David Miazzo “En el caso de soja en particular, el estado se lleva ahora 67,6% de la renta agrícola”

El Gobierno confirmó a los representantes de las entidades que integran la Mesa de Enlace su decisión de aumentar en tres puntos porcentuales las retenciones a las exportaciones de soja, que pasarán del actual 30% al 33%.

De esta manera, la tasa se elevó en más de ocho puntos porcentuales durante los últimos tres meses para este sector, ya que en diciembre el Gobierno la había aumentado de 24,7% a 30...

Según fuentes gubernamentales, este aumento en los derechos de exportación para el complejo sojero comprenderá esencialmente a los grandes productores de más de 1.000 toneladas al año, que representa el 26% del total en el país, que facturan más de $ 15 millones al año. En tanto, para el caso del trigo y el maíz confirmaron que se mantendrá la alícuota vigente y bajarán la retención sobre el girasol.

La decisión del Gobierno va precisamente en el camino contrario al esperado por el sector, que justamente estaba pidiendo una reducción en las retenciones de sus exportaciones. Además, genera más perjuicio al sector a cambio de beneficios recaudatorios extras muy bajos o nulos.

Los DEx de la soja suben a 33% (con algunas compensaciones) y bajan las de otros cultivos: campo frustrado (una vez más).

“Esta suba al 33% a la soja, claramente, es una medida negativa porque genera un desincentivo a la producción, que generará por lo menos un estancamiento, si es que no es una baja de la misma”, advirtió ante David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada).

“Esto es justamente lo opuesto a lo que requiere Argentina en este momento. Lo que le falta al país es empleo, divisas (mediante las exportaciones) y actividad económica. Este tipo de medidas van exactamente en contra de eso que se necesita”, remarcó Miazzo.

De acuerdo con el especialista, hasta cierto punto, los derechos de exportación son una mayor contribución fiscal del campo, pero después del 30% “es generarle una inviabilidad económica a buena parte de la producción agropecuaria en términos de las regiones productivas”. “En niveles del 33%, a muchos los obliga a entrar en terreno de pérdidas”, afirmó en Radio del Centro.

Seguidamente, manifestó: “De manera trimestral publicamos el informe que mide la participación del estado en la renta agrícola para el caso de soja en particular nos daba que el estado se llevaba el 64% de la renta agrícola”.

“De lo que vale la producción, de una hectárea de soja en el promedio a nivel nacional si le restamos todos los costos de producción, administración, transporte nos quedamos con la renta de esa hectárea”, dijo, y explicó: “dividiéndose en un 60 por ciento para el estado y el resto para el costo de la tierra más el resultado de la producción en sí misma. Fue aquello que nos dio en diciembre con un derecho de exportación hasta el 30 por ciento”.

“Hace algunos días hicimos una actualización probando el efecto llevando el derecho de exportación al 33 por ciento y ahora el 64 con el 3 por ciento extra en materia de retenciones se fue al 67, 6 por ciento”, consignó Miazzo.

E indicó: “Hay otra variable que también incidió como la baja de precios que observamos en estos últimos dos meses provocando que subiera la participación en la renta agrícola, no porque subieron los impuestos sino porque cayó el precio pasando del 64,5 en diciembre a un 68,4 por ciento actualmente”.

“El resto de los cultivos por la ley de solidaridad que aprobó el Congreso de la Nación en diciembre, tiene el ejecutivo la potestad de subirlos 3 puntos más tanto el trigo como el maíz que hasta ahora permanecen en 12 por ciento”, recordó Miazzo.

Consultado acerca de los commodities, Miazzo expresó: “Con los commodities en particular con la cuestión del precio vienen con un problema importante. Ya venía produciéndose alguna cuestión anterior relacionada a oferta y demanda a nivel mundial provocando tener alguna perspectiva de precios negativos para 2020”

“Desde enero se sumó el Coronavirus que metió mucho ruido en términos financieros por un lado y por otro una caída efectiva de la demanda de China principalmente”, señaló, y agregó: “cuya economía se encuentra muy frenada con todas las restricciones a causa de esta enfermedad dañándose mucho el precio en las últimas semanas a medida que la epidemia empezó a sentirse en los mercados de commodities afectando a los granos y a los commodities minerales”.

“El problema del Coronavirus en China reciente al mundo y los precios de las cuestiones financieras se sintieron, como sucedió con el petróleo, los commodities minerales, los commodities agrícolas”, remarcó.

En tal sentido, subrayó: “En el agro argentino, amén de la soja, en las cadenas de las carnes que le viene pegando muy fuerte a las exportaciones después del auge obtenido durante 2019 donde había toda una planificación de exportaciones muy grandes que están en riesgo”.

“Nos ocupamos en general de las cuestiones que afectan al agro argentino donde claramente tenemos los granos pampeanos, las carnes y también las economías regionales, aunque sin especializarnos, que son los tres grandes conjuntos que hacen al campo argentino”, finalizó Miazzo.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: