Sebastián García De Luca “La idea es recuperar la mística que tuvo Cambiemos en aquella parte que c

El Diputado de Juntos por el Cambio por la provincia, Sebastián García de Luca, habló de su actualidad, el gobierno de turno, el Intendente de Chivilcoy y sus deseos políticos. "Para ser oposición debemos conseguir como mínimo el 10% más en relación con octubre del 2019" aseguró.

"Estoy trabajando mucho, no con el mismo ritmo de antes pero se han dado muchas sesiones y seguramente la semana que viene tengamos algunas más", comenzó declarando.

Con respecto a la idea de volver a ser Gobierno dijo: "No podemos quedarnos en una visión tan estática y rígida de lo que es cambiemos como construcción política de la conformación de partidos. Mi planteo fue que así como estamos lo único que vamos a seguir sosteniendo es con suerte el 40% de los que nos votaron en octubre del año anterior. Si no hay flexibilidad y un ámbito de diversidad y entender que hay distintas opiniones, y una autocrítica real, es difícil, vamos a terminar siendo una oposición anti algo en lugar de poder tomar un real replanteo y lograr un objetivo claro en donde la mejor forma de aumentar ese porcentaje es volver a ese gobierno, por eso hace falta conseguir como mínimo un 10% más, pero insisto, sino ampliamos es muy complicado", manifestó el diputado.

Muchas cosas, cree, debe cambiar y entre ellas mencionó: "La idea es recuperar la mística que tuvo cambiemos en aquella parte que construyó Emilio Monzó, Rogelio Frigerio, en donde ahí era más horizontal la forma de decidir y en donde todos eran escuchados. Si la conducción termina siendo por tan solo 5 personas de los cuales 4 y medio son de la Capital Federal la verdad es que es muy complicado. Me ha tocado estar en el tema textil, con Paquetá, es difícil cuando te encontrás del otro lado con una visión que te terminan planteando una dureza de como es la situación y como es ese sector a nivel internacional, porque hay algo cultural, algo de vida, de cantidad de trabajo que excede todo. Cuando tenemos esos problemas es difícil plantearlos en una mesa de disecciona donde las visiones no son del interior, sino de la provincia de Buenos Aires", expresó De Luca.

Admitió que el ex Presidente tiene la posibilidad de decidir qué hacer en su futuro: "La sociedad marca los liderazgos, dependerá de lo que quiera hacer Mauricio (Macri), si es que quiere tener una función participativa, si quiere volver a ser Presidente o no, todo dependerá de lo que él quiera. Hoy tenemos otra mandatario y es lógica la prudencia que tiene que tener Macri en estos tiempos, pero hacia delante son cosas que se van dando, no se define en una libreta y es la sociedad quien decide quién es el líder o el que represente mayoritariamente un sector opositor. Ojalá en este andar haya muchos dirigentes con esa representatividad y que merecen ser considerados en el tema de decisión".

No quiso entrar en detalles en el rol actual del Gobernador de la provincia de Buenos Aires y manifestó: "Ha pasado poco tiempo para dar definiciones, pero creo que Axel (Kicillof) es un estudioso y hay que ver como se adapta a la provincia. Los hechos han marcado negociaciones económicas de las que creo que él está más cercano por su profesión. Me parece que es muy pronto para juzgarlo y quiero darle tiempo como para dar un veredicto. Los temas importantes son la seguridad y la educación. Mi hijo va a la escuela pública al igual que yo en mis tiempos y uno de esa forma tiene un sentido de pertenencia, pero un ministro que viene de la ciudad de Buenos Aires, que no tiene la más pálida idea de la realidad pública del sistema educativo, que no quiere pertenecer, es muy difícil que lo quiera plantear. Tenemos una provincia con muchos problemas pero con mucho potencial, entonces hay involucrarse y tener conocimiento sobre temas para resolver".

Mauricio Macri en 2019 ganó en diferentes provincias del país pero perdió en el conurbano y el interior de Buenos Aires: "No quiero entrar en culpas, la derrota fue por un conjunto de factores, obviamente lo económico importa pero también tuvo que ver con la política. Macri ganó en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y perdió en Buenos Aires, donde hay una porción grande que es el conurbano pero también termina perdiendo en el interior de la provincia. Hay un problema político y un desconocimiento acerca de quiénes eran los actores y se cometieron errores".

En cuanto a la derrota amplia en la ciudad aseguró: "En Chivilcoy hemos cometido errores, no ha sido bueno. No dejo de reconocer que no tuvimos la posibilidad de conducir el proceso local. Hay autocriticas que nos debemos con el tiempo. En los momentos que cometemos errores no podemos plantearlos, uno puede argumentar lo que fue pasando pero no le escapa a la realidad, a veces no me gusta decir lo que pasa en un ámbito privado. No me quejo de ninguna herencia ni del pasado".

Blanqueó de una u otra forma su poca relación con el actual Intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos y dijo que: "Durante los 4 años que me tocó estar compartiendo de alguna manera desde el gobierno, la evaluación está clara que la hace la sociedad, acepto las reglas de la política y la sociedad volvió a elegir al actual Intendente (Guillermo Britos) y es lo más coherente que debo decir que está bien que así sea mas allá de mis diferencias políticas. Ojalá tome un grado de vinculación de aquí hacia delante con el gobierno que no lo quiso tener durante todo el tiempo pasado y que yo pude haber pecado en todo caso de algún error de contacto o vinculo pero me tuve que correr de discusiones que se transformaban en discusiones de peluquería. Las obras las hacia el intendente, el asfalto y los proyectos también, si yo no tengo en la mano cual es la necesidad no puedo caer con un camión de hormigón o una maquina que haga asfalto, porque no soy yo quien define los destinos de una ciudad, no tuve nunca un pedido de reunión, ni un llamado, ni una carpeta en donde me acerquen un proyecto, así es muy difícil. La realidad es que cualquier obra que se tenga que hacer, quien lo decide es el municipio, sino se presentan certificados para avanzar a una etapa siguiente, no puedo ir con los albañiles a seguir la obra yo, por que no funciona así el sistema de obra publica en Argentina. No se logró en su momento el vinculo con el Intendente por eso ahora quisiera que lo tenga por el bien de Chivilcoy con quien corresponde. Lo que estuvo a mi alcance lo hice. Me queda la bronca de no haber podido tener buena relación con el Intendente, como si en su momento la tuvo Florencio Randazzo, que por cierto para mi es histórico referente y ojala que la vida me de un 1% de lo que pudo hacer Florencio, ojalá que deje esa posición política de aislar a Chivilcoy para el bien de la ciudad, deseo que haya más obras porque no ha habido obras publicas reales".

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: