Ing. Agr. Juan José Ascheri “Estaremos, si todo acompaña, ante una cosecha record que nos permitirá

El ingeniero agrónomo Juan José Ascheri, se refirió a la siembra de trigo augurando tener una cosecha que puede ser record para el cultivo de invierno más importante que tiene Chivilcoy, haciendo hincapié en la importancia de la exportación.

Asimismo también se ocupó de la actualidad de la ganadería con respecto a la apertura de nuevos e interesantes mercados además de la recuperación de otros.

Trigo

Consultado acerca de la realidad del cultivo, Ascheri comentó: “Hasta ahora como venimos, pese a que hay algunas regiones donde el agua impidió cubrir el área que se pensaba con la siembra de trigo, estimamos que superaremos holgadamente las 6 millones de hectáreas que nos brindará una cosecha record sin ninguna duda”.

“El año viene bien, cualquiera de las climatólogos que habla de las perspectivas para el resto del año mencionan que será neutro, con la probabilidad de tener un poco más de agua pero muy bueno desde el punto de vista agroecológico”, destacó, y agregó: “más la cantidad de hectáreas que se estiman cubrir indudablemente estaremos, si todo acompaña, ante una cosecha record que nos permitirá seguir generando saldos exportables y lo que nos faltaría es trabajar un poco más en la exportación de harina”.

En tal sentido, acotó: “La intención es que pueda exportarse un poco más no la producción primaria sino más harina. Existe un crecimiento en las toneladas que se están exportando de harina pero se espera que ese millón pase a dos o más millones para de esa manera podamos generar y exportar más valor agregado a Argentina”.

“Luego sí pasar a la segunda etapa de la exportación que sería ya, utilizando esa harina, pasar a algún fideo seco y estar exportándolo a distintos lugares del mundo que ya se hace pero en muy baja cantidad”, señaló, y añadió: “Debemos seguir trabajando y muy fuerte en tal sentido para exportar cada vez más mano de obra Argentina”.

“El consumo interno está entre los 6 millones y medio o siete millones toneladas incluyendo todo lo que es molinería y lo que es semillas, por lo tanto tendremos una exportación de 13 millones de toneladas y para lo que necesita Argentina que es generar dólares genuinos, no de préstamos, caerá muy bien ese importante aporte”, consignó.

E indicó: “El agro como siempre genera un 60 por ciento o un poco más de los dólares de las exportaciones y este año si Dios quiere el trigo será una pata importante de esos dólares que ingresarán al país”.

“La diferencia es enorme y mencionemos que en algún momento hasta llegamos a importar trigo desde Uruguay porque no teníamos”, recordó, a este respecto consideró: “Cuando pensábamos en cuidar la mesa de los argentinos terminamos teniendo que importar trigo que podríamos decir significa una deshonra para Argentina y además tuvimos el trigo más caro en el país que en el resto del mundo. Cuidar la mesa de los argentinos es cuidar al país y a la Argentina debemos cuidar exportando”.

Ganadería

Preguntado acerca de la carne, Ascheri expresó: “Llegamos a exportar 175 o 180 mil toneladas, cuando estábamos en el millón; actualmente estamos en las 600 mil toneladas e indudablemente el crecimiento es muchísimo pero llegamos a exportar un millón”.

“Se están abriendo muchos mercados e interesantes por costo y también como el caso de China que termina llevando gran cantidad de cortes que en el país no se consumen así nos ayuda a integrar la media res, de esa manera poder exportarla entera: cuarto delantero a Chile, menudencias a China, cortes caros al mercado común Europeo, asimismo se llega a Estados Unidos y empezamos a exportar mucho más a algunos países africanos asimismo al sudeste asiático”, describió.

Además, puntualizó: “Se abrió el mercado japonés donde se venden cortes argentinos a 100 dólares el kilo que realmente es un precio muy bueno y podemos llegar a ese país asiático merced a la eficiencia con la que se produce en nuestro país con precios más acomodados en relación a aquello que le cuesta a los japoneses producir esa carne y con la carne que le llega de Norteamérica”.

“Pensemos en la diferencia de distancia que existe entre Norteamérica y Argentina respecto de Japón así y todo llegamos con mejores precios. Así logramos alcanzar un destino que paga muy bien en cantidad y en calidad que nos generará otro tipo de expectativa en la ganadería”, remarcó.

También, Ascheri subrayó: “Indudablemente nos falta aún mucho por hacer porque tenemos para crecer en calidad de producción en el norte argentino muchísimo pero todas estas exportaciones seguramente traccionarán una mejor productividad en la generación de carne fundamentalmente en las provincias del norte que redundará en saldos exportables”.

“Si seguimos insistiendo en la participación de la carne argentina en distintas ferias como la de Osaka, Chicago, entre otras, sabemos qué calidad tenemos y nuestro bife argentino tiene una publicidad ya natural, por lo tanto nos ayudará a generar nuevas bocas de demanda para de esa manera seguir exportando cada vez más”, enfatizó.

Ascheri sostuvo: “Perder un destino son cinco minutos, ganar un destino puede significar años y recuperar un destino perdido muchos más años todavía, por lo tanto el trabajo tiene que ser constante en las cancillerías, todos los funcionarios que correspondan estén participando”.

“También indudablemente recuperar los diez millones de cabezas que nos perdimos en algún momento que aún no logramos. Existe un ciclo biológico para recuperarlas porque puedo vender vacas en cinco minutos pero volver a tenerlas no será de un día para el otro, es un proceso que no puede acelerarse”, explicó.

“El proceso debe iniciarse y para darle comienzo a ese proceso de retención de vientres para recuperar el stock perdido hay que darle confianza, seguridad al productor para que empiece”, manifestó, y continuó: “A partir de ahí arranca, se llegará después de años de constancia en ese sentido, que no paremos y a mitad de camino cambie algo perdiendo la retención de vientre para tener que liquidarlos”.

“No estamos acostumbrados a hacer esos procesos largos sino que pretendemos tener las cosas muy rápido y en ocasiones no se puede. Por lo tanto, seguirá evolucionando si hay constancia en la exportación y asimismo retener vientres para tener cada vez más saldo exportable”, concluyó.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: