EFEMÉRIDES DEL AÑO 2020: BICENTENARIO DE LA ANARQUÍA DEL AÑO 20 Las Autonomías Provinciales (2ª Par

Montevideo dependía de Buenos Aires, sin embargo, debido a que en esa ciudad vivían muchos comerciantes españoles rechazaron la autoridad de la Primera Junta, motivo por el cual ésta mandó una expedición al mando del general José Rondeau para someterlos.

En la campaña (es decir, en la zona rural), la población estaba a favor del gobierno de Buenos Aires; así lo habían proclamado en las proximidades del arroyo Asencio un grupo de cien hombres en un hecho histórico que se conoce con el nombre de “Grito de Asencio” por el lugar donde se reunieron para anunciar el fin de la dominación española.

También el caudillo Artigas proclamó su adhesión a la causa de los criollos, de modo tal que cuando Rondeau entró en la Banda Oriental contó con su ayuda y rápidamente dominaron toda la campaña y avanzaron hacia Montevideo. Artigas derrotó a los realistas en el combate de Las Piedras y los obligó a encerrarse en Montevideo, ciudad a la que sitió junto con Rondeau.

Los españoles viéndose perdidos pidieron ayuda a los portugueses, quienes desde Brasil invadieron la Banda Oriental, (actual Uruguay).

El Primer Triunvirato recibió en ese momento la noticia del fracaso de la primera expedición al Alto Perú y considerando que no estaba en condiciones de enfrentarse con los españoles en dos frentes de batalla: el Norte y la Banda Oriental, habiéndose fracasado en Paraguay y viendo que se sumaba un nuevo enemigo: Portugal, decidió firmar un armisticio mediante el cual reconocía la autoridad en toda la Banda Oriental del virrey Elío -que había sido enviado por el Consejo de Regencia como virrey del Río de la Plata-, a cambio de que los portugueses se retiraran.

Este armisticio disgustó mucho a Artigas, porque dejaba a todos los que habían colaborado con el gobierno de Buenos Aires abandonados a su suerte y expuestos a las represalias que pudieran tomar contra ellos los españoles. Artigas y el pueblo uruguayo iniciaron un éxodo y se refugiaron en un campamento que levantaron al sur del río Ayuí en la provincia de Entre Ríos. En 1812 convocó un congreso nacional en Maroñas (ubicado en las inmediaciones de Montevideo) y allí proclamó la Provincia Oriental estableciendo un gobierno federal, con el objetivo que sirviera de modelo a seguir por las demás Provincias Unidas del Río de la Plata.

En 1813 cuando se reunió la Asamblea General Constituyente, la Banda Oriental envió diputados con instrucciones de votar a favor de la declaración de la independencia y del dictado de una constitución nacional que debería adoptar como forma de gobierno el sistema federal, pero estos diputados fueron rechazados lo que agudizó el conflicto entre Buenos Aires y Artigas.

2º Sitio de Montevideo (1812-1814)

El armisticio que se había firmado entre el gobierno de Buenos Aires y el virrey Elío duró muy poco. Rápidamente se reiniciaron las hostilidades, pues el gobierno de Buenos Aires no podía dejar a Montevideo en manos de los realistas, porque eso significaba dejar una base muy estratégica en poder de los españoles desde donde ellos podían recibir refuerzos de España y atacar a Buenos Aires. Por eso nuevamente el general José Rondeau fue puesto al mando del ejército que invadió la Banda Oriental (actual Uruguay) y otra vez contó con la ayuda del caudillo Artigas. La ciudad de Montevideo fue nuevamente sitiada. Pero cuando Artigas supo que los diputados enviados a Buenos Aires a representar a la Banda Oriental e integrarse a la Asamblea General Constituyente habían sido rechazados se retiró del sitio (20 de enero de 1814). Ante esta actitud el Director Supremo Gervasio Antonio de Posadas puso precio a su cabeza y expidió un decreto el 14 de febrero de 1814 mediante el cual se recompensaría con seis mil pesos fuertes “al que lo presentare vivo o muerto”.[1]

Finalmente Montevideo se rindió en 1814 ante Alvear, que había sido enviado en reemplazo de Rondeau.

Por Rubén Osvaldo Cané Nóbile

Citas

[1] Cosmelli Ibáñez, José, “Historia Argentina”, Buenos Aires, Editorial Troquel S. A. 16ª ed. 1971, pág. 197. En julio de 1814 el decreto fue revocado. Artigas fue considerado “buen servidor”, se le restituyó el grado de coronel y se lo nombró comandante de campaña de la Banda Oriental, pero no por ello mejoraron las relaciones entre Artigas y el gobierno de Buenos Aires. Las hostilidades continuaron.

[2] Malosetti Costa, Laura, “El primer retrato de Artigas: un modelo para deconstruir” en

“Caiana Revista de Historia del Arte y Cultura Visual del Centro Argentino de Investigadores de Arte”, CAIA, diciembre 2013, ISSN 2313-9242 http://caiana.caia.org.ar/template/caiana.php?pag=articles/article_2.php&obj=112&vol=3. Consulta del 24/04/2020.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: