Federico Zoppi “El Beach Handball es mucho más vistoso, tiende más al show y tiene otras bases”

Una semana antes que el deporte se detenga por la emergencia sanitaria generada por el Coronavirus, durante el primer fin de semana del mes de marzo, más de 700 estudiantes de 40 instituciones educativas de nivel universitario y terciario participaron de este evento organizado por la Municipalidad de La Costa, la Federación del Deporte Universitario Argentino y la Universidad Atlántida Argentina.

Cabe destacar que los Juegos se desarrollaron de acuerdo a rigurosas medidas de prevención que incluyeron la prohibición de espectadores en las tribunas y demás cuidados sanitarios tanto para los deportistas de cada delegación como para el personal de la organización.

Entre los participantes, hubo un chivilcoyano: Federico Zoppi (jugador del Club Atlético Independiente) integrante del equipo de Handball de Playa de la Universidad Universidad Tecnológica Nacional FRBA.

El Handball de Playao Beach Handball tuvo el siguiente medallero final: Oro: Universidad Nacional de La Plata, Plata: Universidad Tecnológica Nacional FRBA, Bronce: Universidad Nacional José C. Paz.

Al dialogar con Radio del Centro, Federico Zoppi expresó: “Realmente estuvieron muy divertidos los Juegos, pasamos cuatro días muy lindos”.

“El Beach es bastante distinto al Indoor, lo único similar es que son dos arcos, se juega con la mano y no se puede pisar el área”, dijo, y agregó: “Después la modalidad de juego es muy diferente en relación a la estrategia y psicología porque el Beach es mucho más vistoso, tiende más al show y tiene otras bases”.

“Había nueve universidades anotadas, pero luego por todo lo relacionado al Coronavirus se fueron bajando las universidades y terminamos siendo siete”, mencionó Zoppi.

“Se hicieron dos grupos, uno de cuatro y uno de tres, clasificándose a la fase eliminatoria los dos primeros de cada uno directamente a las semifinales”, comentó, y añadió: “a la UTN le tocó integrar el grupo de cuatro con la Universidad Nacional de La Plata, la Universidad Nacional de Villa María y la Universidad Atlántida Argentina”.

“El primer partido lo ganamos 2 a 1 y el restante 2 a 0, son los resultados de los sets”, contó Zoppi, y explicó: “En el Beach se juegan dos sets y no se puede empatar, si gana uno cada uno (sin importar la diferencia de goles) se va a una definición por penales que son distintos a los habituales porque es una contra de jugador contra el arquero”.

“Estoy en mi área le paso la pelota al arquero y me voy corriendo de contra, antes de llegar a la otra área mi arquero me tira la pelota para intentar luego vulnerar al portero rival”, acotó.

En este torneo, los goles de 360º valen doble, el fly vale doble y el gol de arquero vale doble.

“Llegamos a la final, jugamos el primer y el último partido frente al mismo rival, Universidad Nacional de La Plata. En la fase de grupos le ganamos 2 a 1, pero en la final perdimos 2 a 1”, esbozó el jugador.

Seguidamente, consideró: “La diferencia estuvo principalmente en la lectura de juego del rival, en la final nos propusieron un juego desde lo defensivo mucho más técnico hacia nuestro ataque”.

“Salieron con defensas personales que no es habitual en Beach y dejaron tirar a ciertos jugadores de nuestro equipo que no tenían demasiado claro el 360º y cómo hacer valer dos el gol, ahí nos sacaron bastante ventaja”, remarcó a 'Finta y Adentro'

.

Asimismo, subrayó: “La experiencia fue hermosa, éramos 760 estudiantes en Mar de Ajó, habían levantado una infraestructura increíble recordándome cuando estuve de voluntario en los Olímpicos”

“Había comedores armados, centros de atención de salud, distribución de bebidas en todas las canchas, cobertura de Deportv, banners por todos lados, la ciudad se acopló al evento. El intercambio fue muy lindo incluso fuera de lo deportivo también”, describió.

En relación a la disciplina, recordó: “Tuve algunas experiencias cuando era mucho más chico en Beach en Ramallo cuando fui con Independiente de Chivilcoy a jugar en la arena”.

“Después estuve en un torneo más formal en Viedma y realmente la Patagonia de nuestro país lo vive bastante, asimismo observarlo en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires en 2018 me sirvió de aprendizaje”, consignó.

E indicó: “Ahora estoy en Capital Federal y después de haber participado en un torneo de 750 personas preferí hacer la cuarentena en Buenos Aires para no llevar nada a Chivilcoy, por las dudas”.

“Hablando con el profesor de la Facultad me indicó que empezarían a sumarse ciertas competencias frente a otras universidades durante los fines de semana, con un handball más serio y formal así que tal vez apueste jugar de esta manera durante el año”, espetó.

A continuación, enfatizó: “Después de haberlo vivido al torneo y mirándolo días posteriores hubiese preferido que se suspenda el torneo porque la emergencia sanitaria se declara justo cuando estábamos en Mar de Ajó”.

“Los directores de los juegos tendrían que haberlo suspendido, pero no ocurrió y se vivió con una atmosfera aislada de lo que estaba ocurriendo dentro del país”, aseveró.

A este respecto, afirmó: “Me resultó chocante días después en Buenos Aires observar muy poca gente en la calle, personas con barbijo que no sucedieron durante los juegos”.

“Ocurre también que fue mucha la inversión económica que hizo el municipio y la Federación para que puedan llevarse a cabo, por lo tanto pararlo sobre la marcha les pesaba mucho a quienes tenían que tomar la decisión”, remató Zoppi.

Buscar por tags
No hay tags aún.