top of page

Vega: “La ferretería está vinculada a todos los rubros y oficios, cada vez se fue ampliando más"

Cada 3 de septiembre, desde 1943, se celebra en Argentina el Día del Ferretero, un homenaje a estos tan indispensables comerciantes.

La elección de esta fecha recuerda el 3 de septiembre del año 1905, cuando la Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina (CAFARA) se fundó como Asociación de Ferreterías, Pinturerías y Bazares de la República Argentina; por hombres que desarrollaban el gremio empresarial y creían firmemente en el destino del país.

El objetivo de dicha entidad es la defensa y desarrollo del comercio minorista Ferretero.

Por tal motivo, La Campaña entrevistó a Norberto Vega, propietario de Ferretería Vega, para conocer la actualidad de un rubro declarado ‘esencial’ desde el inicio mismo de la pandemia. Un comercio que fue incorporando cada vez más artículos.

“La ferretería cada vez se va ampliando más, es interminable, surgen cosas nuevas pero los artículos viejos también debemos tenerlos porque siempre te los piden. Se hizo un rubro de ramos generales”, puntualizó el comerciante, y agregó: “Se fue ampliando a punto tal de vender los guantes para el trabajo, para la moto, la zapatilla, el cordón, más todos los artículos de ferretería”.

“Un rubro al que se lo denominó esencial ante algún inconveniente pudiera surgir de electricidad, plomería principalmente en algún centro médico y en nuestros propios hogares donde no podemos estar sin energía eléctrica, en los comercios tampoco y además sin el servicio de sanitarios”, señaló Vega.

Asimismo, manifestó: “También sucedió que mucha gente se acercó a comprar distintos elementos para hacer arreglos en sus domicilios principalmente para solventar los gastos de mano de obra y además también para pasar el tiempo en pandemia principalmente”.

“Durante el transcurso de la pandemia no tuvimos un número de clientela pareja, días con mucha gente y en horas pico de 10 a 12.30 cuando la gente anda en la calle. Temprano no anduvo mucha gente hasta que las obras en construcción empezaron a retomarse”, consignó el ferretero.

E indicó: “Otra de las cuestiones que se notó mucho es la inflación que hubo en este último tiempo, en el mostrador se refleja”.

“Anteriormente personas que directamente compraban, ahora primeramente consultan precio y en lugar de llevar todo aquello que necesita, adquiere una menor cantidad de elementos y hacen durar cosas un poco más”, esgrimió, y añadió: “Un albañil, por ejemplo, que debe comprar un disco para construcción, si anteriormente lo gastaba ahora lo gasta un poco más, se nota en la rotación del producto en el mostrador pero hay movimiento porque es un rubro que nunca paró y esencial para la mayor cantidad de gente”.

“Durante la pandemia se dificultó la entrada de alambre galvanizado, todo lo relacionado a hierro, inclusive clavos, se consiguió muy poco y el que podíamos obtener tenía un precio muy elevado”, subrayó el comerciante.

En tal sentido, mencionó: “Tampoco entraron los materiales importados principalmente y el que ingresa tenía muy elevado el precio así que particularmente prefiero no venderlo porque si no tengo que cobrarlo muy caro, no se justifica el sobre precio aunque la gente lo necesite. Preciso que el cliente venga todo el año y no solamente una vez, después nunca más porque le cobre muy caro un producto”.

“La ferretería está vinculada a todos los rubros y oficios sin lugar a dudas, nos estaría faltando la ropa deportiva nada más”, exclamó Vega.

Por último, remarcó: “La ferretería está conectada con todo, tanto comercios como asimismo domicilios particulares, puede necesitar algo de una ferretería un restaurante, una estación de servicio, una tienda, un automóvil”.




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page