Darío Corrao “Los talleres protegidos contienen a muchísimas personas y de no existir, las comunidad

La FETAP, Federación de Talleres Protegidos de la Provincia de Buenos Aires mantuvo una reunión virtual con el Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Discapacidad, Dr. Claudio Flavio Augusto Espósito, en la que participó el chivilcoyano Darío Corrao – vicepresidente de la Federación- donde se habló de varias problemáticas del sector, en el marco de la pandemia coronavirus – COVID 19.

En la reunión se planteó la situación actual de los talleres protegidos de producción de la Provincia de Buenos Aires, y del país en general; la situación de los trabajadores con discapacidad que trabajan en estos ámbitos laborales y la gravedad de la situación que lleva a que la mayoría de los talleres vea afectada su subsistencia, ya que las instituciones se encuentran con serias dificultades para realizar pago a proveedores, servicios básicos, aportes, cargas patronales y sueldos.

La reunión tuvo como objetivo visibilizar al sector que, por no encontrarse en Vigencia la Ley Federal de Empleo Protegido, queda fuera de agenda y en una situación de crisis como la que estamos atravesando, fuera de las medidas de acompañamiento del Estado.

La FETAP pudo expresar al Director Ejecutivo de Andis los temas imprescindibles para sostener a los Talleres Protegidos en esta Pandemia, donde todos han paralizado su vida productiva y dejaron en consideración los apoyos que se le solicitan al Estado:

-1. Ayuda económica para los Operarios y operarias de los Talleres Protegidos

-2. Aporte extraordinario y urgente a las Organizaciones

Para los cuales se hicieron propuestas concretas que el Director Ejecutivo deberá evaluar con las áreas de competencia.

El presidente de la Comisión Directiva del Taller Protegido Dignidad y vicepresidente de la Federación de Talleres Protegidos de la Provincia de Buenos Aires, Darío Corrao, dijo a Radio del Centro que son “195 talleres protegidos en el territorio bonaerense con alrededor de 4 mil operarios”.

“La situación es compleja, no escapamos a la que vive el país y como todos los talleres tenemos una problemática económica que se nos avecina”, manifestó y advirtió: “puede llevar a que muchos talleres de la provincia no puedan abrir sus puertas después que pase esta emergencia, como puede ocurrir con varias empresas del país, al desconocer hasta dónde y hasta cuándo podrá pegar esta pandemia económicamente”.

“Ante todo está la salud e incluso previamente a la medida dispuesta por el Presidente de la Nación de prolongar la cuarentena estuve en contacto con la gente de Atiadim para tomar una decisión teniendo en cuenta que tenemos un grupo riesgo trabajando”, expresó.

Asimismo, agregó: “Hay talleres que hacen servicios, otros productos, distintas formas de recaudar fondos pero lógicamente la cuestión iba mucho más allá y la determinación primordial fue preservando la salud de los operarios”.

“Debemos lograr salir ilesos de esta pandemia sin ningún operario afectado y podamos arrancar, una vez superada esta etapa, con una alegría tremenda”, enfatizó.

“Ahora tenemos qué pensar cómo retomar y en tal sentido precisaremos mucho del estado”, afirmó, y esgrimió: “Particularmente me encuentro gestionando con la licenciada Nora Salbitano (Diputada Provincial), mantuve varias reuniones virtuales con ella porque se puso a disposición y buscar la manera de poder ayudarnos manteniendo reuniones con el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense”.

“Estamos exponiendo toda la problemática de los talleres porque no ingresamos dentro de esas medidas que tomó el gobierno al no considerarnos como Pymes, cuando los talleres protegidos tenemos más obligaciones incluso que una pequeña y mediana empresa”, remarcó Corrao.

E indicó: “La idea es concertar reuniones con todas las personas que sean necesarias para que los talleres puedan ser sostenidos desde lo económico y también en el aspecto sanitario”.

“Antes que se declare la emergencia sanitaria y se disponga el aislamiento, estábamos al límite. Veníamos trabajando en relación a la obra en la casa propia e intentando mantener los pagos al día. Ahora nos llegarán las boletas de energía eléctrica, de gas y en algún momento tendremos que pagarlas”, expuso Corrao.

A continuación, señaló: “Actualmente estamos recibiendo una beca y los operarios un peculio de $ 1.800 justamente una lucha que tenemos desde la FETAP es que empiecen a cobrar un 40 por ciento del sueldo mínimo, vital y móvil que tiene un poco más de sentido común así disponer de los derechos a una ART y poder jubilarse”.

“Tenemos una ley aprobada, promulgada pero hasta ahora no aplicada por el estado”, aseveró, y subrayó: “Hasta que la ley se aplique buscamos que el convenio con desarrollo social se incremente porque con 28 operarios estamos cobrando $ 40 mil del estado cuando solamente de sueldos, Dignidad que es un taller chico, el importe ronda los $ 110 mil. Son recursos que nos faltan y no podremos conseguir al no poder producir”.

Preguntado por la obra del segundo piso, Corrao respondió: “Habíamos comenzado con la etapa de lo grueso en la parte superior pero tendremos que parar porque se nos avecinarán grandes dificultades para continuarla y además debido a que la prioridad será mantener el taller abierto”

“Con este parate nos damos cuenta de la función de un taller, la contención que tiene y ahora que los operarios están en sus casas aburridos, se nota lo valioso que es tener un taller de estas características”, resaltó.

Además, consignó: “De acuerdo a las medidas que se tomen en el futuro inmediato, pensaremos alguna forma de producir con los empleados y de qué manera distribuir los productos que hasta el momento venían haciéndolo los operarios”.

“Estábamos en una etapa de aprendizaje de tres o cuatro meses para aprender y salir al mercado, aunque tenemos un equipo de trabajo con muchas ganas y no dudo que saldremos adelante, solos no podremos pero sí con un trabajo en equipo”, destacó en relación a la producción.

Acerca de los talleres protegidos bonaerenses, explicó: “Tuve la oportunidad de recorrer talleres en la provincia y la mayoría se ocupa del reciclaje de botellas PET, otros mantienen la producción de las bolsas y ahora trabajamos en un mercado competitivo donde la gente, amén de tener una gran solidaridad, buscan precios, por eso los talleres se ven obligados a tomar otros caminos”.

“Son varios los talleres que brindan servicios a los municipios, en nuestro caso hacemos panificados y Atiadim los productos de limpieza, cada taller tiene su impronta para tratar de sostenerse”, esbozó, y aseveró: “Los talleres protegidos contienen a muchísimas personas y de no existir, las comunidades tendrían un gran problema por eso no dudo que el estado nos dará una mano”.

“En otros de los aspectos que estamos haciendo hincapié es en que puedan reverse las pensiones no graciable de la provincia porque otorgan únicamente $ 1.300, tiene IOMA que es una obra social, un monto irrisorio. Forman parte de los proyectos que iremos desarrollando”, concluyó Corrao.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: