorno que provoca una caída a los pacientes, el trastorno a las familias y todo aquello que implica al sistema de salud en cuanto a la saturación, a los gastos de laboratorio, medicamentos, logísticas”, planteó Nivello, y puntualizó: “Trabajando desde la prevención estamos evitando todo el daño que tiene el paciente en su salud tanto física como psicológica y socio económica como asimismo impedimos que el sistema de salud gaste en esa persona”.

“Cuando hablamos de caída hacemos referencia a un proceso involuntario que hace perder el equilibrio y el cuerpo termina dando contra el piso o cualquier objeto que lo frene, lógicamente que la persona adulta mayor tiene menos reflejos y factores intrínsecos que lo llevan a una caída como medicamentos, problemas visuales, articulares, la movilidad, fuerza muscular y puede provocar que esa caída resulte un poco más grave, que a medida avance la edad pueda ser más recurrente”, señaló el kinesiólogo.

E indicó: “El 30 por ciento de los adultos mayores tienen la posibilidad de caerse durante el año, después de los 75 años el porcentaje asciende al 35 y después de los 80 años existe un 50% de posibilidades que una persona adulta mayor pueda caerse durante el año. La Organización Mundial de la Salud lo toma como un problema importante para la edad adulta, casi uno de los principales en causa de muerte y es un problema muy grave”.

“Hay factores intrínsecos que son propios del organismo que puede generar un mayor porcentaje a tener caídas pero también están las barreras arquitectónicas: obstáculos en las veredas y dentro de la vivienda. El hogar es el principal lugar donde se producen las caídas”, consignó.

“También en el taller tratamos de trabajar en relación a qué hacer si ocurre la caída, la mejor forma de levantarse que puede tener la persona, de pedir ayuda que lo incluimos a partir de la inquietud de los y las adultas mayores”, esbozó Nivello, y amplió: “Una clase fue práctica en relación a qué sucede si una persona se cae y como puede hacer para levantarse, la manera de caer y girar en el piso para incorporarse, sujetarse de algo fijo y seguro para tratar primero de arrodillarse, ponerse en cuchillas y luego elevarse que esa fue la idea”.

“Pudimos hacerlo y algunas de las mujeres que participaron del taller pudieron practicarlo, retirándose contentas de poder lograrlo, sintiendo que habían mejorado la movilidad y la fuerza en el transcurso de los meses que hicieron el taller”, resaltó.

Asimismo, sugirió: “También puede generarse una lesión o un fractura donde la persona que está caída no se puede mover, entonces siempre se recomienda el tener un teléfono a mano en los lugares que son más proclives a las caídas que son cerca de la cama o en el baño, por lo tanto proceder a la adaptación del hogar, ante las limitaciones de la persona, para que en el caso desafortunado de una caída y lesión se puedan comunicar para pedir ayuda sin tener que pasar horas en el piso hasta que algún familiar o vecino la encuentre”.




“Desde la kinesiología se recomienda la actividad física y en la medida de lo posible que no se pierda, en los talleres trabajamos en ejercicios de elongación, fortalecimiento, movilidad articular y muchos de equilibrio que son muy importantes”, remarcó, y culminó: “Fue lo trabajado en la parte práctica del taller además del aspecto teórico en relación a abordar los factores intrínsecos y qué podemos modificar dentro del hogar para disminuir el riesgo de caídas relacionados a la mejora en la iluminación o poder quitar del paso cables, alfombras. Se lleva a cabo todo un proceso de educación para que se logre modificar dentro del Hogar para no caerse o no volver a caerse por el mismo elemento que interfirió en su paso”.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page