David Miazzo “En el agro argentino, amén de la soja, también afecta a las cadenas de las carnes pegá

El economista en jefe de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), explicó el impacto que tendrán las medidas tomadas a causa del Coronavirus en la economía de la agroindustria (para bien o para mal) y principalmente de muchos trabajadores.

“Los impactos económicos del aislamiento producto de las medidas que se tomaron, para tratar de contener el Coronavirus, claramente tienen un alto impacto económico negativo que se puede analizar desde diversas partes”, dijo Miazzo, y agregó: “una de ellas es desde el punto de vista de las personas, más precisamente de los trabajadores, teniendo en cuenta que solamente una menor porción puede continuar trabajando específicamente los sectores relacionados a los servicios y las personas de ciudades más grandes que pueden hacer teletrabajos”.

“Asimismo todas las ligadas a las cadenas agroalimentarias como el campo, agroindustria, industrias alimenticias, transporte, supermercados, carnicerías, panaderías que están en el día intentando generar provisión de alimentos para que todos los argentinos puedan tenerlos”, señaló.

“Después existe una gran cantidad de gente que tiene un trabajo más manual sin posibilidad de hacer teletrabajos y sus actividades están absolutamente paradas”, consignó.

E indicó: “Dentro de este grupo de personas están quienes reciben salarios y se desempeñan en empresas medianas o grandes con una espalda financiera para poder pagarles todo o un poco del salario”.

“Asimismo, otras personas que están empleados por Pymes que tienen una menor espalda financiera o son trabajadores de la economía informal o hacen algún tipo de changas cuya situación es mucho más compleja”, añadió.

A continuación, Miazzo remarcó: “Lo mismo sucede a niveles de sectores económicos porque hay algunos como los servicios públicos y en algún nivel bancos asimismo transporte, cadenas alimenticias que pudieron seguir produciendo y trabajo”.

“Mientras que, todo la actividad ligada a consumo más la producción en fabrica que no sean de cuestiones esenciales están absolutamente parados, sin facturar, produciéndose claramente un impacto económico importante”, expresó.

Además, esgrimió: “Ya si nos vamos a una perspectiva mundial, todo este freno trajo baja de los commodities y le pega de manera importante a la exportaciones de campo de nuestro país que implican seis de cada diez dólare”

“Conjuntamente con la importante caída del precio del petróleo que no impacta tanto en Argentina por el lado de las exportaciones, porque recién estaba llegando un balance energético neutro, sino que pega por las expectativas en torno a los desarrollos de Vaca Muerta”, comentó, y espetó: “que requerían un precio del petróleo superior, según se dice, a 50, 60 o 70 dólares y que un barril que está entre 20 o 30 dólares difícilmente se pueda desarrollar afectando de manera negativa las expectativas de desarrollo y generación de divisas del país”.

“Con los commodities en particular y la cuestión del precio vienen con un problema importante. Ya venía produciéndose una cuestión anterior relacionada a la relación de oferta – demanda a nivel mundial provocando que tengamos alguna perspectiva de precios negativos para 2020 pero desde enero se sumó el Coronavirus que hizo mucho ruido en términos financieros”, aseveró.

También, explicó: “Por un lado aunque por otro una caída efectiva de la demanda de China principalmente cuya economía se frenó mucho a partir de todas las restricciones a causa del Covid-19 y el precio empezó a verse muy dañado a medida que esta pandemia comenzó a sentirse cada vez en los mercados del commoditie afectando a los granos asimismo a los minerales también”.

“Aquello que está ocurriendo con la pandemia del Coronavirus reciente al mundo y los precios de las cuestiones financieras lo sintieron como del petróleo, commodities minerales, commodities agrícolas también por supuesto”, afirmó.

A la vez, Miazzo enfatizó: “En el agro argentino, amén de la soja, también afecta a las cadenas de las carnes pegándole muy fuerte a las exportaciones después de un importante auge que tuvieron durante 2019, teniendo en cuenta que había una planificación de exportaciones muy grandes pero empezaron a entrar en riesgo”.

“En general nos estamos ocupando de las cuestiones que afectan al agro argentino donde claramente tenemos los granos principalmente pampeanos, las carnes y también las economías regionales, aunque sin tanta especificación, que son los tres grandes conjuntos que hacen al campo argentino”, esbozó en relación a la tarea de FADA.

Buscar por tags
No hay tags aún.