Covid-19 en Italia “Ni en nuestras peores pesadillas nos imaginábamos que sucedería algo así, parece

Marco Pinto vive en Napolés, al Sur de Italia, y le contó a Radio del Centro como son estos días con el Covid-19 presente en sus vidas cotidianas.

Pinto vivió cuatro años en Argentina: dos en Buenos Aires, uno en Mendoza y el restante en Jujuy. También vivió en España. Ahora en su tierra natal se encuentra en aislamiento a raíz del Coronavirus y los masivos contagios en su país que incluso provocaron muchas muertes.

“De momento estamos bien porque aparentemente en el sur de Italia el virus pegó menos comparado con el Norte”, dijo Pinto en ‘La Mañana del Centro’, y agregó: “Parece que los contagios afortunadamente están bajando, muy poco, pero estiman que para la próxima semana deberíamos llegar al pico cuya curva debería ir hacia abajo”.

Pinto comentó que habían llegado a alrededor de 1.100 contagios (aunque podrían ser más) en el Norte del país “y si llegáramos a una situación como la del Norte, nuestro sistema sanitario no daría a basto porque no estamos preparados en absoluto”, afirmó Pinto.

Acerca de su vida diaria, Marco señaló: “Estamos aislados en nuestras cosas y esperando. Es una situación bien complicada. Particularmente no tengo tantas complicaciones pero sí el resto de las personas que continúan trabajando principalmente en los hospitales: médicos, enfermeros que se están enfrentando a una guerra muy dura”.

“Tuve que dejar a mi padre de 80 años a 15 kilómetros de mi domicilio”, mencionó, y añadió: “Empecé a aislarme antes de la cuarentena y tenía miedo por él porque se supone que los adultos mayores tienen más riesgo, no obstante los adultos también nos enfermamos, como los de 70 u 80 años hacia arriba que además tengan alguna patología, principalmente pulmonar”.

Asimismo, expresó: “Convivo con mi pareja y no vemos a nadie, si nos cruzamos con algún vecino lo hacemos a cuatro o cinco metros de distancia, mínimamente, evitando todo tipo de contacto. Le llevo la compra a mi padre y se la dejo en la puerta no ingreso a su casa. Puede sonar exagerado pero a esta altura nada lo es”.

“Pese al virus es importante no hacerse daño ni tampoco enfermarse de cualquier otra cosa porque no se puede acudir a los hospitales, están en plena crisis y solamente por el virus. Escuchamos casos de mujeres que dieron a luz en sus propias casas”, especificó Pinto.

A continuación, enfatizó: “El único remedio que tenemos para prevenir el contagio es quedarnos en casa”.

“Argentina tiene la suerte de haber podido establecer medidas estrictas lo antes posible y además viven en un país enorme con mayor facilidad para aislarse”, consignó, e indicó: “Italia es un país muy chico y no tenemos tanto lugar, con una población muy vieja que influyó mucho en la gravedad del virus, somos muchos habitantes con poca distancia para vivir por eso el contagio es mucho más fácil”.

“Espero que a Argentina le vaya lo mejor posible, puedan actuar de la mejor posible pero la gente debe entrar en razón y colaborar, simplemente quedándose en sus casas nada más que eso”, subrayó Pinto.

Consultado por la faz laboral, respondió: “Tengo una empresa de turismo y el sector fue el primero en bajarse, será el último en levantarse por supuesto, así que apretándonos el cinturón para vivir”.

-¿Te había tocado vivir alguna situación similar?

-Estoy a punto de cumplir 40 años así que será un cumpleaños muy especial. Nunca había vivido una situación similar y espero que sea la última vez. Ahora la vida de todos los habitantes italianos empezará a cambiar; será un proceso muy largo seguramente porque la cuarentana la extendieron, era en principio hasta el 3 de abril pero ahora ya se no sabe porque en Italia llegamos a 55 mil contagios así que estimo recién podría terminar a finales de mayo.

Ni en nuestras peores pesadillas nos imaginábamos que sucedería algo de estas características; ocurre que al principio cuando estaba todo en China lo mirábamos desde lejos sin tocarnos y era una cosa, pero cuando de repente se empezó a acercar cada vez más, la historia cambió. Parece salido de una película pero es realidad.

Nos da mucho miedo lo que pueda suceder principalmente por nuestros seres queridos como padres, abuelos.

-¿Cómo te imaginás el mañana?

-Para volver a la normalidad nos demandará mucho tiempo porque no será de repente el volver a los restaurantes, a los bares, a nuestros trabajos, no lo veo tan fácil.

Una vez que pase esta situación tendremos que tomar conciencia porque cambiará nuestros estilos de vida en todo sentido, incluyendo nuestra rutina social, será todo muy distinto.

Será muy complicado para los empresarios también volver a empezar sin saber por dónde comenzar, de repente fue un tsunami y ahora falta mucho para volver a levantarse.

Pero…ahora tenemos que esperar en casa porque otra cosa no podemos hacer, pero sí realizar correctamente nuestra parte que es mantenernos aislados.

-¿La parte sanitaria?

-Llegaron al Norte una docena de médicos de Cuba para ayudarnos y la Unión Europea no está, de momento, funcionando como debería en los papeles debido a que ahora haría falta apertura y no clausura.

No hay una estrategia bien definida ni a nivel nacional y tampoco a nivel Europeo porque cada país actúa a su manera. En tal sentido, tenemos decretos que salen un día, al día siguiente surge otro aunque entendemos que es una situación que nunca nos tocó atravesar y el gobierno actual tiene actuar día a día.

-¿Qué países de Europa está afectando el virus?

-Es un virus que afectó a la cola de Europa como Italia y España que poco a poco nos va a alcanzar y otros países también, aunque algunos no miden a sus víctimas como lo hacemos en el nuestro porque parece que en Alemania si fallece un anciano de pulmonía no lo cuentan afectado por el virus porque sostienen que ya estaba afectado por alguna otra patología, pero en Italia se cuentan todos los casos que les haya tocado el virus e ingresando en la estadística.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: