Programa de dispositivos electrónicos Chivilcoy recibió las primeras seis tobilleras electrónicas du

El Municipio de Chivilcoy firmó el acta compromiso de adhesión al programa de dispositivos electrónicos duales para casos de violencia de género. El intendente Guillermo Britos procedió a la firma en presencia de la presidenta del Instituto Provincial de Género y Diversidad Sexual, Agustina Ayllón, y el juez de Paz, Eduardo Banchero.

Junto a esta acción la funcionaria hizo entrega de los primeros seis dispositivos para nuestra ciudad.

Las tobilleras electrónicas actúan como una medida de protección complementaria a las medidas cautelares en situaciones donde hay un alto riesgo de vida. Se adjudica por orden judicial y contempla la prohibición de acercamiento controlada electrónicamente. No sólo evita acercamientos, sino también, supervisa el efectivo cumplimiento de las medidas judiciales, como una restricción perimetral. Genera pruebas judiciales ante los incumplimientos, y permite una intervención inmediata, al centrar el

En el marco de la reunión, el jefe comunal le agradeció a la funcionaria Ayllón y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, por el aporte del subsidio cedido por el Senado Provincial, a través del Instituto Provincial de Género y Diversidad Sexual, que fue el puntapié inicial para construir el primer Hogar Integral para mujeres víctimas de violencia de género, en conjunto con el Municipio, que ya fue utilizado en un par de ocasiones.

Por su parte, Agustina Ayllón expresó: “Estamos muy contentos porque Chivilcoy es el Municipio número veinte que se suma a este programa nacional, ya que las TED son una herramienta más para trabajar en la prevención en casos de alto riesgo en situaciones de violencia de género”.

“La tobillera permite la geolocalización continua tanto del agresor como de la víctima, por lo tanto la mujer no tiene que estar pendiente si se le acerca o no el agresor sino que a través del monitoreo y la restricción perimetral que se tenga se crea un área no solamente de restricción sino también de advertencia que se ve desde el Centro de Monitoreo ubicado en la ciudad de La Plata y con un espejo que tendremos en Chivilcoy”, mencionó, y añadió: “Cuando la persona se esté acercando en forma voluntaria o involuntaria se le avisa que se retire del lugar porque se está acercando a la víctima”.

“El victimario tendrá una tobillera y un rastreador que nos permite saber dónde está y comunicarnos desde el Centro de Monitoreo del Servicio Penitenciario Bonaerense y la víctima tiene un rastreador que nos permite comunicarnos con ella en todo momento asimismo en última instancia figura como un botón antipánico”, explicó.

Asimismo, señaló: “La verdad es que hemos tenidos muy buenos resultados con esta herramienta, que permite tener este tipo de seguimiento y la prueba sobre las violaciones de restricciones para que no se dificulte la detención del agresor, y, que además permite el trabajo mancomunado con el área de Género local en el fortalecimiento de la mujer, y también trabajar con el agresor, continuamos trabajando en el caso para comprobar la evolución”.

“Además, nos ha permitido detener a agresores, en casos que venían sosteniéndose desde hace mucho tiempo, pero que por falta de pruebas no se podía concretar la detención”, agregó.

“Existe un protocolo en el que trabajamos y son situaciones de alto riesgo de acuerdo a la evaluación que hace el Juzgado de Familia con su equipo pudiendo tener agresores que violaron reiteradamente las medidas, personas que tengan armas, situaciones en las que cuales hubo denuncias penales, la evaluación de ese riesgo está dando por el Juzgado”, puntualizó, y acotó: “A los veinte municipios con los que estamos trabajando se les proporciona una cantidad de tobilleras y cuando quedan dos o tres, hacen un pedido para volver a proveérselas. Una vez que la persona queda detenida o finaliza el programa se retira la tobillera para volver a utilizarla”.

“La mujer debe tener conocimiento del programa y estar de acuerdo, entender el nivel de peligrosidad porque si está dispuesta a tener el rastreador que es como un celular no tenemos esa protección y se vuelve una herramienta que puede generar mayor riesgo a la víctima”, consignó.

E indicó: “Si no puede tener el dispositivo las 24 horas no tiene sentido tener un programa que es de alto riesgo en el que estamos monitoreando si la mujer no está dispuesta a hacerlo, sí es compulsivo para el varón”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: