Roberto Maggi “Han fallecido compañeros a 10 metros de donde me encontraba y yo mismo recogí sus cue

De Chivilcoy, argentino, ex combatiente de Malvinas, que hoy es uno de los tantos que puede estar contando esta historia porque fue parte de ella. Ayer, se cumplieron 38 años del desembarco de la tropas argentinas en las Islas Malvinas con un solo fin: Recuperar la soberanía perdida en 1833. Roberto Maggi fue parte, lo contó y no dejó nada a la deriva.

Los recuerdos son constantes en la mente de cualquier soldado que estuvo haciendo frente a una batalla de antemano perdida y a todo esto aseguró: "Cada 2 de abril para mi es muy emotivo, me vienen muchos recuerdos. Son muchas cosas, estuve 80 días en la isla y ha pasado de todo, siempre se me vienen cosas a mi cabeza. Yo había salido de baja en noviembre y el 7 de abril me llegó la carta que debía presentarme cuando ya la isla estaba tomada, fui hasta Mercedes, me presenté y ahí no más me dieron la vacuna, me raparon la cabeza y el domingo 10 ya estaba en Palomar. A los pocos días me enviaron a Rio Gallegos, luego a Malvinas y después estuve descargando los aviones hasta el primero de mayo cuando empezó el bombardeo. Los días no se pasaban mas, quizás los primeros días si, pero luego del bombardeo, cuando nos fuimos al pueblo de Puerto Argentino en una orilla en donde encontramos un galpón se hizo mas lento. La primera vez que nos arrojaron bombas fue a las 5 de la madrugada y tiraban a la pista del aeropuerto para que no entren ni salgan aviones y de ahí fue continuo. Nosotros estábamos preparados porque sabíamos que estaban cerca", dijo Maggi.

Con respecto a la experiencia más dura y sensaciones ocurridas manifestó: "Me ha tocado ver el bombardeo de muy cerca y ver compañeros heridos y que perdieron la vida. A 10 metros cayó una bomba y ahí a 3 los mató y a ellos mismo los junté yo. También estuve como prisionero al finalizar la guerra cuando empezaron a traer a los compañeros y nos hacían juntar a todos los heridos y fallecidos, eso me tocó a mí. Esos son momentos muy difíciles".

La continuidad de seguir viviendo no era segura por eso, Roberto contó que: "En todo momento sentía que se terminaba la vida, no sabías si podía tocarte o no. Muchas veces nos salvamos de algunas bombas que caían fuertes. Nosotros estábamos poco preparados en comparación con ellos, todo era distinto, desde el armamento hasta la ropa que usaban. Estaban preparados para una guerra, nosotros teníamos entre 18 y 20 años y ellos más de 25. Cuando terminó todo sentimos alivio, ya no dábamos más en ningún aspecto, no teníamos municiones, ellos tenían todo", sentenció.

Luego de pasar 80 días cada jornada resulta más complicada de llevar y el alimento era un tema importante: "La comida por día era poca, una latita de carne ya cocida, 1 paquete de galletitas de 3, una mermelada pequeña, una manteca y un té y café, con eso teníamos que tirar todo el día, y agua conseguíamos de la nieve que se derretía, era imposible sacar agua. En un momento ya no había siquiera luz". Sobre las sensaciones de cada hecho y cada ataque de ellos dijo: "Sentí miedo por momentos pero era mucha la adrenalina y tanto no me permitía pensar en eso, todo dependía de cada uno. Dormíamos sentados dentro de los pozos y del agua y con mucho frió, no teníamos ni tiempo de pensar en el hambre. No teníamos cama y si había era imposible hacerlo en una de ellas. Fueron días duros hasta llegar a la vida normal, antes de eso subimos más de 2000 al barco que era para 600 personas, dormíamos en los pasillos, estábamos más tranquilos porque nos bañábamos y sin frió, nos sentíamos recuperados. Al llegar a Palomar después de una semana sentí tranquilidad y esa misma noche de la costumbre me acosté en el suelo también. Sin dudas todo me ha dejado enseñanzas, siempre traigo recuerdos, y en estos momentos, me hace sentir mucho mejor", concluyó.

Roberto Maggi fue uno de los tantos argentinos que lucharon hasta el final, algunos quedaron en el camino pero siempre defendiendo la patria con recursos tan bajos que no permitían mucho más. Fueron más de 600 bajas y 500 suicidios que estuvieron motivados por algunas secuelas y por el trauma posguerra. 38 años. Otro de 2 de abril que recordamos a nuestros HÉROES DE MALVINAS.

Buscar por tags
No hay tags aún.