Dra. Florencio Salinardi “El Ministerio dispuso que en las farmacias, que son lugares esenciales, se

Barbijo rojo. Esas serán las palabras claves para que la mujer o persona que está sufriendo violencia pueda avisar en las farmacias que necesita ayuda y quien atienda ese pedido, que se hará personalmente o por teléfono, dará aviso inmediato a la línea 144.

Esta idea, que comenzó hace unas semanas en España, es una iniciativa conjunta entre el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD) y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y busca poner especial atención en el contexto de la emergencia por la pandemia de coronavirus COVID-19.

Así, las mujeres y personas LGBTI+ que sean violentadas, a partir del miércoles 1º de abril pueden acercarse a la farmacia más cercana o llamar a la de confianza y solicitar un barbijo rojo para que el personal comprenda que se trata de una situación de violencia por motivos de género y se comunique con la Línea 144, único dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante situaciones de violencia por motivos de género en todo el país.

La decisión de poner a las farmacias como nuevos espacios para pedir ayuda se debe a que el Decreto 297/2020, sobre aislamiento social preventivo y obligatorio, caracterizó a estos comercios como “servicio esencial”; por lo tanto, es uno de los pocos rubros que permanecerán abiertos y en funcionamiento durante este período.

Asimismo, la Línea 144, a través de una resolución del MMGyD fue declarado como “servicio indispensable” y también se encuentra habilitada las 24 horas del día. En este contexto, ambos organismos acordaron una acción conjunta a nivel nacional surgida por iniciativa de la experiencia impulsada por la Secretaría de Igualdad de Géneros del gobierno de la Provincia de Río Negro con la campaña “Barbijos rojos” junto a farmacéuticos locales.

A este respecto, la Dra. Florencia Salinardi, directora municipal de Género, explicó: “es una campaña virtual que promulgó el Ministerio de las Mujeres, género y diversidad a nivel nacional y provincial. Claramente Chivilcoy no está ajeno, en materia de políticas de género nosotros siempre intentamos estar a la vanguardia”.

“Es una medida que se implementa a partir del 1º de abril. Nosotros ya comunicamos e hicimos la difusión de esta campaña ‘Barbijos rojos’, que implica reforzar aún más las vías de comunicación. Desde el inicio de esta cuarentena venimos reforzando los caminos de comunicación a través de enfatizar la línea 144, que es gratuita y a lo largo de todo el país recibe durante todo el día consultas atendidas por profesionales respecto a situaciones de violencia”, señaló Salinardi.

En este sentido, entendiendo que hay ciertos lugares necesarios, y a los cuales la gente va durante la cuarentena. El Ministerio dispuso que en las farmacias, que son lugares esenciales se pudiera generar un protocolo de asistencia en el cual el código de solicitud es ‘Barbijo rojo’”, mencionó la funcionaria, y agregó: “Una persona que esté en una situación de violencia o conozca a otra persona en esta situación puede llamar o acercarse a una farmacia, solicitar un ‘barbijo rojo’ a lo que el farmacéutico o farmacéutica le contestará que no dispone de ese producto, le va a solicitar sus datos personales e inmediatamente va a iniciar el protocolo”.

“Es un arreglo entre la Confederación Argentina de Farmacias y el Ministerio, ya fueron giradas las circulares y nos comunicamos con el Colegio de Farmacéuticos de la ciudad de Chivilcoy y está en vigencia”, expresó la directora de Género.

E insistió: “El farmacéutico o farmacéutica dará aviso a la línea 144 pasando los datos y activándose el protocolo de intervención dándonos particular atención a las áreas de género y a la Comisaria de la Mujer y la Familia”.

“Recordemos que es una forma alternativa más para intentar llegar a soluciones a personas que estén atravesando situaciones de violencia. No podemos esperar a que la persona llegue hasta la Comisaría de la Mujer sino que tengan otras posibilidades y alternativas”, subrayó.

Además, esgrimió: “Cabe remarcar que, en caso de riesgo inminente hay que comunicarse con el 911 luego, esta la línea nacional 144 y las áreas de género que venimos trabajando también con otros municipios en red intentando replicar o alternativas entre municipios para ver cómo abordamos ciertas situaciones”.

Estadísticas

“Continuamos realizando el seguimiento telefónico de distintos casos que veníamos trabajando previo a la cuarentena. Las estadísticas a nivel nacional son más que tristes y alarmantes. Intentamos que las personas no quedemos aisladas de las fuentes de comunicación y que el Estado este presente frente a estas situaciones”, remarcó la Dra. Salinardi.

E indicó: “La verdad que venimos trabajando arduamente pese al aislamiento que dificulta el contacto directo con la posibilidad del camino estrecho de primera persona con las víctimas o con posibles personas en situación de riesgo. La realidad es que lamentablemente, esta situación que nos ha superado a todos respecto a la pandemia, las medidas de prevención, seguridad y sanidad pública”.

“Esto también ha generado otros conflictos, quizás ya estaban instalados y se vieron exacerbados y potenciados por el permanecer dentro de nuestras casas. Posiblemente esta situación haya generado un incremento, el estar continuamente dentro de los hogares, en relaciones vinculares o de pareja y las discusiones, las circunstancias, las agresiones no son nada ajeno a la temática de género”, consideró.

Por último, Salinardi advirtió: “Los números son alarmantes y nos siguen indicando la necesidad de trabajar hoy con otra dificultad que es la imposibilidad de llegar en primera persona a las víctimas pero haciendo todo lo que podemos desde las medidas de seguridad”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: