Opinión Ciudadana El Infierno del Virus Covid 19

No esperar estar en desgracia para quemar incienso ante los Dioses. Esto ocurre cuando los gobiernos abandonan políticas de salud pública preventiva, como sucedió en nuestro país, a excepción de la proyección actual, al no implementar y mantener programas sanitarios con prédicas continuas para combatir enfermedades venéreas (sífilis y otras), tuberculosis, dengue, sarampión, etc, producto de los recortes presupuestarios y desguaces operativos de las instituciones de investigaciones científicas, como es el caso del Instituto Malbrán que por hoy, con limitados recursos y personal le toca actuar denodadamente en los casos de diagnósticos del flagelo Covid 19.

El eje de la política de prevención debe integrarse con la educación sanitaria popular y masiva para generar una sólida conciencia que comprometa con responsabilidad a la sociedad civil para que en las emergencias como la que nos toca atravesar prime el factor de obediencia a los lineamientos preventivos de seguridad higiénica y orden de convivencia que nos dicten las autoridades sanitarias de la Nación, Provincia y Municipio.

Hay mucho por hacer en materia de salubridad pública, perseverar en ello de modo permanente y, no discontinuarlas para asegurar que no nos sorprenda enfermedades letales imprevistas, que surgen y avanzan sin poder contrarrestarlas para que no dañen o extingan la vida en el Planeta, cuya dinámica evolutiva, acarrea cambios en su propia subsistencia que colisionan con los aspectos sanitarios ( hacinamientos sociales y de transporte, alimentación exótica, alteración climática con fuentes contaminantes antropogénicas múltiples, etc.).

El cuidado de la vida del Planeta y la densidad poblacional deben protegerse al unísono, sino el Hombre se destruye asimismo.

Luis Ángel Desia (Ex-Concejal Municipal M.I. Y C.H., Detenido Político y Víctima del Terrorismo de Estado).

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: