Abel Andrada "Tuve que salir a hacer otra cosa, necesitaba comer"

Son miles y miles las personas de todo el mundo que están pasando momentos de crisis. Son incontables los argentinos que desesperan por este momento que se hace eterno. En Chivilcoy también hay gente que sufre este enemigo y esta pandemia instalada. Abel Andrada, es Dj de trayectoria que realiza sonido e iluminación. No hay eventos, no hay fiestas, no se necesita música. El nulo ingreso económico, hizo que él salga a realizar otra actividad que maneja en sus amplios oficios. Conocimos la historia de Abel, que supo hacer bailar, que pudo hacer divertir y hasta iluminó alguna noche y que hoy realiza mantenimiento general de pintura, electricidad, césped y flete.

Sobre la posibilidad y el regreso a la actividad personal aseguró: “Es imposible juntarse hoy en día con tan solo unos amigos, imaginemos hacer una fiesta para 100 personas. Es una cuestión de cuidados, es más que entendible pero yo tengo que comer. Veo lejano que se vuelvan a realizar fiestas o eventos durante todo este año, algunos dicen de ir soltando de a poco algunas actividades en septiembre y así sucesivamente, pero desde lo personal, no estaría tan seguro de que este año regrese nuestro rubro. Uno habla desde la experiencia, es un día a día, y ellos van viendo como evoluciona cada 15 días el país, la provincia, la ciudad, es apresurado intentar decir lo que puede llegar a suceder de acá a un tiempo. Este es mi trabajo, es lo que yo hago, necesitaría poder tenerlo".

Cada persona con su profesión tiene una pasión por la misma y una abstinencia al no poder ejercerla: “Hago algunos vivo en redes sociales para despuntar el vicio, si bien yo soy más del mantenimiento, arreglar equipos ya que todo el tiempo que ocupo en el depósito lo hago en un evento, entonces a veces le doy más importancia a que el sonido salga bien. Cuando me pongo frente a la consola y hago un vivo en facebook por ejemplo, es para no perder el momento, si bien hoy la música que descargaste sirve, ya en unos días hay más nuevas, hoy es todo descartable lo que se usa. Es ponerme al día para seguir trabajando y tener el contacto con los equipos, uno tiene la necesidad escuchar música y tener un ida y vuelva con la gente. No me considero una persona mediática en este sector, por suerte de esa manera trabajo con una cadena de clientes por el tiempo que hace que estoy y quizás por lo bien que hemos hecho el trabajo. No soy de publicitarme tanto. Yo tengo colegas con los cuales antes me juntaba mucho con ellos, nos lo veo como competencia sino como compañeros y me llevo bien con todos", expresó Andrada.

Al comienzo fue difícil tomar la decisión, según él, de salir y realizar otras actividades sobre oficios que conoce bien: “Cuando esto empezó dejé pasar un mes porque tenía miedo a lo que podía decirse. Tomé la decisión de colgar un cartel en redes sociales que decía ‘Hago mantenimiento de lo que sea’ y si lo hacía antes me hubiesen dicho que me quede en casa. La gente está bombardeada, hay algunos que informan bien y otros tanto que no, generan paranoia. Hay que tener cuidado, hay que ser conscientes y cuidar al otro, llega a un punto, más allá de eso, que uno tiene que comer, y si tengo que lavar una casa, cortar el pasto lo voy hacer, tengo que seguir bancando gastos ya generados mas los impuestos. Si uno no tiene ingreso se le complica y la verdad no se me van a caer los anillos por ir a cortar el pasto, no tengo drama. En casa lo corto como terapia, hay que ponerle el pecho sin dudas", terminó diciendo.

Abel Andrada es otro de los casos que sienten mucho esta situación, como gran parte del país, pero dejó en claro su voluntad y actitud para mirar hacia delante y seguir ganando su moneda a costa de su trabajo. Hoy no puede brillar con la música pero sabe que en un cerrar y abrir de ojos podrá estar en una cabina "tirando magia".

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: