Marisa Mindeguía “Son 40 días en los que nuestra actividad se encuentra completamente frenada, amén

El Comité Institucional de Crisis Sanitaria informó que ya han enviado los protocolos al gobierno provincial para pedir autorización sobre la apertura de otras actividades, como estudios de abogacía, contaduría y martilleros, sobre lo cual se está esperando respuesta.

A este respecto consultamos a Marisa Mindeguía, Presidenta del Centro de Martilleros y Corredores Públicos Chivilcoy, en relación a la situación de los profesionales que esperan por retomar sus actividades laborales.

En principio, Mindeguía manifestó a Radio del Centro: “Desde lo personal llevó una semana de cuarentena más que el resto porque comencé un poco antes por una cuestión de prevención y en lo profesional toda la actividad se encuentra bloqueada”.

“Nuestra actividad es compleja y tiene varias aristas debido a que todo lo que es compra - venta en este momento se encuentra completamente detenida porque el proceso es más complejo al depender de varios factores”, expresó, y agregó: “algunos factores que son económicos y otros relacionados directamente al aislamiento asimismo los actores que intervienen en un proceso de compra – venta como el Registro de la Propiedad, los Escribanos, los Agrimensores que están inmersos en la misma situación nuestra al no estar contemplados como actividad esencial”.

“Son cuarenta días en los que nuestra actividad se encuentra completamente frenada, amén de la crisis que ya venía atravesando el sector con 24 meses complicados”, señaló Mindeguía.

Asimismo, explicó: “Es un rubro, el nuestro, que quedará absolutamente afectado, aunque tenemos una variable siempre que se encuentra permanentemente latente como ocurre con el dólar y también empezó a complicar meses atrás cuando comenzaron a dispararse los valores con su posterior consecuencia”.

“Es una crisis más y nos dará la oportunidad de comenzar a observar nuevas posibilidades dentro del sector donde tendremos que ser creativos”, dijo.

A este respecto, esgrimió: “Es un momento importante para que nos sentemos a redefinir nuestros negocios con el beneficio de poder utilizar toda la parte digital para ir publicitando las propiedades que tenemos a la venta; buscando salir de esta situación siempre teniendo en cuenta al mercado en cuanto a valores que será otra cuestión también”.

Congelamiento de alquileres

“El Gobierno Nacional trató de tomar medidas rápidas para que tanto propietarios como inquilinos sepan como manejarse dentro del contexto de emergencia sanitaria”, consignó Mindeguía en tal sentido.

Seguidamente, especificó: “El decreto habla de tres cuestiones básicas: el congelamiento de los precios retrotraídos al mes de marzo de este año; la suspensión de los desalojos y se enmarcan también las prórrogas automáticas de las compras”.

“Muchas de estas cuestiones dependerán también de la voluntad de los inquilinos en relación al congelamiento de precios”, espetó, y aclaró: “habrá algunos que pretendan utilizar este decreto a su favor y otros no porque no querrán asumir posteriormente las deudas con respecto a diferencias que queden”.

“La única falla que tiene el decreto a mi entender es que toma los dos extremos tanto al propietario como al inquilino pero no contempla a los martilleros justamente el sector que estará arbitrando entre las dos partes”, consideró Mindeguía.

E indicó: “Los martilleros estamos negociando para poder ayudar en esta situación intentando encontrar el equilibrio entre ambas partes con algunas situaciones tremendas y dolorosas como sucede con varios alquileres comerciales”.

Reunión con el intendente

Consultada por la audiencia que mantuvo con el jefe comunal, Mindeguía comentó: “Nos reunimos con el intendente, alcanzamos una nota con el pedido para que nos permita abrir nuestras oficinas al efecto de poder llevar adelante el cobro de alquileres que es una de las actividades que desarrollamos como administradores de alquileres. La petición fue acompañada por un protocolo sanitario de actuación”.

“Solicitamos la apertura de las oficinas en un corto lapso de tiempo al efecto del cobro de alquileres”, puntualizó, y añadió: “Un permiso de tránsito para ser aplicado en los casos donde concurrimos a cobrar a domicilio o llevamos a los propietarios lo percibido por una cuestión que algunos de ellos están dentro del grupo de riesgo e intentamos en tal sentido impedir que esas personas estén en la calle por estas cuestiones”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: