Antonio Martín “La campaña no está siendo en absoluto descollante pero sí buena en términos generale

Según el informe semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el clima seco registrado en gran parte de la región agrícola ha permitido sostener un buen ritmo de cosecha en lotes de soja. A la fecha, se estima que la recolección a nivel nacional cubre el 56,4 % del área apta, equivalente a más de 9,6 MHa, registrando un adelanto interanual de 5,7 puntos porcentuales...

En tanto, la cosecha de maíz con destino grano comercial avanzó sobre los planteos tempranos, registrando un progreso de 1,8 puntos porcentuales y cubriendo el 34,5 % del área apta. El rinde promedio nacional descendió 0,2 qq/Ha esta semana se posicionó en 92,3 qq/Ha. Los rindes en lotes tempranos se mantienen cercanos a las expectativas iniciales. Los cuadros de maíz tardío y de segunda ocupación comenzarán a ser cosechados durante las próximas semanas en el centro y sur del área agrícola nacional. Bajo este escenario, mantenemos nuestra proyección en 50 MTn, un 1,6 % menor que el volumen recolectado el ciclo previo (Producción 2018/19: 50,6 MTn).

Qué está pasando en Chivilcoy con la cosecha de soja y de maíz, nos informa el Jefe de la Agencia Local del INTA de Chivilcoy, Antonio Martín.

En principio, el ingeniero manifestó ‘Del Centro al Campo’: “Se están cumpliendo muy bien todas las pautas y recomendaciones de la cuarentena en relación a preservación de salud, asimismo todas aquellas medidas de seguridad para evitar contagiarse como el contacto interpersonal en los elementos de utilización cotidiana y todos los recaudos se tienen en cuenta en las personas que viven en el campo”.

“La agropecuaria es una de las actividades exceptuadas para poder seguir trabajando, continuar produciendo alimentos y generando recursos para el país en materia de exportación, igualmente se tienen en cuenta todas las recomendaciones emanadas por la autoridad sanitaria”, señaló Martin, y agregó: “La biología continúa no sabe de aislamientos, los cultivos van cumpliendo con su ciclo, los animales van creciendo, la naturaleza sigue su curso, celebramos que esta actividad se pueda realizar”.

En relación a la cosecha, el referente del INTA en Chivilcoy, exclamó que, “se encuentra avanzando muy bien, el clima acompañó perfectamente y hace más de diez días ininterrumpidamente que se está trabajando”.

“En abril hubo muy poca lluvia, con apenas 15 milímetros, esta falta de precipitación permitió avanzar sin problemas en la cosecha de soja y de maíz con muy bajo contenido de humedad en ambos cultivos”, destacó, y añadió: “permitiendo embolsar en algunos casos, almacenar para los que tienen planta de acopio en el propio campo y sino directamente cargar los camiones para enviar a los acopios o puertos con destino a exportación sin ningún tipo de problemas”.

“En soja de primera debe quedar poco, un 30 por ciento aproximadamente por levantar aunque de maíz un poco más porque en un primer momento salió con un poco de humedad, 16 o 17”, mencionó Martín.

Además, acotó: “A partir que la soja fue madurando y entregándose, lo dejaron al maíz relegado un poco por eso deberá estar quedando un 40 o 50 por ciento por levantar más los maíces tardíos sembrados a fines a fines de noviembre o principios de diciembre que todavía están verdes. Se levantó un 70 por ciento de soja de primera y comenzando con la de segunda”.

“La campaña no está siendo en absoluto descollante pero sí buena en términos generales”, enfatizó, y esgrimió: “En soja los rendimientos van desde los 3 mil a los 5.500 kilos, varios lotes de 4.500, 4.800 o 5.000 kilos dependiendo del tipo de suelo y como la soja pudo esquivar el período de alta temperatura de febrero – marzo”.

“Las altas temperaturas generaron algún impacto porque se esperaban mejores rindes en general pero ese período de calor, justo en el momento de llenado de granos, provocó que se estén cosechándose algunos de menor tamaño, con menor peso y por eso la merma en los rindes puede llegar a estar entre un 10 y 15 por ciento”, explicó Martín.

Seguidamente, remarcó: “Para soja de segunda puede ocurrir algo similar porque seguramente no será como el año anterior con lotes que llegaron a alcanzar los 4.000 kilos por hectárea, cuyo resultado fue excepcional, sino que estará en alrededor de los 2.300 y 2.800”.

“En maíz tuvo un rendimiento variable entre 8.000 y 12.000 kilos, en otros años se obtuvieron rindes por encima de hasta 13, 14 e incluso 15 mil pero no tengo datos que hayan superado los 12 mil. No obstante, en líneas generales está la campaña dentro de un panorama normal”, consignó.

E indicó: “Muchos de los problemas sanitarios están asociados al clima y al ser una campaña climática dentro de parámetros normales los cultivos alcanzaron un desarrollo bastante bueno y ahora se está notando en los momentos de cosecha”.

“Como contrapartida, los mercados están muy golpeados por el Coronavirus y la cotización de los granos cayeron muchísimo a nivel internacional alcanzado precios mínimos que no se veían desde hace varios años”, subrayó.

Además, consideró: “no está definido sí justamente serán los mínimos o seguirán en caída, todo arrastrado por la crisis del petróleo también impactando decididamente en el mercado de granos”.

“Finalizada esta cosecha habrá que pensar en la próxima campaña que necesitará se ponga mucho énfasis, ficha y logística para decidir cuáles son las mejores alternativas en base a los precios de los mercados, si se podrán recomponer y qué pasará con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, muchos interrogantes sin respuestas aún”, cerró Martín.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: