Lic. Daniel Carballo “Cuando hablamos de repensar el negocio, hay que hacerlo a nivel global”

El pasado viernes finalizó la capacitación que agrupó a un importante número de asistentes locales que se siguen formando en pos de armarse de herramientas que le permitan mejorar sus empresas.

Se trató de “Repensar el negocio para obtener más ganancias” y se dictó el pasado jueves y viernes en las instalaciones de la entidad.

Entre los principales objetivos del curso se destacaron poder visualizar el negocio desde distintos ángulos, repensar una estrategia y a su vez, elaborar un plan de acción que optimice el emprendimiento en épocas de recesión.

El seminario fue de naturaleza teórico-práctica y bajo la modalidad de taller, con participación activa de los asistentes. Se trabajaron además guías de análisis de negocio en base a una matriz general.

La elección del curso

Durante la apertura del curso, el directivo de Cecoinse Patricio Tkaczyk se refirió a la importancia de reorganizarse en un contexto complejo para las empresas y en este sentido aseguró: “Lo elegimos porque su temática responde a necesidades de los comerciantes locales y por su modalidad de taller que permite analizar las situaciones particulares de quienes lo cursen”

Por su parte, El directivo Diego Grondona se refirió a como desde Cecoinse se trabaja en la capacitación de empresariado local y la importancia de ésto para el crecimiento de la ciudad.

Cabe destacar, que el seminario provino de la Confederación Argentina de la mediana Empresa CAME y lo dictó el Licenciado en comercialización Daniel Carballo.

En tal sentido, Carballo manifestó: “Es un título muy bien puesto porque obedece a esta problemática de la crisis que siempre nos encontramos atravesando y hay que ir permanentemente repensando el negocio para poder obtener más ganancias y darse cuenta que el único objetivo que tiene una empresa es ser rentable”.

“Por eso continuamente hay que tratar de hacer innovaciones, chicas o grandes, pero tenerlas para que nos compren a nosotros y no a los competidores”, consignó.

E indicó: “Sería importante siempre amén de una época de crisis. Cuando se está comenzando con un nuevo emprendimiento se necesita tener un plan de negocio e incluso también uno de marketing”.

“Cuando se planifica también incluye a la crisis de otra manera se sale a trabajar, entran clientes, salen clientes, hoy se tiene dinero, mañana no y cuando surge una crisis se complica el manejo, simplemente se atina a decir que está todo mal, poniéndose mucho más en víctimas que en protagonistas. Al planificar se supone que las cosas salen un poco mejor”, señaló.

“Continuamente hay que estar innovando porque actualmente el cliente tiene más información que años anteriores”, expresó, y agregó: “Hay que tener en claro también durante todo el tiempo a las redes sociales, se necesita estar inmersos porque definitivamente hoy los negocios pasan por ellas”.

“De no estar preparados con las redes sociales, hay que capacitarse para estarlo. En otras épocas no sucedía pero ahora si no estás en las redes sociales: no existís”, enfatizó.

“Los cursos que normalmente brindamos con CAME, siempre son muy proactivos y detallados, tienen la modalidad taller con ejercicios para hacer, hubo un análisis de la situación comercial de cada uno”, mencionó, y destacó: “A la gente le gustó mucho la parte práctica porque comenzaron a notar las falencias que tenían y pudieron hacer aquello que denominados el FODA que es fortaleza, oportunidades, debilidades y amenazas”.

“A partir de esas fortalezas o debilidades empezar a trabajar sobre ellas, mejorando las debilidades y porqué no las fortalezas para estar mucho mejor todavía”, subrayó.

“Cuando hablamos de repensar el negocio, hay que hacerlo a nivel global y pensar cómo está el departamento de recursos humanos de la PyMe, asimismo qué tratamiento se le da a esos pocos o muchos empleados”, remarcó Carballo, y puntualizó: “Actualmente está muy en boga el denominado salario emocional, no solamente cuanto le pagás sino cómo tratás a tu cliente interno porque será quien después atenderá al cliente externo que a su vez dejará dinero para ser rentable”.

“Si se trata mal al cliente interno es imposible que luego trate bien y brinde una sonrisa al cliente externo. Hay que darle algo más a los empleados amén que únicamente pagarles un sueldo”, finalizó.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: