Antonio Martín “El mercado de trigo es el más firme tanto a nivel interno como internacional”

Con la llegada del otoño, los cultivos estivales comienzan a dejarle lugar a los cultivos invernales. Mientras avanza la cosecha, los productores ya están pensando en la próxima siembra, que como siempre tendrá al trigo como principal protagonista: más de 6 millones de hectáreas se cubren de verde todos los años en nuestro país.

Uno de los enigmas que la agricultura aún debe resolver es la brecha que separa los rendimientos reales de los potenciales en condiciones de secano: algunos estudios en Argentina demuestran que es del 40%. Sin lugar a dudas, el gran desafío está en acortar esa enorme diferencia.

El primer componente de rendimiento es plantas/m2 y es fundamental la generación temprana de área foliar para asegurar tener "plantas más competitivas" frente a malezas.

En la construcción de raíces no sólo intervienen hormonas promotoras del crecimiento, sino también nutrientes que son fundamentales para este proceso, algunos de ellos son: nitrógeno, fósforo, azufre, calcio, y no debemos olvidarnos de los micronutrientes, como por ejemplo Zinc y Boro.

Por ello, es fundamental antes de la siembra realizar un análisis de suelo para conocer cuáles con esos nutrientes sobre los que hay déficit e intentar reponerlos.

Asimismo, según el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, el trigo arranca mejor que el año pasado, las reservas hídricas son mejores en el 70% de los suelos de la región. Pero faltan milímetros y las lluvias de los próximos días serán claves...

Una de las variables claves de la siembra de trigo 2020/21 son las lluvias. En un año dónde es tan importante tener éxito productivo hay buenas noticias. La primera es que la siembra triguera arrancará con mejores condiciones que hace un año, ya que las reservas de humedad muestran una diferencia a favor en el 70% del área. La segunda buena noticia tiene que ver con el regreso de las lluvias. Tras el buen tiempo que viene acompañando el veloz desenvolvimiento de la cosecha, hay pronósticos de tormentas que dejarían acumulados muy importantes en la región en los próximos días.

En relación a la intención de siembra del trigo en nuestra ciudad, consultamos al ingeniero agrónomo, Antonio Martín, jefe de la Agencia local del INTA.

Ante los rumores de una disminución en la cantidad de hectáreas sembradas o un menor uso de la tecnología, Martín señaló: “Son algunas conversaciones preliminares que se están escuchando y pronósticos que se tiran, pero actualmente el mercado de trigo es el más firme tanto a nivel interno como internacional porque de hecho el precio se encuentra sostenido”.

“Incluso para la próxima campaña subió también y a la hora de hacerse de recursos en el corto plazo el cultivo es una de las alternativas más convenientes debido a que está cosechándose a fines de noviembre o principios de diciembre obteniendo el productor los recursos necesarios a fin de año”, subrayó el ingeniero agrónomo.

“Hay que tener en cuenta también cómo se presentará la próxima campaña desde el punto de vista climático”, advirtió, e indicó: “Los informes que se están consolidando de a poco mencionan que podrá ser una campaña neutral a ‘niña débil’ y a partir de la primavera podrían empezar a escasear las precipitaciones”.

“Un cultivo de invierno se independiza en cierta forma de este problema no así los de verano tanto soja como maíz”, señaló Martín, y agregó a este respecto: “Entre soja y maíz el que requiere mayor inversión a la hora de la siembra es éste último porque necesita mayor aplicación de tecnología, comprar las semillas, utilizar una buena cantidad de fertilizantes”.

“En cambio, en soja el productor guarda algo de semilla para la próxima siembra y los costos disminuyen, cada uno analizará estas cuestiones determinando la mejor estrategia que considere para estar mejor posicionado para la próxima campaña”, explicó.

Por último, sostuvo: “Lo principal es poder mantener las rotaciones y en el peor de los casos apuntar a una con mayor ocupación del suelo, en este caso un doble cultivo: trigo –soja o alguno de invierno para después sembrar un maíz de segunda, hay que buscar las alternativas pero ahí está planteada la cuestión”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: