Fernando Poggio “De todas las ideas y relevamientos, se empezará a actuar y generar los recursos par

El Consejo Municipal contra el Hambre de Chivilcoy la semana anterior su primera reunión, con la presencia de representantes de los cuerpos, Deliberativo, Ejecutivo y de instituciones. La entidad fue creada a través de la aprobación de una ordenanza y en el marco del plan nacional “Argentina contra el Hambre”, a fines del año pasado.

En tanto, este jueves por la noche los concejales aprobaron la modificación solicitada por el Bloque de Consenso Federal, aprobándose el ingreso al grupo del intendente Guillermo Britos; el senador, Leandro Blanco y los diputados, Nora Salbitano y Fabio Britos.

En relación a la primera reunión del Consejo Municipal contra el Hambre de Chivilcoy, el concejal Fernando Poggio manifestó: “Presentamos desde el Concejo Deliberante la nueva ordenanza del Consejo Contra el Hambre y empezar a constituirnos en la organización de esta iniciativa que tiene como objetivo poner en discusión esta situación en nuestra ciudad para poder empezar a plantear algunas soluciones desde el Ejecutivo, el Legislativo o instituciones intermedias, asimismo muchas ideas como las que surgieron en la presentación”.

“Como Frente de Todos presentamos el proyecto a fines de 2019 en sintonía con el lanzamiento del Gobierno Nacional denominado ‘Argentina contra el hambre’, tratándose de un plan muy ambicioso que dispondrá más 60 mil millones de pesos para poder llevar algunas pequeñas soluciones para un flagelo que nos dejaron los cuatro años de crisis del macrismo, del neoliberalismo en el país donde los postergados lo están más aún”, remarcó Poggio.

E indicó: “Un país que se divide entre la gente que come y la gente que no come es un país fracturado, tal como indicó el Presidente, Alberto Fernández, por lo tanto tenemos que empezar a realizar esa reconstrucción”.

“Desde esta concepción política pero también solidaria es la iniciativa que impulsamos, empezó a tomar forma, surgieron algunos aspectos que iremos tratando, modificando la ordenanza a pedido del Ejecutivo y otras organizaciones para poder mejorar ese proyecto porque estamos abiertos”, señaló, y agregó: “Aunque en principio el Consejo fue votado por unanimidad, igualmente la idea siempre es mejorar el instrumento para empezar a trabajar lo más rápido posible”.

“El objetivo no es superponer acciones sino que en principio se constituyan sus autoridades, invitando a los actores de la comunidad, estableciéndose una especie de grupo para su composición”, comentó.

Asimismo, añadió: “De todas las ideas, propuestas y relevamientos que harán las propias instituciones- en relación a la información de territorio que aporten las organizaciones sociales, los clubes, instituciones intermedias- empezaremos a actuar y generar los recursos para poder volcarlos sobre las situaciones puntuales”.

“Primeramente tienen que detectarse las problemáticas, ya con información que se fue volcando, pero también el municipio y organismos provinciales pueden aportar los datos para que podamos colaborar en esa tarea de asistir a personas que están en situación de hambre”, consignó.

Al preguntarle a qué lugares llegará el Consejo, Poggio respondió: “Las autoridades del Consejo serán quienes determinen el destino de la ayuda a la comunidad en base al aporte que hagan todas las instituciones que lo componen”.

“Todavía no se puede adelantar qué situaciones se atenderán primero porque hay que juntar los fondos, convocar a la sociedad para que colabore y hay que organizarse para definir las autoridades a la brevedad”, explicó.

Además, mencionó: “Ante todo tenemos que organizarnos que es la tarea fundamental y no nos gane la ansiedad porque la lucha es inmensa sin poder darla de manera desorganizada o impulsiva pero sin perder más tiempo”.

Tarjetas AlimentAR

“El gobierno nacional dispuso algunas medidas extraordinarias como la entrega de las tarjetas AlimentAr que generan un pequeño alivio a muchas familias de nuestra ciudad y además será dinero que se volcará en la comunidad principalmente pequeños comercios de Chivilcoy para que comience una reactivación del mercado interno”, subrayó el edil.

Seguidamente, esgrimió: “Tenemos que dimensionar esta clase de medidas redistributivas porque muchos tienden a hablar del asistencialismo y que se le da únicamente a las personas que no trabajan a través de la asignación universal por hijo, las tarjetas AlimentAr o el aumento de las jubilaciones esa distribución de la riqueza cuando en realidad se vuelca también en el resto de la comunidad, significando reactivación”.

“El gobierno ya comenzó a pensar cómo una medida que tiende a solucionar una problemática específica empieza indirectamente a solucionar otras como la recesión para salir del estancamiento y poner nuevamente dinero en el bolsillo de la gente para que el mercado interno se reactive así poder colocar un plato de comida en la mesa de cada argentino”, enfatizó.

Desocupación

“La proyección, en base a los datos del INDEC que se hicieron en diciembre del año anterior y fueron publicados, arroja que hay más de 28 mil vecinos por debajo de la línea de la pobreza”, remarcó Poggio.

A continuación, expuso: “Exactamente lo mismo ocurre en materia de desocupación y Chivilcoy es una de las ciudades con más índice a partir del cierre de fábricas, asimismo algunas cuestiones generales y puntuales. Se perdieron cientos de puestos de trabajo de manera individual, por goteo, el comercio que tenía empleados se quedó con la mitad, con uno o con ninguno”.

“Además el impacto que tuvo el cierre de Paquetá donde se perdieron mil puestos de trabajo porque cuando cerró tenía cerca de 600 trabajadores pero cuando empezó el gobierno de Cambiemos tenía más mil”, recordó, y expresó: “cuando se empezó a priorizar la suma de divisas, la bicicleta financiera en detrimento de la producción, Paquetá fue reduciendo su personal perdiéndose cuatro o cinco puestos laborales por semana, sin reponerse, hasta llegar al desenlace de 600 familias en la calle que no pudieron aún conseguir trabajo”.

También, apuntó: “Además, la reducción de personal en empresas como SanCor y otras de Chivilcoy importantes provocó que hayan impactando de manera superior, inclusive a la mayoría de las ciudades de la provincia de Buenos Aires, en materia de índice de desocupación y es otro flagelo que debemos empezar a combatir”.

“El gobierno nacional y provincial ya está generando políticas en tal sentido, aunque de a poco porque hay también otros problemas importantes a resolver como la deuda entre otras cuestiones; la intención es reactivar la economía y que la gente empiece a conseguir trabajo a partir de una reactivación de la producción nacional como sucedió entre 2003 y 2015”, consignó.

Por último, el concejal afirmó: “Generar trabajo solucionará los problemas de fondo y evitará que exista una tarjeta AlimentAR, pero hay un orden de prioridades y en este caso, es el hambre el principal problema teniendo que salir a solucionarlo”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: