Rodrigo Cabalieri “Dentro de todo, la comunidad está tranquila aunque lógicamente con la incertidumb

El Jefe del Cuerpo Activo de los Bomberos Voluntarios de Moquehuá, Rodrigo Caballieri manifestó que las tareas de desinfección realizadas en Moquehuá en el día de ayer también alcanzaron al cuartel de los servidores públicos conjuntamente con sus móviles.

“Dentro de todo, la comunidad está tranquila aunque lógicamente con la incertidumbre en relación a qué pasará con el Hospital, pero ya lo desinfectaron y prontamente volverá a funcionar con normalidad”, expresó Cabalieri a ‘La Mañana del Centro’.

Asimismo, manifestó: “Estuvimos trabajando en los últimos días con Policía, una enfermera y ambulancieros para poder cubrir las emergencias de la localidad”.

“Lógicamente está el acostumbramiento que ante cualquier inconveniente y en primera instancia, los vecinos tenían la inquietud en relación a sí les pasaba algo qué harían ante el Hospital cerrado, por eso rápidamente se difundieron los teléfonos para que las personas se comuniquen ante cualquier consulta médica”, señaló Cabalieri.

E indicó: “La circulación principalmente obedece a personal rural que debido a la época de cosecha transita nuestras calles igualmente que quienes salen a hacer los mandados y luego se quedan dentro de sus casas. Hay más movimiento de gente por la mañana, después se aíslan en sus respectivos domicilios”.

“Por un lado esta situación nos afecta al tener que ir modificando un esquema que teníamos en el cuartel, reduciendo el personal al mínimo, con solamente dos personas que se acercan a desinfectar y dos que revisan los móviles”, consignó.

Además, esgrimió: “Tuvimos que ir cambiando algunas cosas pero relativamente tomamos la situación con tranquilidad y apoyándonos entre todos trabajando en conjunto para que poder salir parados de la mejor manera posible”.

“Es un virus que nos tomó por sorpresa porque ninguna persona estaba preparada para estar aislada y en nuestro caso tener que prestar servicios con un número reducido de personal asimismo se encuentren separados uno de otros”, remarcó Cabalieri.

Seguidamente, subrayó: “Estamos tomando todas las acciones necesarias para poder continuar, con errores porque no somos perfectos pero tratamos de no cometerlos y actuar correctamente para no contagiarnos ni contagiar a partir de todas las medidas de precaución necesarias”.

“Hubo un antes y un después en Moquehuá a partir de los casos porque primeramente considerábamos que al ser una comunidad chica el virus no iba llegar, no íbamos a tener casos y ahora que los tenemos la postura de los habitantes es otra”, sostuvo Cabalieri.

A este respecto, mencionó: “Estoy en contacto con Sol D’Angelo, que es la responsable de la Subcomisaría de Moquehuá, y me manifestaba que le costaba hacer entender a la gente en los primeros días del aislamiento pero ahora únicamente los vecinos salen por la mañana a hacer los mandados, movimiento alrededor de las 9 que es el personal que compra alimentos para realizar las tareas rurales y a la noche cuando regresan del campo”.

“Durante el día no hay movimientos de personas. Tenemos que cuidarnos muchísimo porque el virus es invisible y podemos terminar distribuyéndolo por todos lados”, puntualizó.

Acerca de la desinfección de las calles, comentó: “Por iniciativa del municipio de Chivilcoy, comenzó también a hacerse la desinfección de las calles de Moquehuá y les prestamos el servicio de la carga de agua para los fumigadores, asimismo cortarles las calles con Policía y Guardia Urbana para que el mosquito no tenga que andar parando en las esquinas y pueda fumigar de manera ininterrumpida”.

Buscar por tags
No hay tags aún.