Eloy Santos “Junto a mi compañero pitamos torneos que pretendíamos arbitrar, pero no esperábamos que

Es chivilcoyano, está radicado en Buenos y ya arbitra a nivel internacional. Eloy Santos surgió de Independiente de Chivilcoy como jugador y como árbitro en la disciplina.

Pese a su juventud ya dirigió en torneos sumamente importantes a nivel país, habitualmente se desempeña en FEMEBAL y tuvo la posibilidad de pitar en un Sudamericano.

Al dialogar con el programa ‘Finta y Adentro’, Eloy Santos en principio hizo un balance de su año anterior en el arbitraje y expresó: “Fue un 2019 bastante importante porque junto a mi compañero David pitamos torneos que pretendíamos arbitrar pero no esperábamos que llegaran tan rápidamente”.

“Fueron apareciendo las posibilidades de dirigir Nacional ‘A’, Nacional ‘B’, Juveniles y Cadetes ‘A’, en realidad todos los torneos de nivel ‘A’ el año anterior tuvimos el honor de dirigirlos”, resaltó.

Asimismo, mencionó: “pudimos cerrar el año con un Sudamericano en Paraguay y siempre agradecido que hayan depositado la confianza en mí que realmente me sirve para poder seguir creciendo”.

“Siempre la inteligencia mata al reglamento teniendo en cuenta que hay situaciones que en un partido sancionaríamos de una forma y en un juego menor nivel o mayor edad se pueden manejar diferentes tanto en lo personal como disciplinario y reglamentario”, señaló en relación a la forma de manejarse dentro de una cancha.

“Hay muchos factores externos también a tener en cuenta como puede ocurrir con la tribuna porque en ASAMBAL no estamos acostumbrados, a excepción de una final, a tener espectadores, pero en FEMEBAL si hay hinchas; partidos con 200 0 300 personas presenciándolos que afecta o no en rol del árbitro en relación a cómo puede adaptarse a esa presión para que no juegue en contra. Pasa mucho también por el trabajo psicológico que se hace en la semana”, explicó Santos.

Consultado sobre el comportamiento de esos hinchas, respondió: “Depende el club la gente en las tribunas puede ser más ubicada o no, pero también de muchas cosas porque la sociedad actúa como vive, por lo tanto pueden ser los espectadores mucho más hostiles o más tranquilos”.

“No obstante, comparándolo con ASAMBAL siempre es mucho más hostil y afortunadamente en nuestra asociación no sucede con la gente que se acerca a mirar un partido de handball”, esgrimió, y añadió: “De todas maneras ya sabemos que existe y nos terminamos acostumbrando aprendiendo a convivir con ello”.

“Los primeros partidos son complicados por el contexto externo como en nivel de juego y te pueden tomar por sorpresa e incluso la situación puede sobrepasarnos, pero de a poco nos vamos adaptando a la situación para saber como manejarla”, remarcó.

A este respecto, consideró: “Si bien al invitar un equipo de FEMEBAL a jugar un torneo en Chivilcoy parecen problemáticos porque todos discuten, piden…pero a la larga son los que tienen más importancia o peso porque aprendemos todos: árbitros, jugadores, entrenadores porque nos sacan del confort habitual para enfrentarnos a un nuevo desafío que debemos resolver. Lógicamente resulta incomodo pero son los juegos que más sirven”.

“La experiencia en los árbitros es primordial porque debemos ser consciente cuando explicar y cuando no hacerlo, asimismo cuando mandar a cerrar la boca, cuando escuchar, es el juego personal del árbitro dentro del partido que debe enfrentar a dos equipos”, consignó Santos.

E indicó: “Actualmente a nivel nacional se busca una mirada diferente en el árbitro apostando a un juez no conciliador o pedagógico pero sí más humano y no tan autoritario pero se desarrolla partido a partido, depende de la situación del encuentro se actúa en consecuencia”.

Preguntado sobre cómo iba a empezar su 2020, respondió: “Mi año oficialmente arrancaba con un torneo internacional en Colombia Sub 23 masculino para que el que había sido designado, tenía muchas ganas de ir, me venía preparando con todo pero lógicamente se terminó suspendiendo hasta nuevo aviso. Así que aún mi 2020 no comenzó”.

“Formo parte de la comisión directiva y estamos evaluando qué hacer porque teníamos para comenzar nuevos cursos en abril, que obviamente suspendimos, pero pensando si los haremos online de manera intensiva”, mencionó, y acotó: “Al ser 200 árbitros en Femebal los tenemos divididos por grupos y cada uno tiene un coordinador con sus ayudantes realizando exámenes online e incluso con la posibilidad de hacer conferencia online para seguir trabajando desde casa”.

“Todo el tiempo estamos mirando partidos, nos enviamos videos recorte para analizar distintas jugadas, es lo que podemos ir haciendo ahora mientras no podamos salir de nuestro hogar y entrenamos en nuestro domicilio”, esbozó.

Además, subrayó: “Soy un convencido que el verano es el mejor momento para entrenar porque debemos estar a la altura de las circunstancias teniendo en cuenta que un jugador de Liga de Honor se encuentra practicando desde la segunda semana de enero, si no estamos a la par físicamente no los alcanzás, tenés que correrlos siempre desde atrás”.

“Tenemos que correr todos los contragolpes de verdad, no hay ninguno que dejemos, no podemos correr de atrás porque caso contrario son muchas las situaciones que no podemos ver y por lo tanto, físicamente también hay que estar enteros para acompañar la parte técnica”, enfatizó.

Curso de Arbitros

“Estuvo bueno porque pudimos sacar una interesante cantidad de árbitros fueron alrededor de diez, ocurre que siempre son complicados por las distancias. El balance siempre es positivo porque cuantos más árbitros haya mejor”, destacó acerca del curso de árbitros que en 2019 organizó Femebal.

Por último, Santos comentó: “Este año habíamos pensado hacerlos de manera intensiva para que no involucren tantos viajes antes que nos complique la situación actual”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: