Pablo Bianchini “Tenemos que comenzar a vender ya mismo aunque sea por internet”

Día número 35 de la cuarentena y otra jornada más sin poder abrir sus puertas algunos comercios. El rubro textil lo sufre y consideran que esta situación los está llevando al borde del quiebre. Hablamos con Pablo Bianchini, Presidente de la Comisión de Jóvenes y parte del sector de indumentaria. "Hay que evitar la circulación en la calle, si abrimos vamos en contra de eso" aseguró.

Tras reunirse con las autoridades municipales comenzaron a surgir nuevas ilusiones: “Estamos con esperanzas luego de que el municipio se haya adherido al decreto de provincia donde se está esperando la confirmación para que se habiliten las 11 actividades nuevas en donde quizás entre lo que es el rubro comercial y en particular el textil. Creemos que en estos días vamos a poder comenzar. La modalidad será la siguiente: en la página del Centro Comercial hay un link para que cuando se habilite la venta on line de los rubros comerciales y se vayan a realizar la entrega por delivery, haya un registro de quienes vayan a circular repartiendo, que es nuevo para este sector. En la inscripción van a solicitar los datos del comercio, del titular, que transporte usarán y quien va a circular en el mismo", resaltó Bianchini.

La venta por las plataformas on line se han convertido accesibles y cómodas en esta era, de lo que no estamos muy seguros es si la ropa es tan aclamada por el usuario: “Soy consciente de que no es lo mismo esta venta pero entre no poder vender nada y vender algo uno se conforma con el mal menor. El rubro nuestro con el problema de atención al público es complicado, más en un contexto en el que no sabemos por donde anda el virus. Se presta a que la gente se quiere probar la ropa, cambiarla y ahí se complica más. En el momento que nos permitan atender y abrir las puertas vamos a tener que tener un protocolo estricto para evitar cualquier tipo de contagio".

Sobre la esperanza de poder abrir sus locales al menos 1 vez semanal o algo similar dijo: "Si lo vemos desde el punto de vista en el que estamos entrando en pico de la pandemia, nos lleva a pensar que es imposible abrir los locales. En condiciones normales la proporción de venta on line comparada con la venta presencial, mas aquí, es baja, entonces, en medio de esta situación puede llegar a aumentar pero nunca vas a llegar a valores de lo que venderíamos normalmente. Con una venta de estas características me animo a decir que podes estar en un 30% de lo que se vendería normalmente. Ojalá me equivoque pero uno cree es así".

Hay un miedo: EL DESABASTECIMIENTO: “Ya pasó con otros rubros que se fueron habilitando y es probable que tengamos poca mercadería y hasta desabastecimiento porque hay fabricas que esta semana empezaron a llamarnos para comunicarnos como están trabajando y en el mejor de los casos van a ofrecer un 40% de lo que tienen porque lo que ya está confeccionado van a intentar venderlo, lo que no se cortó no van a cortar y esos productos no van a estar y además ya se habla de aumento de precios. No se entiende lo que pasa en este país, no se vende y los precios siguen aumentando, cuando la realidad es que tendría que ser al revés”.

Además aseguró: “Nosotros con la comisión de jóvenes hicimos circular una encuesta hace 20 días atrás y una de las preguntas era ¿cuánto tiempo crees que podes soportar sin abrir?, y una parte respondió que entre 1 y 2 meses y el resto, más de la mitad, podía estar por 1 mes cerrado. Es un punto crítico, necesitamos ya empezar a vender algo aunque sea por internet. El que no tiene empleados ya comienza a pensar en si cierra o no y hay otro tanto que está esperando que se arregle pronto porque cuando se cumplan 60 días va a tener que cerrar. Trabajamos con mercadería estacional, eso es importante remarcar. A medida que se vaya estirando se va a complicar".

En cuanto a los envíos a realizar por esta modalidad confirmó que: "En principio el delivery será de 9 a 17 horas pero luego, cuando estemos en carrera se evaluará si se puede estirar o no y la cantidad de comercios anotados para vender por esta modalidad. Hay colegas que han podido negociar alquileres. No todos están familiarizados con esta forma de venta y el rubro de indumentaria es complicado porque la gente quiere ver, tocar y probarse la ropa". Además resaltó que: "Sabemos la situación que vivimos y los riesgos que se correrían si abrimos las puertas. Prefiero aunque sea engorroso, vender por internet y algún día que se permita abrir al público aunque no creo sea conveniente. Hay que generar menos circulación en la calle y si abrimos el local iríamos en contra de eso. Uno tiene temores por esta situación en cuanto al virus y además nunca tenemos certezas de como este circula”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: