Gerardo Di Cunto “Un día sentado pensando en que hacer, se me ocurrió la idea de ayudar a la gente”

Hace unos meses atrás, un argentino (más precisamente chivilcoyano) llegó a Mallorca, España, para abrir su Bodegón "Tango" con la idea de volcar las más conocidas costumbres argentinas. Gerardo Di Cunto, amante de la cocina, es Chef y se vio afectado por la pandemia que arrodilló al mundo. De todo lo malo siempre algo bueno sale y en él, apareció, la idea de colaborar con esa gente que lo necesita haciendo comida para unas 40 personas.

El aislamiento nos lleva a tener tiempo y fantasear con ideas que alguna vez en la vida hemos imaginado, es el caso de Gerardo, que contó cómo surgió todo esto: "Con todo el esfuerzo del mundo abrí un bodegón aquí (Mallorca), en los primeros 4 meses venía funcionando muy bien, con todo lo que conlleva que por cierto tuve que sacar un crédito y de un día para el otro apareció el coronavirus y tuvimos que cerrar. Desde allí comencé a replantearme, como todos, que hacer. Acá se les fue de las manos, no como en Argentina que por suerte saben todo lo que pasó". Se tomó un tiempo y confesó: "Luego de cerrar las puertas, porque acá está todo parado y los primeros días fueron de pensar, de hacer otros tipos de cosas, pero después se te termina todo, un día estaba sentado, y pensé que podía hacer y se me ocurrió que había mucha gente sin trabajo, es una de las islas en donde muchos viven del turismo, al quedarse sin vuelos por lo tanto creí podía haber mucha necesidad. Esto lo comencé hace 8 días, por redes sociales y ya desde el día 1 me llamaron 2 personas. Hoy, les estoy dando de comer a 40, se hizo gigante y todo fue gracias a las redes sociales y a la gente que compartió. Empecé solo pero en un momento realmente se me escapó de las manos y recibo ayuda del gobierno de Mallorca, un amigo argentino y una española me hacen los repartos, en bicicleta y la verdad, se generó algo increíble", aseguró el contador y chef.

Su camino a seguir parece son los desafíos, los descubrimientos de nuevas costumbres y es por eso que su trayecto a ido variando: "Nací en Chivilcoy, me fui a estudiar Ciencias Económicas a La Plata, me recibí de contador y luego volví a la ciudad. Hace 8 años que llegué a Europa a cocinar ya que siempre me gustó hacerlo. Por suerte acá pude armar mi lugar, muy lindo decorado, en donde hacíamos tango los viernes, folklore los sábados, la respuesta fue muy buena, trabajamos con vinos y carnes argentinas, ahora queda soportar este momento económico ya que tengo gastos fijos que son muy grandes, aunque hay alguna ayuda del estado".

Los sentimientos se hacen más fuertes que antes, es momento de creer y explorar mucho más: "Esta idea la verdad es que me cambió la vida, me cuesta pensar en futuro, solo pienso en el día a día y como darle de comer a estas 40 personas. Llego a las 9 de la mañana y me voy a las 19 cada día, estamos en la lucha pero bien. Por suerte bajaron todos los índices mucho, los contagios también y las muertes están llegando a 3 o 4 por día. La isla sin dudas se verá muy afectada este año".

España es uno de los países que más viene sufriendo a nivel mundial y él explicó su parecer: "La verdad nadie se esperaba que esto suceda, de tal magnitud, se tomaron tarde las medidas porque nadie esperaba que se expanda como lo hizo. Veo muy bien las decisiones que se tomaron en Argentina y se que es duro vivir sin ingresos. Yo le llevo a personas infectadas la comida y a ellos no le dan siquiera lugar para quedarse en un hospital".

"Hoy el tiempo sobra por eso las horas de trabajo que hacía en el restaurante las estoy ocupando para llevarles y hacerles la comida a la gente. Hago repartos personalmente en bicicleta, hago locro, trato de variar el menú cada día y en esta situación los costos de las comidas son elementales. Aquí estamos en primavera, en invierno la temperatura no bajaba de los 15 grados y ahora está elevando, el clima está muy bien por suerte, podes meterte al mar todo el año, eso favorece en este momento", describió Di Cunto.

Es argentino, es chivilcoyano y dejó familia y amistades con las que tiene relación continua: "Mantengo relación con mi familia y amigos, tengo contacto a diario, pendiente de como están y muy preocupados por la situación y que se lo tomen de manera seria. Primero hubo escasez de guantes, barbijos y alcohol en gel, ahora eso ya pasó. Las multas por no respetar el aislamiento es grande y es por eso que anda poca gente en la calle", sentenció desde Mallorca, un ser humano que con muy poco colabora y hace historia.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: